Sin calidad moral quiénes aspiran a nuevos puestos 

Una gota de poder los ha vuelto locos.

Por: Gabriel Gómez Rodríguez

H. Zitácuaro, Mich. – Quiénes aspiran a nuevos cargos públicos deberán someterse a un sondeo ciudadano “y si lo llegaran hacer, encontrarán el rechazo social”, afirmó Carlos García Díaz, vecino de esta población. Quien agregó que se vislumbran tiempos de cambios, “ya todos los políticos y funcionarios empiezan hacer planes a futuro, pero se les olvida por qué y cómo llegaron”.

“Muchos no tuvieron acercamiento con la ciudadanía, ni con los partidos que los postularon, ni tampoco logros tangibles”. 

Sin duda que diciembre trae consigo tristezas, amarguras y sueños no realizados, incluso gente que partió físicamente en los últimos tiempos. Siempre al finalizar el año es importante hacer un balance de lo que se hizo y lo que no se concretó.

Antes de pensar estas personas en sus futuros proyectos políticos, deberían de ponerse a reflexionar en los beneficios que hicieron a la ciudadanía, pero sería como platicar en el desierto, expuso. “Que le preguntaran a la gente si están de acuerdo con su trabajo, en todo lo que hicieron y se vería que poco a poco se les caerían las máscaras”.

“Son los mismo de siempre, los que han vivido al amparo del poder. Dales una gotita de poder y se vuelven locos”, expresó.

Antes de aspirar a un nuevo cargo, es necesario que consulten a los mismos partidos que los postularon al espacio público que ostentan. “Muchos dirán, ahora como no me dan aquí, me voy con el de enfrente”.

“Eso se llama falta de ética, de principios, de moral, para quienes tienen hambre de poder, pero el chiste es llegar a la meta a como dé lugar”.

Insistió Carlos García en darle la voz al pueblo, “que le pregunten a la ciudadanía, pero no a toda la bola de lamebotas que andan con ellos”. Debe haber una especie de sondeo o consulta para saber si pueden o no deben volver a aspirar a un nuevo cargo público o de elección popular.

Esto sería una cualidad de un servidor público, consultar a la gente, pero la clase política carece de principios y valores. 

Quienes hacen festivales, exposiciones y eventos, dan pan y circo al pueblo, sin embargo, se olvidan de las necesidades apremiantes. Pero los que se han dedicado a rodear a la autoridad, lo hacen para echarle flores, apapacharlos, hablarbien de ellos, es el mismo grupito.

El poder envilece, entorpece y crea una nube, donde se creen superiores a los demás. El poder se debe ejercer para ayudar a la ciudadanía, principalmente a las clases más vulnerables, puntualizó García Díaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: