SINOPSIS POLITICA

                                                                                 SINOPSIS POLITICA

                                                                       Por: J. Salatiel Arroyo Zamora

                                                         LEGALIDAD FRENTE A LA IRRACIONALIDAD

No me arrepiento de haber votado por AMLO, sigo convencido de que Meade y Ricardo Anaya serían peores. Aunque, la pura lección de arrebatar la presidencia de la república al PRI y a su sempiterno aliado el PAN, valió la pena. Además del desahogo por la asfixiante corrupción, petulancia e insolencia, que ya hartaban. Disminuyendo, al mismo tiempo, la amenaza de una violenta explosión social. Ya que, la furia colectiva contenida se desfogó por la vía electoral y la esperanzadora promesa de una “Cuarta Transformación”.

 Pero, el que no me arrepienta de haber votado por AMLO, no significa que estoy de acuerdo con sus disparates e incumplimiento de sus ofertas electorales. Tampoco quiere decir que conserve intactas las esperanzas de un cambio positivo, ni que me niegue a la realidad objetiva, esa que millones de mexicanos padecen, con un mandatario que más parecido tiene a comediante, que a estadista.

 Esa situación que se enfrenta cada día, con una creciente inseguridad y violencia, con récords históricos en cifras de ejecutados, extorsiones, desempleo, drogadicción y jóvenes parásitos, mantenidos con las contribuciones de una clase emprendedora golpeada y disminuida que, aparte, debe pagar doble tributación… pero como los pobres representan más votos, hay que convertir en miserables a todos los que se pueda, así serán muchos más los que dependerán de las migajas del gobierno que, por dichas limosnas, se convertirán en incondicionales. Pero eso, en sí no es malo, si la gente está contenta y lo disfruta. Aunque, ese “bienestar” tenga su origen en la confusión entre lo bueno y lo malo, así como en la descomposición de los valores.

 Insisto, todo lo anterior está bien, si la mayoría de la población es masoquista y lo avala. Pero, en una democracia también las minorías cuentan y se les respeta, y el nuestro es un país republicano y de instituciones, no hay que olvidarlo. Y, por más legitimado por el sufragio que se encuentre un régimen, no se trata de una monarquía. Aunque tenga sometido al poder legislativo, intimidado al poder judicial y amenazadas a las instituciones, siempre debe prevalecer el estado de derecho y el respeto irrestricto a la ley, especialmente por parte de la autoridad. Si no es así ¿Con que calidad moral se podría exigir a la población civil acate las normas legales?

                                                 JUSTA LA DECISIÓN DEL TRIBUNAL ELECTORAL FEDERAL

 El fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, al avalar la decisión del INE, de quitar de manera definitiva las candidaturas a Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón Orozco, aspirantes de Morena a las gubernaturas de Guerrero y Michoacán, respectivamente, no sólo se trata de veredictos apegados a la legalidad, también son actos de justicia y de reivindicación política, social y ética. Pero, especial y particularmente, una lección a la arrogancia y exhorto tácito a no apartarse del camino que marcan las leyes, por muy poderosos que se crean ser y petulantes con el estado de derecho, cuando el orden jurídico no conviene a sus caprichos.

 Es verdad que, tanto Raúl Morón como Félix Salgado, tienen derecho a ser votados. Así lo establece nuestra Carta Magna. Pero también la población tiene garantías y ellos la obligación de someterse al imperio de la ley, respetar las reglas del “juego”, sobre todo cuando se trata de transparencia y rendición de cuentas, en un partido y un régimen que pretenden y alardean transformar todo lo negativo del pasado, por lo mejor del presente y el futuro. Porque, si se hace un comparativo, respecto a que es más importante, sí el respeto a una garantía individual para participar en una campaña como candidato o el derecho de la sociedad a que se transparenten los recursaos aplicados en precampaña. Obviamente es de mayor peso lo segundo. Es por esa razón jurídica que el fallo de la mayoría de Magistrados (especialistas en derecho), fue en ese sentido.

 No se trata de revanchismos, como se pretende hacer creer. Tampoco el INE, ni el Tribunal son culpables de la irresponsabilidad de los aspirantes políticos, que no presentaron en tiempo y forma sus informes de los gastos de precampaña. Más bien dicha omisión los describe cual son: sujetos arrogantes, que desprecian las leyes, que antes habían jurado cumplir y hacer cumplir. Pues ambos ya habían ocupado cargos de elección popular y uno de ellos participó incluso legislando la ley que ultrajó.

                                             MORENA PARTICIPA CON EL PERFIL MENOS COMPETITIVO

 Pareciera que las elites nacional y estatal de Morena están haciendo todo lo posible para que su partido pierda en Michoacán. Primero hicieron creer a la militancia que la selección de candidato a gobernador sería a través del método de la encuesta, más tarde se descubriría que se trató de una artimaña de Los Cárdenas y Leonel Godoy para impedir que Cristóbal Arias Solís conquistara la gubernatura de Michoacán e impusieron a Raúl Morón.

 Como la farsa de la encuesta (que no hicieron), les funcionó, repitieron la misma táctica para designar a los candidatos a presidentes municipales. Resultando ganadores reconocidos priistas, como Juan Carlos Orihuela Tello, en Zitácuaro; Lucía González Salinas, de Tuzantla, quien ni siquiera se inscribió para participar en la consulta y por tales motivos rechazó dicha nominación. Así mismo, para corregir algunos “errores”, en materia de equidad de género, se impuso a personas que tampoco se registraron, entre ellas hijas y esposas de aspirantes, como sucedió en Tuzantla, Benito Juárez y Susupuato.

 Todos estos disparates en contra de la transparencia y democracia, lastimó a militantes y fundadores, que no fueron siquiera incluidos en las planillas como candidatos a sindico y regidores, como ocurrió en Zitácuaro. Aun así, la inmensa mayoría de Morenos han permanecido fieles a su partido y a la 4T.

 Pero, lo que sí ha calado hondo, en algunos, es que figuras como Porfirio Muñoz Ledo, izquierdista de toda la vida y uno de los más grandes tribunos del país y quien le impusiera la banda presidencial al hoy mandatario nacional, sea ninguneado, agredido y ofendido por los diputados de Morena, cuando, en actitud autocritica, realiza observaciones al gobierno y al partido.

 Aunque, lo que más está afectando el estado de ánimo de los Morenistas de “a pie”, es la designación como candidato de un político al servicio de Silvano Aureoles, quien, como diputado local, avaló al gobernador la mayoría de propuestas e iniciativas, incluida la aprobación para Fiscal General del Estado.

 La lógica indicaba que, si en verdad Morena pretendía conquistar el gobierno de Michoacán y resarcir los daños causados a la democracia, el candidato natural era Cristóbal Arias Solís. Pero el abanderado de Fuerza por México no está en el ánimo de los dueños del partido en Michoacán, quiénes preferirían perder ante Silvano, que dejarle el gobierno a quien les llevaba la delantera en la aceptación ciudadana.

 Ofensivo, para la inteligencia ciudadana, también resultaron los intentos por imponer como candidatas a las hijas de Morón Orozco y Salgado Macedonio; sin embargo, algunos seguidores de Raúl fueron más allá, al insinuar o proponer que la hija fuese la candidata y al ganar, a su padre se le nombrara Secretario de Gobierno. Dando muestras de una vergonzante ignorancia política y de ausencia total de respeto a la legalidad, a la ética y sobrada arrogancia.

 Posteriormente trascendió que Raúl Morón sería nombrado dirigente del partido en Michoacán y Alfredo Ramírez Bedolla ungido candidato a gobernador, con el acuerdo de que, de ganar la gubernatura, Morón Orozco sea nombrado Secretario de Gobierno. Por ello la especulación de repetir la historia de “Juanito”, pues Morón Orozco quitaría de la gubernatura a Ramírez Bedolla, para ponerse él.

                                                   INSEGURIDAD, DEBILIDAD DE SILVANO

De acuerdo a la ley, el combate al crimen organizado es competencia de la federación, cuyo titular del ejecutivo federal ha sido omiso en esa lucha… al menos Felipe Calderón lo intentó, pero este los deja hacer y crecer a sus anchas, mientras los amenaza con abrazos.

 Pero también es verdad que el gobierno estatal y municipal son responsables de proteger la integridad personal y patrimonial de sus gobernados, y esa misión han fracasado. Demostrando que nadie causa más perjuicio a un partido político, que un mal funcionario y en materia de seguridad pública y procuración de justicia abundan los pésimos funcionarios en el gobierno de Michoacán, que con sus desenfrenadas perversidades y avaricia han cavado la tumba para el PRD y sus candidatos.

 Y no es sólo en Aguililla, donde un desinformado gobernante, mal orientado por sus “asesores”, agrede a quiénes claman seguridad. La plaga de la ineptitud mantiene secuestrados a todos los michoacanos, mientras el mandatario se resiste a realizar los cambios necesarios e integrar carpetas de investigación a sus subordinados que no funcionan y su incompetencia y putrefacción son la causa de la peor desdicha del estado.

                                            EN ZITÁCUARO SE MULTIPLICAN LAS EJECUCIONES

 A pesar de los cambios en la policía municipal (que no son cambios, pues se recicló lo que en otro momento no funcionó), las ejecuciones y extorsiones, de las mismas corporaciones policiacas, se incrementan. El pasado sábado tres hombres fueron ejecutados en la colonia El Moral, cerca de la colonia La Joya, donde una semana antes habían sido acribilladas cuatro personas, dos murieron.

 A mitad de la semana, en la colonia Infonavit, en el fraccionamiento El Mirador del Fresno, un hombre y un niño (de un año de edad), fueron también atacados a balazos. El hombre murió al instante y el pequeño quedó mal herido, al recibir un disparo en el pecho. Y hoy viernes, a las 12 del día, en pleno centro de la ciudad (calle 5 de Mayo), a unos pasos de la presidencia municipal, otra persona fue baleada y su agresor se retiró de la escena del crimen sin que nadie intentara detenerlo, mientras la policía repartía juguete en la plaza cívica.

 Además, ya no se sabe a que temerle más, si a los asesinos o a la intervención de la policía al perseguir o “investigar” los delitos, pues ya es costumbre que detenga a inocentes para extorsionarlos y deje en libertad a los criminales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *