Talamontes salen de cárceles en pocas horas y reinciden 

Vecino de Nicolás Romero denunció que infractores son detenidos, pero en unas cuantas horas o al día siguienteson liberados, después vuelven a infringir la ley forestal.

Por: Gabriel Gómez Rodríguez

H. Zitácuaro, Mich. – Predomina la deforestación en bosques de Nicolás Romero, las leyes están vigentes, pero no se aplican. Afirmó Darío García de la Paz, secretario del comisariado de bienes comunales de esa comunidad indígena, perteneciente al municipio de Zitácuaro.

Manifestó que ha habido detenciones a personas que hacen cambio de uso de suelo y que extraen madera de manera ilegal, pero, a las pocas horas, quizás al día siguiente, ya están en sus hogares como si nada hubiese pasado.

“La ley es bien clara y en el caso de Zitácuaro se han hecho muchas denuncias por estos problemas, tala ilegal y cambio de uso de suelo”. Agregó que el alcalde del municipio ha expresado que esos asuntos no son de su competencia.

Desde su perspectiva, la ley forestal obliga a los municipios a estar al pendiente de los peligros hacia el medio ambiente y estar en coordinación con otras instancias, ya sea del estado y de la federación.

García de la Paz manifestó que pudiera haber lazos de amistad, lo que significa que no se quiere “agarrar al toro por los cuernos”.

“Es un tema muy fuerte que estamos viviendo, pero no se le da la atención que se le debe dar. Por eso debemos hacer un frente con la sociedad, para poder exigirle a la autoridad que tiene que hacer su papel”, manifestó.

Expuso que, quienes viven en las comunidades, ya sea en los campos y bosques, conocen la problemática que se padecedía con día.

Tales afectaciones dañan al medio ambiente y eso tendrá sus repercusiones, como el sobrecalentamiento global. De hecho, persisten sequías prolongadas en algunas zonas de México.

En el caso del territorio mexicano se dan estos fenómenos en la parte norte y esto se traduce en que hay pérdidas de las cosechas, como granos básicos.

Al referirse a la región oriente de Michoacán, subrayó que debido al aprovechamiento irracional por la mano del hombre se han padecido plagas de gran intensidad. El cambio climático ha llegado a Zitácuaro, por ejemplo, en noviembre estaba lloviendo, cuando este fenómeno no se daba en épocas pasadas.

Hay frutas que se producen en el campo o en los bosques y que anteriormente se daban en los meses de mayo y junio, sin embargo, ahora se cosechan en el período de diciembre.

Expuso que hay amenazas ambientales que repercuten en el ser humano, por lo que es importante informar a la ciudadanía dónde hay riesgos latentes.

García de la Paz fue uno de los asistentes al taller participativo intermunicipal para el fortalecimiento de capacidades ambientales región oriente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: