“Ya me tienen hasta la madre”: Elemento de Tránsito a ciudadano

Denuncian choferes abusos de los elementos de Tránsito en la Avenida Revolución

Zitácuaro, Mich., a 18 de abril del 2017.- Durante la presente semana se incrementaron las quejas ante la Visitaduria Regional de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos contra elementos de tránsito, en distintos hechos. A un ciudadano un elemento de la corporación le manifestó estar “hasta la madre”. Mientras que choferes del servicio público denunciaron que los oficiales encargados de agilizar la vialidad, aprovechan la obra de Avenida Revolución para infraccionarlos.

Primeramente un comerciante de este municipio interpuso queja en contra de dos elementos de tránsito que viajaban a bordo de la patrulla con número económico 3181, quienes el pasado miércoles, de forma prepotente y grosera, lo infraccionaron por estacionarse sobre un paso peatonal, en la esquina que conforman las calles de Pueblita y Moctezuma.

En su relatoría el comerciante narró que cuando arribó el elemento de tránsito y le manifestó que le levantaría una infracción, él le pidió que lo disculpara y le diera la atención, que sólo habían sido unos minutos los que se estacionó, pero que ya se iba a retirar.

En ese momento descendió de la patrulla el otro elemento, quien le dijo al comerciante “ya dale los papeles chingada madre. Ustedes siempre nos agarran de sus pendejos, ya nos tienen hasta la madre. Ustedes, pinches chilangos, hacen lo que quieren con sus leyes, pero aquí en Michoacán son otras pinches leyes”.

El comerciante, al sentirse agredido por la forma en que se expresaba el oficial de tránsito, refirió que le pidió que no se dirigiera a él de esa manera. “Dame tus papeles o si no voy a llamar a la grúa y te voy a llevar detenido 36 horas por agredirnos”.

El quejoso le preguntó al tránsito que ¿cómo se llevaría su camioneta al corralón, si traía producto perecedero? La respuesta del oficial, siempre en tono grosero, fue: “yo me he llevado de aquí trailers, camionetas bien llenas de aguacate y me vale madres”. El otro elemento de tránsito explicó al ciudadano que así hablaban ellos, allá en Huetamo. “Esa es nuestra forma de hablar y no es ofender”.

El comerciante les refirió, a los oficiales, que acudiría con sus superiores a quejarse y a interponer una queja en derechos humanos, a lo que uno de los elementos respondió: “Pues ve a tus pinches derechos humanos, yo me los paso por los huevos. Quiero ver que vayas allá con tus pinches derechos humanos”.

En entrevista al respecto Octavio Peñaloza Chávez, visitador auxiliar de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, señaló que los oficiales de tránsito cometieron abuso de autoridad al faltar al respeto a la ciudadanía y conducirse de manera incorrecta, al no quererse identificar y expresarse mal de las instituciones.

Peñaloza Chávez resaltó que la legalidad o no, de la infracción, se debe determinar en su momento, pero no es la forma como los elementos de tránsito se deben conducir hacia cualquier ciudadano. Comentó que las conductas denunciadas por los ciudadanos, contra elementos de tránsito, son por faltas de respeto y prepotencia.

El visitador auxiliar consideró que el desempeño y las actitudes de los elementos de tránsito dejan mucho que desear, “quienes tienen el contacto directo con la gente, tienen muchas quejas de parte de la ciudadanía por sus actuaciones”.

Relacionado con el tema de las quejas en contra de elementos de tránsito municipal, el visitador auxiliar dio a conocer la denuncia que realizaron ante la visitaduria Choferes del servicio público de la ciudad, de la modalidad de taxis, quienes fueron infraccionados por estacionarse en lugares prohibidos, sobre la Avenida Revolución.

“Se detienen (taxis) a bajar pasaje y como no hay espacio por la obra que se está realizando, los tránsitos los infraccionan. Tal fue el caso de un chofer que se detuvo pasando la calle Hidalgo a descargar pasaje, cuando un elemento de tránsito se acercó y le dijo que estaba haciéndolo en un lugar prohibido para ascenso y descenso de pasaje, pero en el lugar no hay señalización de prohibido estacionarse y además esto se debe a las obras que se realizan en la avenida”.

Los choferes, en un par de quejas que interpusieron, señalan que no es culpa de ellos que únicamente este en funcionamiento un carril de la avenida y es su obligación detenerse si una persona les hace la parada, pues es un servicio itinerante; caso contrario a lo que sucede con las combis, quienes si tienen un lugar establecido para el ascenso y descenso del pasaje.

Los choferes consideran que se actúa de manera irregular por parte de los elementos de tránsito municipal, al aprovecharse que la avenida Revolución esta en remodelación. También se quejaron de que las boletas de infracción que les entregaron no están debidamente fundadas y motivadas de conformidad con el reglamento de seguridad pública, tránsito y vialidad del municipio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *