UNA GOTIA DE ECOLOGIA

UNA GOTIA DE ECOLOGIA

Por: Víctor Verde

Plásticos y micro plásticos amenazan la salud

Agradecido con ustedes por estar al pendiente de esta sección, les deseo un 20022 lleno de salud y bendiciones y convencido que emprenderán una acción a favor de la salud del planeta y de nuestro entorno cercano y a favor de todos nosotros y de las generaciones venideras.

Entremos en materia con el encabezado de hoy: los micros plásticos…

Desde su invención, a principios del siglo XX, los plásticos han ido ganando terreno en todo el mundo y todas las disciplinas que usted piense, al convertirse en el producto más termoestable y más económico, sin embargo, su alta durabilidad lo hace menos reciclable. Debido a esta situación, estamos rodeados de plásticos hasta el interior de nuestro mismo organismo, debido a que se encuentra también en el agua que bebemos y con la que preparamos nuestros alimentos, así como la ropa y el calzado que usamos diariamente.

Investigadores alemanes aseguran que los impactos en los suelos, sedimentos y agua dulce y de los mares podrán tener un efecto negativo a largo plazo en los ecosistemas. Los científicos estiman que la contaminación por los microplasticos es entre 4 y 23 veces más alta que la oceánica. Claro, dependiendo del sitio de comparación.

El estudio arroja que un tercio de todos los residuos plásticos termina en suelos o agua dulce. La mayor parte de este plástico se desintegra en partículas de menos de 5 milímetros, y estas se descomponen aún más, hasta llegar a ser nanoparticulas (menos de 0.1 micrómetros de tamaño), el problema es que estas piezas microscópicas están entrando en la cadena alimenticia.

Otro factor de contaminación explica este estudio, es el residual, ya que las aguas y lodos residuales contaminados por microplasticos, alcanzan de un 80 a 90% de fibras de prendas de vestir y otros microplasticos y el problema reside en que estos lodos se utilizan como fertilizantes en los cultivos, lo que determina que nuestros suelos y alimentos los contienen.

Más sorpresas. -Algo que pareciera inalcanzable, es que en el garrafón del agua aparezcan micro plásticos. Así como lo lee, pues un estudio realizado por Orb Media, organización sin fines de lucro, en Washington D.C. analizó 159 muestras de agua de garrafón. Para garantizar la solidez del estudio se tomaron muestras en diferentes países de 5 continentes. De todas las muestras recabadas, el 83% contenía microplasticos. No hay explicación de cómo llegaron estas fibras a los garrafones y la hipótesis es que pudo haber sido por el viento.

También ingresan al sistema de drenajes a partir del lavado de ropa. Cada ciclo de lavado de una lavadora puede liberar al medio ambiente hasta 700 mil fibras. Aun no se sabe que implicaciones tiene para la salud humana, pero expertos temen que estas fibras pueden contener toxinas como una especie de puente entre sustancias químicas peligrosas del agua y el cuerpo humano.
Una de las fuentes principales de contaminación es la mano del hombre, y muy probablemente el vehículo de traslado es la ropa. Las fibras de acrílico, nylon, expandex y poliéster se desprenden cada vez que lavamos nuestra ropa. Son llevadas a las plantas de tratamiento y al medio ambiente.
Ya estaremos documentando más adelante este artículo y ya sabe usted que los plásticos no son ni serán nuestros aliados de la conservación.

Recuerden que: VIVR BIEN, ES VIVIR EN ARMONIA CON TODO LO QUE NOS RODEA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *