Se niega Fiscalía a entregar cuerpo de una persona a sus familiares

Zitácuaro. – Una madre de familia denunció que la Fiscalía se ha negado a entregar el cuerpo de su hijo a pesar de que ya lo identificó y está plenamente comprobado que se trata de su familiar. El cuerpo supuestamente fue recuperado por personal militar y policías estatales.

La información trascendió luego de un comunicado oficial por parte de las autoridades correspondientes, donde anunciaban que Militares y policías interceptaron una camioneta que llevaba personas armadas, dos lesionados y un cadáver en la localidad de Dos Aguas, municipio de Aguililla.

Tras haber difundido esta información en los medios de comunicación, la madre del ahora occiso se comunicó con este medio para informar que existían demasiadas irregularidades en la investigación realizada por la Fiscalía y la forma en que fue tratada por los Ministerios Públicos de diferentes municipios de la Tierra Caliente, en donde hizo un peregrinar hasta encontrar a su hijo.

Originaria del estado de Jalisco, la mujer detalla que por medio de una llamada anónima fue que se enteró que su hijo había fallecido. En esa llamada le informaban que buscara en los SEMEFOS de Michoacán a su vástago, ya que lo habían matado. Sin más explicaciones le colgaron y al intentar regresar la llamada le fue imposible, ya que el número se encontraba fuera de servicio.

Durante la entrevista, la madre de finado explica que desde la llamada anónima ha vivido un verdadero calvario; ya que, además de la pena por perder a su hijo, tiene que vivir la burocracia y la indolencia de las fiscalías regionales ubicadas en los municipios de la Tierra caliente, donde la inseguridad es el pan de cada día.

La afligida madre narró como recorrió gran parte de la zona sur y la capital de Michoacán para localizar el cuerpo de su hijo. En un tema un tanto enredoso se establece que el boletín fue emitido el martes 11 de junio; sin embargo, los hechos ocurrieron desde el viernes siete del mismo mes, de acuerdo a la información de la afectada, quien agrega que en las Fiscalías de Tepalcatepec y Apatzingán cometieron muchos errores, debido a que no esperaron a que el cuerpo fuera reclamado por algún familiar.

Pero el esfuerzo de la afligida madre por recuperar el cuerpo de su hijo, es complicado; ya que las Fiscalías se han encargado de enredar todo el asunto, en lugar de darle movilidad, y en un trámite que debería ser sencillo, se han negado a entregar el cuerpo del finado a sus familiares, debido a un “protocolo” que las autoridades manejan. Por ello, hasta conseguir informes de su finado hijo fue difícil, ya que el “protocolo” les impedía dar cualquier tipo de información.

No obstante, de no recibir ninguna información ni ayuda por parte de los Fiscales y Ministerios Públicos de Tepalcatepec, Apatzingán, Coalcomán y Aguililla, la mujer logró enterarse de que el cuerpo de su hijo estaba en Coalcomán. Al llegar y preguntar le informaron que efectivamente el cuerpo de su hijo había sido recuperado en Aguililla, trasladado a Tepalcatepec y sepultado en Coalcomán.

Es decir, el cuerpo recorrió al menos tres municipios, ya que según expusieron a la mujer, en Apatzingán y el resto de los municipios cercanos no hay modo de conservar los cuerpos, por ello es que deciden sepultarlos en la fosa común. La respuesta sorprendió a la mujer, quien solicitó le entregaran los restos de su hijo; pero obtuvo negativas, ya que según el Ministerio Público de Coalcomán le dijo que la carpeta de investigación estaba en Tepalcatepec, por lo tanto, sería difícil recuperar el cuerpo.

Ante ello, la madre del occiso decidió acudir a la Comisión Estatal de Derechos Humanos para presentar su queja y solicitar ayuda, de nueva cuenta la mujer encontró una prohibición de auxilio. En la dependencia “encargada de proteger los derechos humanos” le negaron el apoyo y la protección solicitada, argumentando que era un proceso legal de la policía y las autoridades, destacando que no podían ayudarla debido a eso.

Al ver la negativa de todas las autoridades michoacanas y ante la desesperación que la afligía, optó por buscar la ayuda de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México; sin embargo, al no ser su jurisdicción sólo emitieron una recomendación a su similar de Michoacán, hasta el momento nada ha pasado y le siguen dando negativas.

La mujer no pide otra cosa que ser escuchada por las autoridades para que le entreguen el cuerpo de su hijo y darle cristiana sepultura, así como que la CEDH le brinde la protección e intervenga para que la carpeta de investigación se levante en la capital michoacana y no en Tepalcatepec, ya que teme por su integridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *