Los millones que Michoacán le ‘dejó’ a Alfredo Castillo Cervantes

Los millones que Michoacán le ‘dejó’ a Alfredo Castillo Cervantes

Por: Esteban Patricio M.

El paso de Alfredo Castillo Cervantes como Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, no sólo dejó marcado al estado, sino también al revés. Aunque las consecuencias de eso ya llegaron al ex funcionario. Autoridades federales dieron a conocer una sanción para el que fuera conocido como el “virrey” de michoacán, en el periodo de gobierno que inició Fausto Vallejo Figueroa y que terminó Salvador Jara Guerrero. No podrá ejercer cargos públicos durante una semana, y esto tiene su origen precisamente en Michoacán.

Apenas, en recientes ediciones de El Despertar, se había rememorado la labor de este funcionario enviado por el gobierno federal, entonces encabezado por Enrique Peña Nieto, al mencionar su participación en el desarme de las autodefensas michoacanas.

LLEGADA A MICHOACÁN

Fue el 15 de enero de 2014 cuando Castillo Cervantes fue presentado como Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral en el estado de Michoacán. La figura inicialmente fue presentada como una representación del gobierno federal en la entidad, para mejorar la colaboración del gobierno de México con el Michoacano.

Pero al paso de los meses Castillo Cervantes llegó a tener mayor protagonismo en el devenir de la entidad que el propio Fausto Vallejo Figueroa, que dos años atrás (2012), finalmente había logrado su objetivo de llegar a la gubernatura de Michoacán.

Su papel en diversos temas, como el de las autodefensas michoacanas, la seguridad pública y programas de desarrollo social le hicieron  acreedor al mote de “virrey”. Más aún cuando un Vallejo Figueroa visiblemente mermado de salud y en medio de la controversia por la situación de su hijo mayor, relacionado al crimen organizado, anunció su renuncia al cargo.

Con el visto bueno de Castillo Cervantes, el ex rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo llegó a la gubernatura y durante varios meses ambos personajes fueron quiénes decidieron el destino del estado.

Pero, Castillo Cervantes poco a poco dejó de verse en los últimos meses de 2014 y fue para el jueves 22 de enero de 2015 que de manera oficial se anunció la desaparición de esa comisión que encabezaba Castillo Cervantes.

EL PRINCIPIO DE SU FIN

En enero de 2014, cuando el presidente Enrique Peña Nieto creó aquella comisión mediante un decreto, Castillo pasó de ejercer un presupuesto de 21 millones, asignado a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), del que en ese momento era titular, a decidir sobre un presupuesto de 118 millones 63 mil 183 pesos.

Pero esos recursos asignados a la Comisión dirigida por Castillo Cervantes, para su misión de detener la guerra entre el crimen organizado y los grupos de autodefensas, no estaban incluidos en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2014, aprobado por la Cámara de Diputados, pues dicho organismo fue creado en enero, cuando ya se habían designado los recursos.

Por lo tanto, el ejecutivo federal adecuó el presupuesto de la Secretaría de Gobernación, entonces encabezada por Miguel Ángel Osorio Chong, pues de ella dependía dicha Comisión, para dotarlo del financiamiento necesario para emprender los trabajos de restablecimiento del orden en la entidad.

Para esa misión Castillo Cervantes tenía amplias facultades en Michoacán, ya que tenía la coordinación de todas las autoridades federales, estatales y municipales para recuperar la seguridad en el estado. Por eso hubo una alta asignación de recursos económicos.

Sin embargo, de los 118 millones 63 mil 183 pesos de presupuesto asignado para la Comisión en el 2014, la mayor parte: 114 millones 577 mil 999, fue destinada al pago de servicios personales; es decir, sueldos, y sólo 3 millones 491 mil 206 fueron destinados a gastos de operación.

SU SIGUIENTE “PECADILLO”

Fue nombrado titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), en donde se desempeñó hasta el final del sexenio, en 2018.

Pero en la revisión de su manejo de recursos en esa dependencia, la Auditoría Superior de la Federación encontró que el Comité Olímpico Mexicano administró “de manera ociosa” 114 millones de pesos de recursos federales en una cuenta bancaria, así como obras no concluidas y comprobaciones de gastos de las federaciones deportivas entregadas de manera extemporánea.

Además en 2016 se detectó que los recursos que la Conade entregó a las federaciones de triatlón, de vela y ecuestre, fueron traspasados a una cuenta bancaria desconocida y que estas federaciones mezclaron recursos federales por 13.9 millones de pesos de tres convenios, con otros recursos, y presentaron de forma extemporánea la comprobación de ese dinero.

EL RESULTADO

El pasado 27 de enero de 2021 la Auditoría Superior de la Federación dio a conocer en un comunicado que “tras un exhaustivo procedimiento de responsabilidades” se determinó imponer la inhabilitación por 10 años para desempeñar empleos, cargos o comisiones en el servicio público.

La sanción se impuso porque “faltó a la verdad” en las declaraciones patrimoniales que debía hacer cada año, con base en el artículo 8 de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Público.

Esa ley establecía la obligatoriedad de presentar con oportunidad y veracidad las declaraciones de situación patrimonial.

Pero entre 2014, año en el que estuvo en Michoacán como comisionado, y hasta 2016, Castillo Cervantes omitió declarar seis cuentas bancarias a su nombre y el de su cónyuge, en las que en total tenían más de 18 millones 300 mil pesos.

            Tendrán que pasar 10 años para que el  “virrey” pueda ocupar de nueva cuenta un cargo público. La atención para algunos ahora es sobre Salvador Jara Guerrero, que también tenía investigaciones sobre sí por irregularidades financieras de su gobierno estatal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *