Tiradero clandestino aparece a un costado del Jardín del Arte

Tiradero clandestino aparece a un costado del Jardín del Arte

-Se encuentra afueras del Colegio Lumena, a unos cuantos metros del Jardín de Arte y el Templo Getzemaní, entre las calles de Benedicto López y Allende.

H. Zitácuaro, Mich. – Afuera del Colegio Lumena, ubicado en la calle de Benedicto López, se pueden observar imágenes devastadoras de la falta de cultura para depositar adecuadamente desechos o basura. La escena es típica, se ha convertido en cotidiana, todos los días vecinos irresponsables abandonan la basura en esa vialidad.

Ese lugar precisamente es el paso de cientos de transeúntes, así como conductores, que ya les parece “normal” el abandono de basura en la vía pública.

En algunas ocasiones se deja la basura en bolsas negras y amarradas, en otras simplemente se puede apreciar que la avientan, como si ese lugar se tratara de un tiradero o depósito de desechos.

En un registro de visitas que ha hecho “El Despertar”, se obtuvo constancia de que esta vialidad ha sido ensuciada en su imagen, de manera permanente, a diario. A los responsables no les ha importado los daños y afectaciones a la institución formadora de valores y principios. Tampoco que se encuentre a un costado del llamado Jardín de Arte, ni que se vea mal y que de las bolsas se desprendan malos olores.

Esas conductas pocas veces han sido denunciadas, lo cierto, es que el camión recolector de la basura pasa a diario, desconociendo si quiénes abandonan la basura en la banqueta y la calle paguen una cuota o simplemente se hayan olvidado de cumplir su responsabilidad ciudadana.

Incluso, a espaldas de la escuela primaria Eva Sámano de López Mateos, hay una imagen similar, hay un negocio de legumbres donde todos los días también dejan bolsas de basura. Se encuentra frente al negocio Ofir, de bebidas embotelladas.

Lo que refleja la irresponsabilidad de parte de algunos ciudadanos o encargados de negocios, ya sean comerciantes, amas de casa o particulares.

El abandono de basura demuestra falta de cultura cívica de ciudadanos poco cuidadosos y responsables del manejo adecuado de los desechos sólidos.

Esta escena se repite también en algunos predios que se encuentran, en apariencia, abandonados por sus propietarios, lo cual aprovechan personas para tirar escombros, como tierra, basura, incluso animales muertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *