Recaba fondos creador de Papalotzin para terminar su construcción

-Papalotzin (Centro de Cultura para la Conservación de la Mariposa Monarca en México).

Zitácuaro, Mich. El mariposario Papalotzin, fundado por Moisés Acosta Acosta, es el Centro de Cultura para la Conservación de la Mariposa Monarca en México. Desafortunadamente hace año y medio fue incendiado, lo que ha retrasado su apertura al público. Para recabar fondos su director realiza actualmente una campaña.

En entrevista para El Despertar, Moises Acosta Acosta, director de Papalotzin mariposario, explicó en qué consiste esta iniciativa: “La campaña es para recabar fondos, con la finalidad de terminar el proyecto Papalotzin, que actualmente se encuentra en la tercera etapa. Desafortunadamente hace año y medio lo incendiaron, entonces estamos tratando de recabar fondos para terminarlo próximamente”.

“Estamos dando en donativo las pupas, aclaro, no las extraemos de ningún lado, como por ahí dicen que las extraemos de la reserva de la Mariposa Monarca. Todas son nacidas en cautiverio y las estamos dando en adopción, para que la gente observe el ciclo de vida de la Mariposa Monarca, vean cómo nace una mariposa y posteriormente la liberen para que se integre a la vida silvestre”.

El incendio que consumió parte del mariposario ha retrasado su apertura al público en general. “No está abierto al público, pero atendemos a personas que acuden o que nos llaman por teléfono, no está terminado papalotzin al 100 %, pero los atendemos con mucho gusto”.

“Ahorita llevamos 17 pupas entregadas y esperamos dar otras 25 en adopción. Cualquier persona que quiera adoptar una se puede comunicar con nosotros, al teléfono 715 108 15 18 o bien en la página de Facebook papalotzin, pueden solicitarla y nosotros la llevamos a su domicilio”.

Al adoptar la pupa, Moisés Acosta explicó que esta no requiere ningún tipo de cuidado, únicamente estar dentro de un envase de plástico que la protege de los parásitos y algunos depredadores, posteriormente la gente la puede liberar, no requiere absolutamente ningún cuidado. La mariposa nace entre 5 y 7 días después.

Moisés Acosta Acosta  se enamoró de la Mariposa Monarca y está convencido de que es su obligación defenderlas, cuidarlas y conservarlas, “al verlas frágiles, indefensas, tan maltratadas por los turistas, por los seres humanos”.

“Y ahí están, en ese rincón, en una cañada, cerca de un risco, a más cuatro mil kilómetros de las frías llanuras de Estados Unidos y Canadá, vuelan en Papalotzin, parece que felices; son cientos y pronto serán miles. No lo saben, pero son fruto no de un huevo, sino de un sueño, el sueño de Moisés Acosta”. Escribían sobre quien a través de cursos en escuelas busca inculcar la cultura de la protección hacia la mariposa, en niños y jóvenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *