Sigue en pésimas condiciones el rastro municipal

Zitácuaro. – A casi cuatro meses de que se diera la concesión del rastro municipal, este sigue en pésimas condiciones y no se le han modificado ni modernizado las instalaciones. Tal y como lo habían asegurado las autoridades municipales. Mismas que cedieron la administración a una asociación de manera engañosa.

Como se recordará, casi a principios de noviembre del año pasado, las autoridades municipales hicieron la entrega oficial de la administración y las instalaciones del matadero municipal a la “Asociación J. Ascensión Orihuela Carmona”, a pesar de que existe un litigio de impugnación para definir la situación legal de la entrega.

El proceso jurídico comenzó luego de que se detectaran varias irregularidades que violentaban la convocatoria, principalmente en el inciso “b” de la misma. En su momento varios ex regidores dieron a conocer la manera fraudulenta que la actual administración utilizó para beneficiar a la mencionada asociación.

Sin embargo, a pesar de las denuncias públicas de los ex regidores, los documentos que probaban las irregularidades y el proceso legal a que está sujeto, el 9 de noviembre el Secretario del Ayuntamiento hizo entrega de las instalaciones del rastro.

Durante la entrevista, el encargado de la política interna del ayuntamiento reconoció que las condiciones del rastro eran deplorables y que había que mejorarlas a la brevedad para que los zitacuarenses tuvieran un rastro de primer nivel. Por ello expuso que el ayuntamiento había decidido ceder la administración del lugar a una empresa privada.

Admitió también que, aunque el rastro estaba dado en comodato, el responsable directo seguía siendo el ayuntamiento de Zitácuaro, toda vez que así lo establece la Constitución Mexicana en su artículo 115. Pero que ahora la responsabilidad de invertir recursos económicos en las mejoras de las instalaciones e infraestructura, quedaban a cargo de la “Asociación J. Ascensión Orihuela Carmona”.

En ese contexto, fue claro al afirmar que, si la mencionada agrupación no cumplía con las condiciones del comodato, las autoridades les podían retirar la concesión sin ningún problema, al ser el ayuntamiento el responsable del rastro.

Es así que a cuatro meses de que se entregó el matadero, este no ha tenido ningún cambio; por el contrario, ya existen quejas por diversos problemas internos que se han dado. La queja principal se basa en la posible corrupción que se da al interior del lugar, toda vez que los ganaderos denunciaron que ahora se les tiene que pagar no solo a la administración, también a los matadores que cobran 100 pesos por animal, si la matanza se hace fuera del horario establecido y otra cantidad al médico veterinario, que también se lleva una tajada por dejar entrar los animales al inmueble.

Pero otro problema que enfrentan los que llegan a matar los animales, es que los recibos que entregan no tienen RFC, tal y como debe de suceder, toda vez que se supone es un recibo oficial de una Asociación bien establecida. Algunos de los entrevistados explicaron que esto es un verdadero problema, ya que necesitan comprobar sus gastos y al no estar registrados es una pérdida económica que no pueden deducir, sin contar que en varias ocasiones el formato de los recibos ha cambiado, desde que inició la administración a la que se le dio en comodato.

Pero el asunto sigue igual con las instalaciones, ya que los representantes de la agrupación que tiene a su cargo la responsabilidad de la administración y mejora del rastro, habían dicho que en breve los cambios se verían y que los servicios e infraestructura se iban a modernizar en poco tiempo, ya que se le iban a invertir 10 millones de pesos. Esto no ha sucedido.

A cuatro meses las cosas no han cambiado y las autoridades no han ejercido el derecho de retirar la concesión, tal como lo declaró el Secretario del Ayuntamiento, Santiago Jiménez Vaca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *