No solo se le quemó el auto. Se quemó los pies. (Política en lo oscurito)

No sólo se le quemó el auto. Se quemó los pies.

Don Cedano se da miedo a sí mismo, es un profeta, se sale de lo convencional, es un maestrazo, es un chingón, es una piola… no hay adjetivos domingueros que lo puedan expresar, de lo bueno que es, debe tener pacto con los de arriba, los que tienen el origen y destino de la vida, como para que las moiras le digan por cual rueca están trozando hilos… esas loquillas que le guiñen el ojo a Don Cedano, que les sonríe pudoroso, y se dedica a hacer sus vaticinios, es cierto, la semana pasada lo recordábamos como bueno, por la desgracia del Juez de Colima, hoy lo encumbramos como un chingonazo, si no lo creen, lean sus artículos viejos, aquí mismo, en El Despertar.

 Les decía que la violencia, al ritmo que llevaba, no tardaría en llegar a niveles del poder muy altos, y ya les dieron su probadita, el atentado contra Omar García Harfuch no es cosa menor, y menos aún que fue en el centro económico, político y judicial por excelencia, gracias a los dioses o penates a los que se ha encomendado García Harfuch no murió, y que bueno, de muertes estamos hasta el gorro, pero nos debe dejar una enseñanza enorme, hay que combatir al crimen.

 Cierto es que señalan que congelan cuentas al narco para dejarlos sin recursos, a sabiendas que ellos tienen caja chica en la ingente cantidad de ingresos libres de impuestos producto de extorsiones, pero no se combate frontal. Don Cedano les vuelve a recomendar, señalar, decir, informar, vaticinar, que si no se toma este atentado como una advertencia de alto nivel y actúan como lo que son, “los que tienen como encargo ejercer poder y justicia”, les llegará más arriba. Ya quedan pocos niveles por escalar, ya es muy fácil dilucidar a donde van. Sabemos que todas las autoridades menores ya están rendidas al poder del dinero o muerte, pero aún no lo están las mayores, como el ejército o la Marina, y si ya no existe la marina por decreto avísenme.

 Les decía que esas autoridades mayores aún no están descompuestas, tendrán sus negritos en el arroz, como todo en la vida, pero siguen teniendo respeto, y de seguro tendrán policías fuertes y muy maduras en sus trabajos de investigación y reacción, como lo es la que comanda Harfuch, ejemplo de eficacia, y que podría estar tocando fibras muy sensibles al poder oscuro. Desde luego tiene que agradecer a que el organizador del atentado mandó a personas que desconocían las rutas de escape en la Ciudad de México y por esa ignorancia cayeron rápido.

Así a San Péjele le llueve, diría que, sobre mojado, pero su plumaje no es de esos, él ni suda, ni se acongoja.

 Lo que Don Cedano recomienda a todos los funcionarios metidos en menesteres mayores con la delincuencia, o los que la combaten frontalmente, que se cuiden, que fortalezcan su aparato de seguridad, la austeridad no trabaja de la mano con la defensa de la vida. San Péjele congruente como es a su discurso de decir una cosa y hacer otra, podría decir que no necesita más protección, y protegerse ya, el pueblo bueno y sabio está abriendo los ojos, y empieza a repelar, quizá sean 30 millones de seguidores, pero hay 90 millones que no, si fuese lineal esa cifra.

 Lo cierto de todo, es que todos los funcionarios más mediáticos y con mayores intereses en el narco, ya sea metidos en él, como señalan hoy a García Luna, como los que lo combaten, deben reforzar sus escoltas.

 San Péjele aún no ha mandado alguna señal que nos indique que va a tomar acciones contundentes, su discurso populista sigue vigente, “abrazos, no balazos”. Le festejamos a Harfuch que no se haya bajado a calmarlos y a animarlos a ir por el camino del bien, a lo mejor esos no son seguidores de San Péjele y no les importa el discurso. Eso sí, sus mamás deben estar molestas, ojalá y los chancleen.

 Les decía Don Cedano, San Péjele no da el discurso matador, ese que nos señale que ahora si va a actuar, de manera más eficaz. Eso de congelar cuentas al narco sí ayuda, pero no soluciona el problema, sólo se lo traslada a la gente menuda que tiene que sufrir más violencia, pues los delincuentes sacan recursos de donde sea para cubrir sus faltantes. Mientras la población sigue a la deriva, sorteando a la epidemia, a los cafres, a Hacienda, al vecino que tira basura y al Narco. Así que ya le llegaron a la capital señor presidente, ya le prendieron fuego a sus pies, no deje que crezca, que en los medios señalan que tienen en la mira a más personal de su gabinete, a Marcelo Ebrard, a Santiago Nieto y a Alfonso Durazo, los tienen bajo amenaza.

 Anteriormente podría Don Cedano decir de broma “para que sientan lo que siente el pueblo menudo”, pero no, la cosa ya es seria, ya no es cuestión de sí les pegan arriba para que experimenten en carne propia, Don Cedano, no quiere que la violencia escale más, debería haber paz, las culpas del pasado ya son sólo eso: “pasado”. El presente está cada día más complicado, la semana pasada reportábamos que el país estaba incendiado, la violencia había escalado, y el nivel de altura era el Juez Federal en Colima, mientras el centro y norte ardía, las acciones de contrapeso no se notaban, parece que sólo se limita el gobierno a ser mero espectador y a señalar que son guerras internas.

 Lo que no quiere ver es que esas guerras están acabando con la juventud, las están ahora sí, induciendo al crimen, más por qué no hay consecuencias. Ejemplos hay muchos, la mamá del Marro, el papá del Marro: libres, y eso que en los medios se les acusaba de ser operadores financieros. Esperemos, por el amor de dios, que no vaya San Péjele a Santa Rosa de Lima a comer y a besarle la mano a la mamá del Marro para darle envidia a la mamá o abuelita de Ovidio y se nos derrame la melcocha.

 Les decía que la juventud se nos está echando a perder y es gracias a los límites de justicia que la autoridad ha abierto, si no hay justicia, si el crimen no paga ¿Qué te detiene a delinquir? Evidentemente la incongruencia estriba en que a la gente menuda si los puedes intimidar, ya sea un vendedor ambulante que puede caer en el frescobote por vender sin permiso, pero no un delincuente que comete el no grave delito de portar armas, o los poderosos delincuentes que no pagan impuestos por la falta de ingresos.

Contra los que incendian al país, Don Cedano festeja pues a la vida de Harfuch y a sus acciones a favor de la justicia, lamenta las muertes producto del atentado, ninguna debería de haber sucedido, pero ya están allí, lamenta las miles de muertes que suceden por negligencia o por inacción, ya saben, aquel que no hace nada o deja de hacer hace mucho también. Si San Péjele ve corrupción en la liberación de la mamá del Marro, que actúe y de golpe, rápido, no sólo se queje.

El discurso meloso no es funcional, se requiere asertividad en las acciones de justicia; que limpie por completo el sistema judicial, si hay corrupción, que castigue a los corruptos y que se alinee al sistema a la ley, que tapen los recovecos y los socorridos mal armados expedientes, que contrate personas expertas y de moral recta y proba y que los cuide, nada de austeridad en la defensa de la justicia y la vida, y ya nada de austeridad en el cuidar a sus funcionarios destacados en temas delicados, y para él, que ya deje el discurso de austeridad en sus viajes, que vaya protegido, si quiere cambiarle el nombre de la guardia presidencial que lo cambie, pero que se proteja.

 Hayamos votado por él o no, es la envestidura la que respetamos, no la lengua del que la trae. Esa, mediante presión mediática, tiene que ajustarse al sentir del otro pueblo que no está de acuerdo con él. Hasta en los libros de tercero de primaria, me consta porqué hice tarea, les enseñan a los niños a negociar, los enseñan a resolver conflictos, debería leerlos San Péjele y empezar a actuar en consecuencia.

 Las señales de que hay inconformidad no deben ser desdeñadas. Si bien no son las marchas multitudinarias a favor que tenía por allá del 2018, son marchas al fin, y sabemos por sociología que la clase media no es muy afecta a esas muestras de descontento, usan más la tecnología. Pero si les llega por allí algún revolucionario caído, a más que sienta que sus intereses van a ser afectados, las marchas podrían hacerse más numerosas y más intensas, porqué los llamados revolucionarios antaño eran personajes apartidistas y combatidores de todo lo que fuese acción de gobierno, atendían sólo demandas populares y si San Péjele no se ha enterado, la clase media es mayoría, le pueden dar un susto un día de estos y si a eso le suman los resentidos que fueron destetados, más los desilusionados, más el dinero que tienen los ricos que no pertenecen a la 4T, hay buen caldo de cultivo para una nueva revolución, ja…

Dejemos de darles ideas, lo que le quiere decir Don Cedano, es que ya actué contra la violencia con firmeza o les va a brincar la pulga en otro lado y no queremos ser pitonisos de desgracias, queremos ver a un México pujante gracias al trabajo de todos, no a la repartición de dinero con fines electorales, que se creen empresas con malditos ricos, pero que den trabajo y les den la oportunidad a los jóvenes de desarrollarse plenamente. No importa que sean los ricos protegidos por San Péjele, la igualdad de ingresos sólo podría hacerse en una comuna y México no está preparado para ello, ni para asumir ideologías como la cubana.

 Los mexicanos quieren progreso y ganarse sus recursos, quieren que los dejen trabajar en paz, los impuestos los pagan dobles muchas veces, al gobierno de facto y al gobierno federal, eso ya no es novedad, San Péjele trae la lumbre en los pies, o zapatea o se le quema el teatro, no importa que represente una escena ante Trump de sobajación, que traiga empleos e inversión, si duda de la moralidad de los contratos y cree que hay corrupción que la combata, no que las espante. Los discursos de nueva conquista ya no van, son sólo negocios, y tiene la posibilidad de poner las reglas del juego, que las ponga y que jueguen a su ritmo, pero que no deje de invertir, que no deje de hacer un México progresista.

 Allí si no es conservador Don Cedano, al fin que la educación ya se está convirtiendo en una nueva forma de libertad, en la escuela te enseñan lo que debes, en la internet aprendes lo que quieres, en la escuela interactúas, en la internet socializas, vienen nuevas formas de ver la vida, no las perdamos por una ideología retrograda. Don Cedano dixit.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *