Se impuso la corrupción y las palancas en la Secundaria tres

-Comité de padres de familia continuará con su lucha.

Zitácuaro, Mich. Tras 15 días de permanecer cerrada la Escuela Secundaria Federal Rafael Ramírez Castañeda, el día jueves fue reabierta por autoridades escolares y municipales, ante el descontento del comité de padres de familia, quienes decidieron tomar la escuela ante la falta de rendición de cuentas por parte del director Nicolás Arreola García y una serie de anomalías que se suscitaban al interior del plantel.

Tras varios intentos y luego de que se conformó otro grupo de padres de familia, encabezado por el hermano de un maestro de la misma institución, quienes en un primer momento apoyaron la toma y que repentinamente cambiaron de parecer (inclusive madres de familia decían que sus esposos tenían pistolas), los miembros del comité de padres de familia que fue reelegido por los mismos jefes de familia a principios del ciclo escolar, decidieron abrir la escuela, para evitar lo que las autoridades querían: que se enfrentaran padres de familia contra padres de familia.

Visiblemente molestos y desconcertados, el comité de padres de familia no entendía la postura de las autoridades, que el día jueves a temprana hora acudieron a la institución, acompañados de la policía municipal, inclusive el supervisor escolar de la zona 11, Eloy Archundia, quien durante todo el conflicto permaneció al margen, se presentó en el plantel ese día.

Con pocos alumnos y luego de dirigir un breve mensaje el supervisor, donde explicó cómo se llevaría a cabo la investigación por parte de la Secretaria de Educación en el Estado, maestros y alumnos ingresaron a los salones de clases. Esta situación no convenció a muchos padres de familia, en especial a quienes han padecido la problemática por más de 10 años.

Ellos relatan que las semanas laborales en la Secundaria Tres son de tan sólo de tres días, “por lo regular jueves y viernes no hay clases, los maestros sólo dicen que van a tener junta y suspenden clases y entre semana a la hora que se les antoja dejan sin clases a los alumnos. Mi nieto hay días que llega a las nueve o diez de la mañana, porque ya se suspendieron las clases o porque los maestros que le tocaban no iban a ir a dar clases”.

“Esto es una porquería, se comprueba la complicidad que existe entre el director con los de la presidencia y estos a su vez con las personas de la SEE de Morelia. No puede ser posible que hayan permitido que esto pasara y hoy vengan a reabrir la escuela sin haber investigado las denuncias y las quejas que existen en derechos humanos contra los profesores que agredieron a la maestra”, expresó una madre de familia a este semanario.

Madres, cuyos hijos este año saldrán de la secundaria, explicaron que esperaran a ver como salen sus hijos, “pero que conociendo a los maestros y a las autoridades, los primeros sólo cambiaran su actitud durante unos días y las autoridades no investigarán nada, aun cuando hay pruebas suficientes y el director  no ha entregado cuentas a la sociedad de padres de familia desde hace dos años”.

Por su parte tutores o padres de familia de jóvenes que cursan primero o segundo año, informaron que pase lo que pase, cambiarán a sus hijos de escuela,  “¿Con que confianza enviaremos a nuestros hijos? ¿Para que maestros que fueron capaces de golpear a una maestra sean quienes les den clases?”.

El comité de padres de familia informó que continuarán con su lucha para lograr que el director entregue cuentas de los últimos dos años, que la SEE realice una investigación a detalle de las irregularidades que se han denunciado, como son: peleas dentro de la institución, problemas de alcoholismo y tabaquismo, jovencitas que se cortan las piernas o las manos, ausentismo laboral por parte de algunos profesores y la remoción del director de la secundaria, lo que consideraron hubiera evitado todo este conflicto.

Para finalizar lamentaron el accionar de las autoridades, que actuaron hasta que el comité de padres de familia tomó la determinación de cerrar las puertas de la institución, “antes no nos atendieron, solo nos engañaron, primero mandaron personal del sindicato, luego supuestos miembros de la SEE, todo fue con la finalidad de dividirnos, hasta conformar un grupo antagónico y promover la confrontación”.

Así concluye una problemática que dio inicio hace casi un mes, cuando la profesora de educación física fue agredida a golpes por una decena de sus compañeros docentes, todo ante la mirada de los alumnos. Posteriormente la dirección del plantel suspendió una semana las clases, siguió el periodo vacacional, la semana pasada reinicio el ciclo escolar y fue hasta el día jueves, casi un mes después, que la SEE se presentó en la Escuela Secundaria Federal Rafael Ramírez Castañeda, “la 3”.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *