Se ha convertido en monopolio la venta de uniformes en Zitácuaro

*Directivos de escuelas ordenan a padres de familia donde comprarlos.

Zitácuaro, Mich.- El presidente de la Unión Textil del Oriente de Michoacán, Antonio Palma, denunció que hay algunas tiendas que tienen un convenio o “arreglo” con directores de instituciones educativas para que determinadas casas comerciales tengan derecho a la “exclusividad comercial”.

Los establecimientos, en su mayoría de las veces, no son ellos los fabricantes; es decir, no proporcionan fuentes de empleos para los zitacuarenses, sino que acuden a otras ciudades para hacer sus uniformes.

De tal manera que los fabricantes de esta ciudad, que sí generan empleos a las familias locales, no tienen acceso a ese tipo de mercado, explicó el dirigente textilero.

“Veo varias situaciones, una es que todos estamos cansados de la corrupción, las instituciones educativas se corrompen por relaciones con estas casas comerciales y permiten que sólo haya exclusividades”.

“Se esconden modelos, se cambian modelos, que no podamos nosotros tener la certeza de fabricar uniformes cuando no cocemos los modelos, no se nos da preferencia. Se nos cierran varias puertas”, afirmó Antonio Palma.

Es una situación que se vive año con año, por lo que continúa esto como un negocio personal y no como un beneficio para los fabricantes locales. “Deberíamos hacer un análisis de que si estas tiendas están fabricando aquí en Zitácuaro, si verdaderamente la gente vecina de esta ciudad se está beneficiando”.

Así mismo subrayó que son los directivos de las escuelas que se dejan o participan en este tipo de “amañamientos o corruptelas”. Aquí lo que se busca es que sea “el piso parejo para todos”, añadió.

Si algún fabricante local quiere competir, realmente no tiene la certeza, no “tiene el acuerdo o convenio con las escuelas. Situación que se ha presentado muy a menudo, porque cambian uniformes, cambian colores, modelos, diseños”.

Por ello se teme a que se les quede su producción. Esto significa que los directivos se esperan al último momento para dar a conocer a los padres de familia y alumnos el modelo que van a dar; inclusive, las tiendas con convenio ya lo habían hecho con anticipación.

También a menudo se da la situación en la que, los alumnos que utilizaron los uniformes y que ha quedado en buenas condiciones, ya no se vuelven a usar, por el simple hecho de que se lo quieren donar a un familiar o amigo y ya no se puede, porque ya cambiaron el modelo y no les permiten el ingreso a sus escuelas.

Consideró el líder textilero que “debemos de basar más la educación, no en marcas de uniformes, colores o diseños bonitos, sino en principios, valores, formación de los chavos. Porque si no traes tal color de uniforme, de tal tienda, no vas aprender. Debemos basarnos en otras cosas, creo que el uniforme es secundario. Fomentar más la educación en valores”.

“Las escuelas grandes de Zitácuaro manejan un número importante de alumnos y por consecuencia un número importante de ventas en uniformes. Aquí el problema es que esa venta se la deja una o dos tiendas aquí en la región. Los demás fabricantes nos quedamos solo con algunas escuelas rurales o las orillas, pero no podemos tener acceso a las principales escuelas de aquí, de la ciudad”, puntualizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: