Saturado el panteón municipal, es urgente uno nuevo

-Ya se valora donde instalarlo.

Zitácuaro, Mich. La vida útil del panteón municipal San Carlos ha concluido, actualmente se encuentra al 100 % de su capacidad, únicamente se realizan servicios para personas que ya cuentan con un espacio, aunque ya se trabaja en la instalación de un nuevo camposanto.

En entrevista para El Despertar, Refugio Garnica Castillo, administrador del panteón municipal San Carlos, señaló que este ya se encuentra al total de su capacidad, “lo que se ocupa ya es un panteón nuevo, lo intentaron otras administraciones en diferentes terrenos, pero por alguna razón no se pudo concretar”.

El administrador del panteón expresó que en la actual administración ya se tiene contemplado este proyecto, “estamos valorando donde instalar un nuevo panteón municipal”.

Declaró que actualmente la mayoría de las personas que acuden al panteón San Carlos a solicitar el servicio, es porque ya tienen un familiar sepultado ahí, “la ley marca que después de 9 años se puede exhumar el cuerpo. Ahorita lo único que se está haciendo es la reutilización del espacio y la gente que no tiene predio ya no acude a solicitar un predio en el panteón municipal”.

El administrador señaló que la construcción de capillas en el camposanto no ha afectado el terreno y es que hace unos meses algunas tumbas comenzaron a hundirse,  “en realidad se da la forma de mejorar la imagen del panteón, la gente construye sus capillas con la finalidad de tener sus difuntos en mejores condiciones”.

Con respecto a las afectaciones que sufrieron algunas tumbas durante las lluvias que se registraron en el municipio a principios de marzo y sobre la reconstrucción de las mismas, expresó: “Estamos en ese proceso, varias de las tumbas ya se están arreglando. Estamos trabajando de manera conjunta con los familiares; se realizó en varias etapas, la primera fue retirar las ramas y los troncos, ahora estamos reconstruyendo lo que se dañó”.

Varios árboles han caído en las últimas fechas en el cementerio, afectando no solamente las tumbas, también construcciones aledañas, se le preguntó al administrador si contaban con un dictamen de protección civil, ya que aún hay varios árboles que a simple vista lucen muy viejos y se corre el peligro de que caigan. “Ya vinieron por parte de ecología, se hizo el derribo de otros dos árboles y por el momento no se van a tumbar más árboles, porque primero debemos plantar nuevos, que puedan generar sombra a las personas que acuden a visitar a sus difuntos”.

El administrador del cementerio fue enfático al señalar que es urgente un nuevo panteón para Zitácuaro, porque hay mucha gente que no tiene un espacio, “la población día a día va creciendo más y estamos en ese proceso de construir un nuevo panteón municipal”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *