Sordos, comunidad invisible

Existe poca inclusión de ellos y generalmente no se les presta atención.

Importante aprender lenguaje de señas en escuelas y hogares.

Por: Gabriel Gómez Rodríguez

H. Zitácuaro, Mich. – Elizabeth Rodríguez Arroyo, presidenta de la Asociación “Mis manos hablan para ayudar”, sostuvo que la comunidad de personas con discapacidad auditiva permanece en la invisibilidad. Por lo que considera importante crear una cultura de concientización, ya que predomina la discriminación hacia las personas sordas.

Explicó que en la gran mayoría de las instituciones educativas se tiene muy poca información sobre su inclusión y se carece de un intérprete de lenguas. Para que la persona pueda tener acceso a la información que se está teniendo al interior del aula.

Son muchas las necesidades, por ello la importancia de saber cuántas personas hay en este municipio y luego es vital generarles espacios. Áreas donde las personas sordas y las familias puedan aprender el lenguaje de señas.

Es necesario también que las autoridades municipales, maestros y sociedad en general tengan ese conocimiento.

La invitación la hizo extensiva a maestros, futuros pedagogos y docentes de todas las universidades del municipio, para que desde este momento empiecen a aprender este idioma y se brinde una atención de calidad a las personas sordas.

A la brevedad se estarán dando a conocer a los medios cuáles son las acciones que, como asociación altruista, estarán realizando.

Así mismo, se refirió a que la empatía es un valor sumamente importante, “significa darnos la oportunidad de conocer al otro, saber sus emociones, su sentir, para que la persona se sienta amada y respetada”.

Se está viviendo una época en la que muchas personas están con sus celulares y a veces se pierden pequeños detalles,como es la convivencia personal cercana con la familia. El lado positivo de la tecnología, es que este lenguaje es visual, entonces existen muchas aplicaciones que permiten el aprendizaje del sistema de lenguas mexicana.

Por ejemplo, se tienen algunos referentes, alumnos del Instituto Tecnológico de Zitácuaro han venido trabajando estos esquemas.

Rodríguez Arroyo es licenciada en pedagogía, está estudiando el doctorado en ciencias de la educación, es intérprete del idioma de señas. Su amor por la comunidad nace porque su hermana tiene esa discapacidad auditiva y así nació el proyecto de poder ayudar a más personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: