Rezago educativo por confinamiento

-Un porcentaje de niños que estudiaron a distancia tuvieron problemas de aprendizaje.

H. Zitácuaro, Mich. – Para Andrea Guadalupe Coria Ruíz, licenciada en intervención educativa, el retorno a clases a representado algunos problemas educativos, ya que el tomar clases vía internet, frente a una computadora o celular, no cumplió las expectativas. Resaltó que los maestros frente a grupo se han dado cuenta, en estos meses, que el aprendizaje en casa no fue lo que ellos esperaban.

En algunos casos los niños han tenido dificultades, principalmente quienes estuvieron en preescolar y pasaron a primaria. Lo mismo para aquellos que se encontraban en primaria y en la actualidad cursan su educación secundaria.

Consideró que a final de cuentas hay alumnos que han resentido el confinamiento, debido a la pandemia. Esto obligó el cierre de instituciones educativas de todos los niveles y los más afectados fueron los niños de primaria y algunos de secundaria.

Expresó que en la escuela “El Trenecito del Saber”, de la que es directora, se atienden niños y niñas en su proceso de regularización. Así mismo se les apoya a leer y escribir. Próximamente tendrá un taller de aprendizaje con la participación de padres de familia, con el propósito de brindarles estrategias y herramientas para la atención de sus hijos.

La meta es brindar orientación y asesoría, incluye actividades que sirvan para el desarrollo educativo de infantes. La actividad se llevará a cabo entre semana, los días miércoles, jueves y viernes y el propósito es compartir experiencias que sirvan para el mejoramiento del aprendizaje de niños y niñas.

Algunos papás y mamás han visto que este programa ha dado buenos resultados, a tal grado que han pedido que se lleve a cabo en escuelas públicas.

Han expresado los mismos padres de familia que necesitan documentarse más de este tipo de trabajos, porque les proporciona herramientas útiles para atender a sus hijos, quienes están en proceso de enseñanza.

Finalmente indicó que tras el retorno a clases se ha visto a menores que han hecho “rabietas” o berrinches, cuando sus padres los llevan a las escuelas. Tanto de primaria como de secundaria, experimentado temor e inseguridad, debido al confinamiento, tras la pausa escolar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *