Realizarán estudio geológico para el rescate del Cacique.

Por:  Marina Vilchis Herrera.

Con base en estudios geológicos, que expertos realizarán en el cerro Cacique, se buscará llevar a cabo acciones que eviten escurrimientos que provoquen deslaves y, al mismo tiempo, contribuyan a la conservación del suelo.

Serán trabajos para conocer la condición de suelos, su composición subterránea, la situación de recarga de los mantos acuíferos y conocer el movimiento de las tierras, poder determinar las estrategias de movimiento de las aguas y del suelo, indicó Víctor Manuel Torres Morales, de la agrupación “Restauración del Cerro Cacique y Ecología Humana”, quién informó que los científicos de un despacho privado ya llevan a cabo los estudios geológicos; sólo que, de momento, lo han hecho a través de mapeo.

Para que haya mayor precisión en el estudio, a principios de agosto estarán en el municipio, a lo largo de una semana, para recorrer el cerro y llevar a cabo las mediciones en el campo. Con los resultados del trabajo que realizan los especialistas se podrán detectar los escurrimientos subterráneos y superficiales que corren por las faltas del Cacique y se conocerá su volumen. De esta forma, se podrán planear acciones para contener las corrientes, como la construcción de presas de gavión, con el mismo material del cerro. De esa forma se prevendrán los deslaves y la erosión del suelo.

Asimismo, se dará paso a la realización de trabajos de conservación de suelos en zonas específicas, para ayudar a recuperar los daños que el cerro ha sufrido en los últimos años. En especial, los del incendio de la pasada temporada de sequía.

En relación a la reforestación, manifestó que se han tenido algunas dificultades, porque hay escasez de planta, por lo que no se ha logrado conseguir suficiente para sembrar en las zonas donde es posible hacerlo.

No obstante, Víctor Torres apuntó que, con trabajos, como los mencionados anteriormente, se le dará la vuelta a la reforestación. Esto, porque a veces las plantaciones no son tan efectivas, porque las plantas, si son pequeñas, son arrastradas por la corriente.

 Por otro lado, son arrancadas por los talamontes y las personas que quieren convertir las zonas arboladas en huertas de aguacate. Por ello es que se plantean estas acciones.

Sin embargo, explicó Torres Morales que, si se buscará la forma de reforestar el cerro. Pero se ha planteado la alternativa de hacerlo a través de la siembra de semilla. Este material sería dispersado por un dron o un helicóptero en las zonas inaccesibles.

La semilla se depositará en el suelo y quizá sea movida por el viento y el agua, pero llegará a una zona propicia en donde se germinará de forma natural y producirá árboles resistentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *