Se lucra con la salud, el cáncer es curable

Afirma Gerardo Rodríguez, especialista en medicina tradicional.

-Farmacéuticas aniquila y destruye la economía de las familias.

Por: Gabriel Gómez Rodríguez

H. Zitácuaro, Mich. – Gerardo Rodríguez García, profesional de la herbolaria o medicina tradicional, afirma que el cáncer es curable. Sin embargo, se sigue lucrando con estas enfermedades que representan un impacto social y económico, porque el paciente requiere hospitalización y tratamientos médicos especiales, como quimioterapias.

Explicó que, por ejemplo, las consultas son costosas, acudir a un oncólogo, quien se especializa en el diagnóstico y tratamiento del cáncer. Luego hay que utilizar las radiaciones, pero ese procedimiento no solo mata las células malas, también las buenas.

En cambio, la herbolaria, que consiste en tratamientos terapéuticos, curativos o de prevención, es lo más fabuloso,porque va curando célula por célula y el cuerpo humano selecciona las células buenas y las malas.

Así mismo, la medicina tradicional regenera las células y en el caso de que una persona se le detecte cáncer de mama, se restituye el tejido y la paciente no requiere intervención quirúrgica.

El beneficio es económico y mental, ya que las familias que están en este tipo de situaciones, incluso han puesto en venta sus propiedades para poder subsistir, además han acudido a bancos para pedir prestado.

Sostuvo que los seres humanos tienen que acudir a la naturaleza para encontrar en ella la cura o prevención a las enfermedades, pues el entorno natural es el mejor laboratorio del planeta. Eso se puede ejemplificar con los rayos solares, oxígeno, tierra y agua, y los productos del campo para beneficiar a la persona.

“La salud viene de la naturaleza, es lo que debemos saber y entender. También que hay que pararle a ese negocio de las farmacéuticas, porque nos están aniquilando. Nos están destruyendo nuestra economía, salud, familia y medio ambiente”, manifestó Rodríguez García.

Actualmente las farmacias producen los agroquímicos y luego se contaminan las aguas, los ríos y las tierras. Si no se utilizaran los agroquímicos o fertilizantes, que son venenos, se tendría un medio ambiente saludable.

Los plaguicidas erosionan la tierra, esto significa que mata la micro biótica de la tierra, por ello la misma ya no produce,por el exceso de estos productos.

Como vivimos en una tierra productiva en la región oriente, es importante que cada familia produzca sus propios cultivos, como cilantro, aguacate, jitomate, por citar algunos ejemplos. Sumado a que muchos tienen espacio, además saben producir. Al convertirse una persona en productora se mejora su economía.

Finalmente recomendó utilizar la Artemisia annua, que es también conocida como Ajenjo Dulce o Ajenjo Chino, la científica e investigadora Tu Yoyou recibió el premio nobel de medicina 2015. El descubrimiento lo hizo en 1969, utilizando la Artemisia, tratamiento contra la malaria que ha salvado a millones de vidas en el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: