Terrorismo fiscal, entrega de requerimientos del ayuntamiento de Zitácuaro

-Son ilegales y pareciera que buscan recaudar recursos para la campaña.

Zitácuaro, Mich.- Un contribuyente del municipio recibió durante la semana un requerimiento por parte de la administración municipal para pagar los derechos por el refrendo anual de una perpetuidad en el panteón San Carlos. Sin embargo, a decir de un abogado, dicha acción es ilegal y el ayuntamiento incurre en un “terrorismo fiscal”.

El requerimiento emitido por el tesorero municipal, Bernardo Razo Dorantes, fechado el día 10 de abril, pero entregado hasta el 23 del mismo mes, solicita el pago por obligaciones incumplidas de refrendo anual de perpetuidad de una fosa, en el panteón municipal San Carlos.

El contribuyente es “apercibido”  que deberá pagar en un plazo de 6 días hábiles, en caso de no hacerlo se aplicarán sanciones de carácter administrativo más severas.

En el desglose del adeudo, el requerimiento establece cuatro conceptos: impuesto actualizado, 287 pesos con 51 centavos; recargos: 5 pesos con 75 centavos; multas: 80 pesos con 60 centavos y gastos de ejecución 11 pesos con 22 centavos. El contribuyente únicamente adeuda el año 2018.

Además, durante varios años en la oficina de ingresos públicos municipales le realizaron el cobro tanto a él como a otra persona y al acudir a reclamar la situación la respuesta fue que no podían reembolsar, ni acumular los pagos para años posteriores.

Entrevistado al respecto, el abogado Joel Vera Terrazas, indicó que dichos requerimientos emitidos por la tesorería municipal son ilegales, pues no cumplen con las formalidades que establece la legislación, considerando el hecho como “terrorismo fiscal”.

Señaló que los requerimientos se deben entregar de manera personal; es decir, a la persona que tiene el adeudo. De no encontrarse en el domicilio, el notificador debe preguntar cuando es posible entregar directamente el requerimiento y en caso de acudir una segunda ocasión y no encontrar a la persona, entonces si dejarlo en la vivienda, pero haciendo la anotación correspondiente.

“En esta caso el contribuyente se encuentra al corriente en su pago, entonces esto se presta a malas interpretaciones, porque estamos en tiempos electorales y pudiera tratarse de medidas recaudatorias para las campañas”.

Destacó que el contribuyente puede acudir a presentar una queja ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, pues violaron el debido proceso, al notificar de esa manera.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *