Policía Michoacán en el ojo del huracán

Zitácuaro, Mich.- Considera el abogado Marcos Joel Vera Terrazas que la Policía Michoacán se ha encargado de reprimir y hostigar a los ciudadanos. Además se han cometido abusos en sus detenciones e investigaciones, lo que da como resultado una nula capacitación y certificación de la institución encargada de garantizar la tranquilidad de los zitacuarenses.

“Seguimos teniendo problemas con policías que no están capacitados, que no respetan las reglas del juego, ni del sistema acusatorio, vamos a seguir teniendo problemas de inseguridad”, explicó el litigante.

Consideró que el tema de la seguridad es un asunto complejo y para ahondar en él, indicó que hay varios factores mezclados, como la pobreza, marginación y adicción, así como la delincuencia.

En esta materia ha sido parte importante la actuación de la Policía Michoacán, en el sentido de que no se ha generado un proyecto integral en el desarrollo municipal, el cual permita garantizar la seguridad a las personas.

“Al contrario, la policía se ha encargado de reprimir, de hostigar, de ser parte del problema y no de la solución en el tema de la seguridad. Porque sabemos de sus abusos, de sus detenciones, de investigaciones, como en el trato que les dan a las personas, tienen un trabajo nulo de prevención. Ahí tendría que invertirle muchos recursos, porque es ahí donde se dan los mejores resultados y no en la consumación del delito”, explicó.

“Seguimos teniendo policías que no están capacitados, que no respetan los derechos humanos, que no respetan las reglas del sistema acusatorio, vamos a seguir teniendo problemas de inseguridad. A lo mejor en muchos casos personas que son delincuentes queden en libertad por errores de sus atribuciones”, indicó el litigante.

“Hoy en día el policía debe de estar capacitado en el sistema de investigación y prevención. Yo creo que quien tiene mucha responsabilidad en la inseguridad es la Policía Estatal de Michoacán que se ha dedicado a fomentar represión para justificar y hacerle creer a alguien que se está trabajando; pero en la realidad no se hace nada, porque no se contienen los robos, ni las adicciones. No hay un proyecto real definido por metas”, subrayó.

Consideró que los mandos superiores sí tienen conocimiento de las arbitrariedades de los uniformados. Sin embargo, si existe la incapacidad de un policía, “es el reflejo de su jefe superior, que es incapaz de trabajar de una manera objetiva. Además respetando los protocolos de actuación de toda la policía y ellos tienen que respetar los protocolos. Yo lo que veo y me ha tocado revisar que tienen una nula capacitación para estar a la altura de la sociedad y del sistema de procuración de justicia”.

“Mientras no haya capacitación y certificación a los policías, que el día de hoy se debe investigar  para detener y no detener para investigar. Lo grave es que en los últimos meses, como lo ha hecho público este medio de comunicación, se ha cometido muchísimo  la tortura, al momento de generar un hecho delictuoso probable como delito”, destacó Joel Vera.

Reconoció que los primeros afectados con el actuar de la policía “es la ciudadanía que día a día sale a trabajar, mucha gente lastimada y más que abonar a una justicia restaurativa abona al odio, al encono entre sociedad y policía, por eso se debe de trabajar en un proyecto integral desde la causa y no desde el efecto”, precisó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *