Sin acatar medidas sanitarias en Zitácuaro.

Por: Marina Vilchis Herrera.

Encargados de filtros fueron retirados, todo queda bajo la responsabilidad de los ciudadanos.

 Zitácuaro, Mich.- Los ciudadanos de Zitácuaro siguen sin acatar las medidas indicadas por la autoridad estatal y municipal. Este inicio de semana muchos acudieron a realizar sus actividades cotidianas y pocos tomaron en cuenta medidas de protección, como el uso del cubrebocas. Lo anterior a pesar de que el gobernador del Estado, Silvano Aureoles Conejo, ordenó el confinamiento obligatorio para contener el Coronavirus en la entidad.

En cuanto a Zitácuaro, ya se han confirmado los dos primeros casos de coronavirus, en dos mujeres de 33 y 34 años de edad. Así lo confirmó la noche de este domingo el presidente municipal, Hugo Alberto Hernández Suárez, en transmisión en vivo. Durante su mensaje además anunció otras medidas más radicales para obligar a ciudadanos a que se queden en su casa, también el cierre de negocios cuya actividad no sea esencial. En su momento manifestó que, aquella persona que se le encontrara en la calle sin realizar alguna actividad importante, sería remitida a la barandilla por una falta administrativa.

Sin embargo, el centro de la ciudad desde las primeras horas del día registró la presencia de cientos de ciudadanos de todas las edades, así se pudo constatar mediante un recorrido por los mercados, instituciones bancarias y tiendas de autoservicio.

En los filtros instalados para controlar el acceso de personas al primer cuadro de la ciudad sólo algunos ciudadanos se lavaban las manos, otros pasaban sin hacerlo. Al inicio nada más un elemento de seguridad pública era el responsable de estos espacios, no se tenía la presencia de la Guardia Nacional, como se había anunciado la semana pasada.

A medio día todos los encargados de los filtros fueron retirados de los sitios establecidos, algunos de ellos comentaron de manera informal que las instrucciones eran realizar su trabajo normal y que el lavado de manos, ingreso de menores y uso de cubrebocas quedaba bajo la responsabilidad de los propios zitacuarenses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *