Pruebas demuestran alianza entre políticos corruptos de Zitácuaro

Zitácuaro. – Documentos oficiales ofrecen serios indicios de la mayor red de corrupción que se ha dado en este municipio, a partir de la administración de Juan Carlos Campos Ponce, en complicidad con el actual presidente municipal, Carlos Herrera Tello y algunos ex funcionarios.

La administración de Campos Ponce estuvo plagada de escándalos y denuncias en su contra por la manera “voraz” en que le metieron mano al dinero público. Decenas de ciudadanos y empleados sufrieron los embates del entonces presidente municipal, que siempre negó los hechos, aunque existieran pruebas en su contra.

Ahora, un nuevo documento sale a la luz y se demuestra que la complicidad entre el ex presidente y el actual mandatario municipal, Carlos Herrera Tello, ha sido desde antes que este último fuera alcalde del municipio. Esto tal vez explique el por qué las actuales autoridades no han hecho valer el mandato del Congreso de Michoacán, que determinó la culpabilidad de Campos Ponce en el Juicio Político en su contra.

A pesar de las pruebas, la administración de Herrera Tello ha sido omisa en el castigo al ex mandatario, en el entendimiento que cuando fue candidato la primera vez prometió que iría en contra de los corruptos ex funcionarios, encabezados por Juan Carlos Campos Ponce, que lastimaron gravemente las finanzas del municipio.

El actual gobierno municipal de Zitácuaro, hubiera podido desplegar su capacidad y presionar en materia de procuración de justicia y actuar para sancionar el desvío de recursos públicos, recuperando estos. Sobran las pruebas de la desaparición de millones de pesos que fueron invertidos y captados por unos cuantos funcionarios, amigos y familiares allegados al ex presidente municipal, que daban el inicio de operaciones de “manos limpias” invertidas en empresas fantasmas.

Sin embargo, aunque los funcionarios y ex funcionarios han tratado de dejar el tema en el olvido, existen pruebas que demuestran la complicidad para apropiarse de varios millones de pesos, que pertenecen a los zitacuarenses y que eran “lavados” en aparentes negocios limpios.

Uno de estos “negocios”, fue la compra de un terreno que sería entregado a los elementos de la policía municipal durante la administración 2012-2015, que presidía Juan Carlos Campos Ponce. El dinero, etiquetado por el ya extinto Subsidio para la Seguridad Pública Municipal (SUBSEMUN), se utilizó para que el ayuntamiento adquiriera un predio, muy por encima de su valor real.

Según consta en el acta de cabildo de la sesión ordinaria del ayuntamiento de Zitácuaro Michoacán, de fecha 24 de diciembre de 2012, acta número setenta y seis; el ayuntamiento dio a conocer al pleno del cabildo la intención de comprar un terreno con recursos del SUBSEMUN, que tendría un costo de 10 millones de pesos.

Aunque el tema ya se había tocado en una sesión anterior, en el mes de junio, no fue hasta diciembre que las autoridades decidieron “darle avance” al asunto. Ante el cuestionamiento de varios regidores, entre los que destacaba la participación de Marisela Martínez Cortes, el presidente municipal y Antonio Lazcano Rojas (quien en ese tiempo laboraba en la Dirección de Seguridad Pública), intentaban explicar de qué manera se pagaría el terreno, los cuales aseguraban sería en tres exhibiciones, conforme fuera llegando el recurso del SUBSEMUN.

-Regidora C. Maricela Martínez Cortés: “Yo tengo varias preguntas, ya cada quien la que le toque contestar agarra su parte; primero, con fecha veinte de junio de dos mil doce, en el acta número dos, del Comité de Obra Pública y Adquisiciones, precisamente se trata este tema de la aplicación de este recurso de fecha veinte de junio, ¿porque hasta ahora se pasa al Pleno del Ayuntamiento y con esa premura?”

  -El Presidente Municipal, C.P. Juan Carlos Campos Ponce: “Porque no teníamos la validación completa por parte de SUBSEMUN; es lo que nos pudiera pasar, un ejemplo muy parecido a los terrenos del panteón, no lo podemos adquirir bien sin tener el último documento que nos falta de SUMA, este es igual. Segundo, porque la aplicación de los recursos, los diez millones de pesos no me llegan de golpe, sino van llegando de una forma trimestral”

– ¿Lo depositan?  El Lic. José Antonio Lazcano Rojas: “Es en tres exhibiciones”

Los argumentos eran que el terreno ya contaba con una barda perimetral (aunque tenía algunas fallas) y que sería entregado con los servicios más básicos. Las autoridades de ese entonces decían que se habían visto otras posibilidades de vivienda para los policías, pero no eran viables, ya que el fraccionamiento ubicado en Nicolás Romero no estaba completamente habitado y querían la seguridad de los policías.

“Una del porque inclinarse a este lote, a este fraccionamiento, es porque en una sola zona se establecen los doscientos lotes. En la parte de Nicolás Romero eran dispersos, en varios fraccionamientos, que igual no están poblados”, dijo en su momento Antonio Lazcano.

El acta de Cabildo, que está en poder de El Despertar, señala varias participaciones del pleno en la sesión, que finalmente aprobó la compra del terreno para los policías, dados los argumentos que el presidente municipal Juan Carlos Campos Ponce y Antonio Lazcano Rojas, así como el ex Director de Seguridad Publica, Joaquín Salas Rentería, dieron a los regidores inconformes de que era la opción más viable para el mejoramiento de las condiciones de vida de los elementos policiacos.

SE DA EL FRAUDE

La red de corrupción se destapó cuando se dio a conocer que los vendedores del terreno eran tres socios allegados al ex presidente Campos Ponce. La escritura registrada con el número 00000029, en el tomo 00000996, del Registro Público de la Propiedad, demuestra que el predio que se iba a dar a los policías fue comprado en sociedad por el ahora presidente municipal Carlos Herrera Tello,  Alfredo Vilchis Alvarado, ex candidato de la coalición PRI- Verde Ecologista a la Diputación Local y Alfredo Kuri Mendoza, quien en ese tiempo fungía como tesorero municipal del ayuntamiento de Zitácuaro.

La escritura muestra que fueron adquiridos cuatro lotes, que juntos hacían una superficie aproximada de 35 mil 124 metros cuadrados, ubicados en la tenencia de Coatepec de Morelos. Mismos que tuvieron un valor de 46 mil 715 pesos, en el año 2007; es decir, el terreno que adquirió el ayuntamiento a través del presidente Juan Carlos Campos, no costó ni la centésima parte de lo que fue pagado.

Los documentos demuestran la complicidad entre el ex presidente y sus colaboradores con el actual presidente municipal Carlos Herrera, quienes estaban conscientes que el terreno no era viable para que se construyeran las viviendas, ya que no cumplía con los requerimientos necesarios para una vivienda digna.

El contrato de compra-venta muestra las firmas de Campos Ponce y el ex síndico Fernando Terán Huerta, como compradores, mientras que como vendedores aparecen las rubricas de Carlos Herrera Tello y Alfredo Vichis Alvarado. Obviamente la firma del ex tesorero no aparece.

El fraccionamiento para los policías nunca se realizó, pero tampoco se aclaró el tema del dinero; ya que, durante la gestión de Juan Carlos Campos, aseguró que las escrituras se entregarían antes de su salida. Esto nunca sucedió. Incluso, los policías demandaron en su momento la entrega del terreno, que había sido comprado con el dinero etiquetado por el SUBSEMUN y estaba destinado al progreso de los policías.

A pesar de que, tanto compradores como vendedores sabían que el terreno no cumplía con los requerimientos necesarios, aun así, el ayuntamiento lo adquirió, pero nunca se entregó. El problema quedó en manos del vendedor y ahora presidente municipal para que le diera solución, pero el tema ya no se toca, ha permanecido en el “limbo”, esperando quede en el olvido.

En algún momento los mismos policías indicaron que Herrera Tello les ofreció otro terreno en Pueblo Nuevo, pero la promesa de entrega tampoco se llegó a realizar.

La escritura en posesión de El Despertar, muestra que de los cuatro terrenos que se unieron para hacer uno solo, Alfredo Vilchis era deño del 50 por ciento, mientras que Carlos Herrera y Alfredo Kuri, poseían el 25 por ciento cada uno.

Finalmente los policías no han podido tener la posesión de sus terrenos, de un predio que costó 46 mil 715 pesos y fue adquirido por la administración de Campos Ponce en 10 millones de pesos; y aunque las autoridades piensan que ya los policías olvidaron el tema, no es así y sólo esperan que el actual presidente municipal les dé solución,  ante el temor de que Herrera Tello abandone el cargo como se ha venido manejando y los deje de nueva cuenta sin los terrenos que les corresponden.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *