Vuelven a rescatar a anciana que vivía entre la basura

Zitácuaro, Mich.- Por segunda ocasión, María del Carmen Santana Díaz, es rescatada de su hogar bajo un montón de escombro, basura, ratas y cucarachas. Ya hace algunos años Carmelita vivía en circunstancias similares en su hogar, ubicado sobre la calle de Moctezuma oriente 97.

En aquel entonces vecinos y autoridades habían removido sus cosas, como ropa vieja, trastes, plásticos, con el propósito de limpiar su terreno y edificar una pequeña casa. Fue así que encontraron su pequeño tesoro, bolsas y botes de dinero, producto de las limosnas que recogía junto a su padre, que era invidente.

Carmelita, como cariñosamente se le conoce, años más tarde fue entrevistada por “El Despertar”, en enero de 2016. Ella se encontraba tomando sus alimentos en las instalaciones del DIF municipal, institución precisamente a la que acusó que no le había regresado su dinero, cuando le recogieron sus limosnas.

Carmelita, en su juventud, había renunciado al matrimonio; ya que, la prioridad fue siempre permanecer al lado de su padre Evaristo, por ello nunca se casó. Además era huérfana de madre desde muy pequeña.

Carmen  Santana caminaba al lado de su padre y la gente de manera altruista les donaba alimentos o incluso dinero. Fue así que ambos acumularon una pequeña riqueza, que después personas llenas de codicia y crueldad les habrían arrebatado.

En esta segunda ocasión Carmelita fue visitada y de igual manera se encontró que vivía completamente en el abandono, su casa se encontraba inundada de basura, ratas, cucarachas y hasta bolsas de comida que se le habían echado a perder.

Fue hecha la invitación para hacerle el aseso en su casa y los asistentes sacaron decenas y decenas de bolsas de basura, entre ellas miles de botellas que ella aparentemente pretendía vender. De igual manera se le descubrió a Carmelita una infección en todo su cuerpo, por lo cual tuvo que ser llevada en primera instancia con un médico particular y posteriormente internada en el Hospital Regional.

En las redes sociales se invitó a hacer una colecta económica para solicitar ropa y medicamentos e incluso se abrió un número de cuenta en el Banco HSBC (6362794862) a nombre de Olivia Hernández Reyes.

Actualmente Carmelita se encuentra resguardada en el inmueble ubicado sobre la calle de Morelos norte 43, en el lugar llamado “Compartiendo Bendición”. Ahí permanece las 24 horas y un grupo de mujeres de manera altruista le brindan aseo personal, le dan su alimentación y están al tanto de lo que necesite.

Por parte del comedor para personas de la tercera edad, “Compartiendo Bendición”, también se solicitó un colchón individual, colchas, sábanas y ropa en buena estado. Durante la estancia de Carmelita en el hospital se aprovechó para limpiar, desinfectar y pintar su casa, con el propósito de que cuando regrese a su domicilio pueda encontrar un hogar cálido y diferente a como vivía antes. Ahora se espera no vuelva a sufrir el abandono, pese a que no tiene familia, pero sí gente noble y de buen corazón.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *