Se privilegió en el pasado obras de relumbrón

Se privilegió en el pasado obras de relumbrón

-Antonio Ixtláhuac recibe una administración endeudada y con diversos problemas sociales.

H. Zitácuaro, Mich. – Omar Ávila Mejía, vecino de esta ciudad, afirmó que en el pasado reciente se privilegiaron obras faraónicas y de relumbrón, a la mancha urbana y a las comunidades rurales se les dejó en el abandono. Al hacer un análisis sobre los cuatro meses de gestión del alcalde Juan Antonio Ixtláhuac Orihuela, subrayó que es un presidente con experiencia, dado que ya fue alcalde en esta ciudad.

Pero, además, recibe una administración complicada, dado que él mismo reconoce que ha tenido un sobre endeudamiento, que le dejó el gobierno pasado.

También en Zitácuaro uno de los principales problemas es la inseguridad, aunque no es un asunto exclusivo del municipio, ya que está presente en todo el país.

Resaltó que una de las cuestiones positivas del gobierno de Antonio Ixtláhuac, es la intención o el querer poner orden en los diferentes problemas que aquejan al municipio.

Llega también con compromisos políticos que cumplir, dado que llegó al poder por una Alianza entre los diferentes partidos. Poniendo a personas con el perfil requerido dentro de su equipo de colaboradores.

Aconsejó al presidente municipal deslindarse de algunas responsabilidades, generadas más allá de los compromisos políticos. Debería de haber acciones sobre los abusos de los recursos públicos.

Ávila Mejía indicó que existe una irresponsabilidad de quien dirige el organismo operador de agua potable, quien maneja los recursos públicos, dado que se perdió un millón de pesos.

Agregó que se debe hacer una investigación y tomar las acciones necesarias, tanto en el ramo administrativo, como penal.

Al ser cuestionado sobre el asfaltado que se está poniendo en algunas vialidades de esta ciudad, expresó que es totalmente innecesario.

Agregó que este tipo de obras no tiene ninguna viabilidad técnica, lo que calificó como realidad y opinión emitida por algunos arquitectos e ingenieros, que él mismo comparte.

“En el pasado se privilegiaron obras faraónicas, de relumbrón. Lo que se traduce en que se dejó a la mancha urbana abandonada, así como a las comunidades, de obras de beneficio social, como es el empedrado de una calle, arreglo de banquetas, entre otros ejemplos”.

“Fuera de las avenidas, que fueron de relumbrón, todo lo demás es caos”, sostuvo Ávila Mejía.

A las autoridades municipales les deseo que les vaya bien, ya que, yéndole bien a ellos, a los zitacuarenses también les irá bien.

Por otro lado, se refirió a que la pandemia que se ha vivido en México ha cambiado la forma de convivencia, lo que también es importante no parar la economía, la cual ha sido afectada de manera considerable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *