Reportan secundarias violencia, drogadicción y embarazos 

-Secundaria Nicolás Romero implementó talleres a padres de familia.

Por: Gabriel Gómez Rodríguez

H. Zitácuaro, Mich. – Desde violencia escolar, drogadicción y embarazos no deseados, son problemas sociales que se han hecho presentes en escuelas secundarias, un ejemplo ha sido la escuela Nicolás Romero. Aunque no es tema nuevo, lo cierto es que padres de familia y directivos de esa institución han mostrado su preocupación, al grado de que han denunciado algunas conductas anti sociales de estudiantes.

En la presente semana se impartieron talleres para tratar asuntos relacionados al abuso escolar, adicciones y embarazos en adolescentes. Uno de los objetivos es concientizar a padres de familia, para que detecten oportunamente algunas conductas de violencia y que las mismas se puedan revertir.

Fue el auditorio de la escuela donde se dio cabida a los alumnos, padres de familia, directivos, personal de la Guardia Civil e integrantes del programa Prevención del Delito.

Adán Rosales Santillán, director de la secundaria No. 1, entrevistado por “El Despertar”, resaltó la importancia de tratar temas relacionados a drogadicción y maltrato escolar vía redes sociales, entre otros. Las pláticas se hicieron los días 11 y 12 de octubre, con la participación de los alumnos del plantel. 

De igual manera se convocó a los padres de familia el día jueves 13, para hacer labor de concientización.

Alertó que hay personas ajenas a la institución, quienes están a las afueras de la escuela, intentando vender algunas sustancias prohibidas. Dichos sujetos han intentado persuadir a las estudiantes para acompañarlas a sus casas, entre comillas, o bien para subirlas a sus automóviles. Pero que al final pudieran tener oscuras intenciones.

Por su parte, los responsables de la seguridad se comprometieron a realizar rondines continuos afuera de la institución, a fin de evitar futuros delitos.

Cabe mencionar que este jueves se realizó la operación mochila, como parte de las acciones de los talleres de prevención del delito. En esta ocasión se tuvo el apoyo de un canino k9. En esas tareas no se encontró ninguna sustancia tóxica entre el alumnado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: