Subsiste zitacuarense en condiciones difíciles  

Sufre de insuficiencia renal y tiene que practicarse hemodiálisis dos veces por semana.

Por: Gabriel Gómez Rodríguez

H. Zitácuaro, Mich. – Miguel Ángel Tapia, tiene 25 años de edad, sufre de insuficiencia renal en etapa 5. Entrevistado por “El Despertar”, reconoce que padece los estragos de esta enfermedad, la cual no le permite trabajar como cualquier persona normal.

Al observar a otras personas con este mismo padecimiento, cuando tiene medicamento en sus manos, no duda en apoyar de manera altruista.

A Miguel Ángel le detectaron insuficiencia renal desde 3 meses y medio, está siguiendo el tratamiento de hemodiálisis. Informó que no ha tenido apoyo del gobierno y que no lucra con su propia enfermedad, todos los gastos corren por la familia y de algunas personas que le han ayudado.

De esos tres meses a la fecha, su vida ha sido muy complicada, ya que requiere de mil doscientos pesos por sesión y necesita dos tratamientos de hemodiálisis por semana. Aparte utiliza eritropoyetina, un medicamento empleado para ayudar a los pacientes con insuficiencia renal y síntomas de anemia.

Algunas personas le han ayudado a conseguir esas inyecciones, entre ellas Mary Carmen Bernal y Julia Suárez, entre otros. En cambio, cuando acudió al DIF municipal no encontró apoyo. Por su parte, el presidente municipal le aportó la cantidad de 500 pesos en dos ocasiones.

Ha tenido muchas complicaciones, se le vino la anemia y en ocasiones tarda hasta 3 días sin comer, ello le ha provocado pérdida de peso. Sus síntomas son mareo, cansancio y debilidad, a lo que se suma que también tiene toxinas en su cerebro. Debido a lo anterior ha convulsionado en ocasiones.

Cuando debe salir a la calle, tiene que estar acompañado de alguien, para que le apoye en caso de que sufra mareo o que llegue a convulsionar.

Afirma que antes de su padecimiento podía hacer una y mil cosas. Ahora se siente, y está, imposibilitado. Ello le origina estrés mental y frustración emocional.

“Ahorita que me detectaron eso, ya no puedo echarme para atrás. La verdad la hemos pasado mal… Mi familia y mis hermanos la hemos pasado mal, porque me han pasado cosas que nunca me había imaginado. Me han llevado casi medio muerto al hospital, a urgencias, por lo mismo”.

“Son cosas que se vienen, y ni modo, tenemos que afrontarlocomo familia y esto nos pesa demasiado, porque te da impotencia. Mi mamá tiene 65 años, imagínate, ella padece osteoporosis y no puede hacer más de lo que está haciendo.Mis hermanos también se han desgastado, ellos también tienen su familia”.

Finalmente reconoce que, aunque no cuenta con recursos económicos, tiene la idea de que Dios le va proveer de lo que requiera. Siempre está con el ánimo de no dejarse caer mentalmente. Ha viajado a Ciudad Hidalgo, Tuxpan y hasta Toluca para conseguir insumos y medicamentos.

Este es el número de cuenta de Miguel Ángel: 1533005300, la clave interbancaria es: 012537015330053008, Banco Bancomer. Por si alguien está interesado en apoyarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: