Rescate de Zitacuarence secuestrado 

-“Fueron los días más terroríficos y más pesados que he pasado en mi vida… sin el acompañamiento de la FGE no habríamos logrado la liberación de mi hermano secuestrado”

-Hermano de joven secuestrado en Zitácuaro, narra el proceso que permitió su liberación y la detención de 5 personas presuntas responsables.

-Tras 12 días cautiva, la víctima fue liberada durante un operativo en la Alcaldía Cuauhtémoc de la CDMX.

Morelia, Mich.- 11 de enero de 2023.- El pasado 27 de diciembre, un joven fue secuestrado en Zitácuaro, sus captores lo mantuvieron cautivo por 12 días en un domicilio de la alcaldía Cuauhtémoc, en la Ciudad de México, y tras un operativo conjunto entre la Fiscalía de Michoacán, la Fiscalía Capitalina, SEMAR, CONASE, SSPC, FAS y la SSC, se logró la liberación de la víctima, así como la detención de 5 personas presuntas implicadas en el hecho. 

Sobre el caso, este medio de comunicación pudo entrevistar al hermano mayor de la persona liberada, quien nos detalló cómo fue que vivieron este proceso y el acompañamiento que recibieron por parte de la Unidad Especializada de Combate al Secuestro (UECS).

El primer contacto que tuvieron los secuestradores con la familia fue precisamente con el entrevistado, a quien comenzaron a llamar de madrugada para establecer los términos para su liberación: “El día 27 de diciembre lo privan de libertad este en Zitácuaro, a partir de ahí me comienzan a hablar por teléfono, yo no contesté, era de madrugada y de un número que no conocía. Después, por medio de un primo me hicieron llegar un mensaje diciéndome que me comunicara, que tenían a mi hermano. A partir de ahí yo comencé a buscar a mi mamá para ver qué está pasando, y pues sí, efectivamente mi hermano no llegaba y él es una persona muy libre, regularmente se la pasa saliendo a mandados o a comprar él ciertas cosas, pero siempre regresa temprano a la casa y en esta ocasión no fue así. Fue un martes, no era como que estuviera en una fiesta.

Fue una noche muy larga, no teníamos noticias de él. No entraban las llamadas a su celular y nadie nos sabía decir donde estaba. Al otro día a las 8 de la mañana recibí una llamada de estas personas diciéndome que tenían a mi hermano, me pidieron cierta cantidad por él y me dijeron que tenía hasta el viernes para darles el dinero. Ese día hablé con mi mamá y decidimos presentar la denuncia, y así fue que acudimos a aquí a la Fiscalía”.

El proceso que vive la familia de un secuestrado está lleno de incertidumbre, al no tener siquiera la certeza de que su ser querido se encuentra vivo. De cómo reaccionar, ¿Qué hacer?, ¿Qué decir?, ¿Cómo hablar? y cómo contestar a las o los delincuentes que en ese momento tienen en sus manos la vida de una persona amada, incluso el mantenerse con cierta tranquilidad se vuelve prácticamente imposible, ante ello el hermano de la víctima nos compartió: 

“Primero me puse en las manos de Dios y confié mucho en Dios y la gente de Fiscalía, que hacen un trabajo espectacular. Te dan mucha confianza desde el momento en que llegas y durante todo el proceso. Te brindan acompañamiento moral, psicológico y médico para asegurarse de que estas bien y de que vas bien. La persona que nos asesoró, además de irme diciendo como llevar la negociación, también me decía “ya es hora de comer y tienes que comer”, “ya es hora de dormir y tienes que dormir”, siempre cuidando que estuviéramos bien, porque al final del día tu cabeza está ocupada en otras cosas y creo yo que, sin esa ayuda, sin ese profesionalismo y sin el compromiso que tienen, no hubiera sido posible poder sobrellevar todos estos días que estuvimos en este proceso”.

La pregunta es más que obligada, como familiar, ¿En algún momento hubo temor por la vida de tu hermano?

“Si claro, las llamadas con esta gente son muy duras y un ser humano común y corriente, como creo que lo somos la mayoría, no estamos preparados para tener ese tipo de llamadas, no es una negociación normal, estás negociando la vida de un ser humano, en este caso un ser humano muy cercano, para mí es mi hermano menor y para mí lo más importante en todo momento era preservar su vida”.

Las investigaciones rindieron frutos, las autoridades ubicaron un inmueble en colonia San Rafael de la Alcaldía Cuauhtémoc, en la Ciudad de México, donde estaría el joven privado de su libertad, de inmediato los elementos de la Fiscalía General del Estado se coordinan con sus homólogos en la capital y apoyados por Fuerzas Federales, en un operativo conjunto, logran la liberación del ofendido y detuvieron a 5 personas presuntas implicadas.

Al cuestionar al entrevistado sobre ¿Qué sintió al recibir la noticia de que su hermano había sido liberado? Nos respondió: “Me regresó el alma al cuerpo, fueron días larguísimos, sin dormir malcomiendo, solo pensando y sobre pensando ¿Por qué? Y la noticia de que ya estaba en manos de la Fiscalía para mí fue la mejor noticia”.

Ahora que ha vuelto tu hermano y que hay 5 detenidos, ¿Qué piensas de las personas que lo secuestraron? 

“Cualquier comentario que te haga no se acerca a lo que ellos se merecen, creo que privar de la libertad a una persona y torturar a su familia es lo peor que le puedes hace a alguien, y a mi gusto, debería haber algo mucho más grave, no el tema de los años de cárcel porque desde la cárcel lo van a seguir haciendo, desafortunadamente se opera muchísimo desde ahí, y es una tortura real para las víctimas directas e indirectas y para las familias en general, a mi gusto es gente que no debería ni respirar”.

Difícilmente algún ciudadano está preparado para hacer frente a un caso de secuestro, sin embargo, al día de hoy la Fiscalía de Michoacán, cuenta con la Unidad Especializada de Combate al Secuestro, misma que de manera integral no solo se encarga de las investigaciones que permitan la liberación de la víctima y la detención de los responsables, sino que se otorga asistencia integral para los familiares y acompañamiento momento a momento, al respecto la persona entrevistada tuvo a bien detallar:

“Para mí el trabajo es como dije hace un rato, es espectacular, la verdad es que no esperaba que fuera tan bueno, si sabía que era bueno, porque es un trabajo muy complementario, para nosotros como víctimas indirectas nos ayudó mucho el acompañamiento del asesor, de los médicos, de los psicólogos… eso de que te vayan asesorando, ayudando a ir sacando toda esa energía y pensamiento negativos que tienes. Que se preocupen por si comiste o no, yo creo que hacen mucho la diferencia, además de contar con el apoyo del personal las 24 horas del día – nunca sabes cuando los vas a necesitar-, para mí es algo muy bueno.

Muchísimas felicidades por el trabajo que hacen, de verdad es algo sorprendente. Hay mucha gente que a lo mejor no confía, me gustaría externarles que hay instituciones que valen mucho la pena y esta es una de ellas, hacen un trabajo muy bueno y lo apego a lo que vivimos nosotros, sin el apoyo de la UECS y sin el trabajo ni la colaboración de todo el equipo, no sé si hubiéramos rescatado a mi hermano, no sé si lo hubiéramos logrado”.

Lamentablemente en México la cultura de la denuncia históricamente dista mucho de niveles óptimos, principalmente por la desconfianza que existe en las autoridades, sin embargo, estamos ante un claro ejemplo de que una denuncia realizada de forma oportuna puede ser la diferencia entre poder regresar o no con vida a un ser querido.

Al respecto, ¿qué le diría usted a los ciudadanos?

“Tengan confianza plena, insisto, el trabajo que hacen es espectacular, es de verdad de orgullo. Son impecables en todo lo que hacen, muy cuidadosos con toda la información, en como te van guiando para llevar todo este proceso. El  acompañamiento que te dan también es muy bueno. 

De verdad confíen, denuncien, porque para mí fueron los días más terroríficos y más pesados que he pasado en mi vida, sin lugar a dudas, pero ellos hicieron la carga más ligera. 

De verdad a toda la población, confíen. Ojalá que no lo necesiten, ojalá que otras instituciones trabajen más duro para tratar de evitar que se comentan este tipo de delitos, pero si se ven en la necesidad, confíen plenamente”.

Sobre el caso en cuestión, el pasado sábado 7 de enero, la Fiscalía de Michoacán informó que “durante una acción operativa implementada en la Ciudad de México, la Fiscalía General del Estado de Michoacán (FGE), en coordinación con la Coordinación Nacional Antisecuestros (CONASE), la Secretaria de Marina (SEMAR), la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) y la Fiscalía Antisecuestro de la Ciudad de México (FAS), rescató a un joven de 22 años, que el pasado mes de diciembre fue privado de su libertad en el municipio de Zitácuaro; cuatro hombres y una mujer fueron detenidos”.

Los detenidos en este secuestro son Sergio “N”, Carlos Alfonso “N”, Carlos Alberto “N”, René Javier “N” y BrisdyYenedi “N”, de 30, 28, 37, 36, 30 y 28 años, respectivamente, todos ellos actualmente se encuentran a disposición de la autoridad competente, en espera de que les sea resuelta su situación jurídica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: