DERECHO DE RÉPLICA 04-11-16

¡Michoacán, incierto! El olvido y la ingratitud, dos condenas a las que pocos sobrevivirían cuando son víctimas de la injusticia; el caso del Dr. José Manuel Mireles Valverde, atraviesa por esa indeseada senda de oscuridad a la que te obligan a transitar desde el poder, pretendiendo con ello seguir aplicando esa máxima de “si no estás en los medios, estás muerto” Víctima porque eso es lo que es Mireles, de algunos jueces vanidosos y soberbios, que prefieren someterse a los arbitrios del capricho político, que mantenerse erguidos y enarbolando los tres principios esenciales: Independencia, imparcialidad y legalidad.
Víctima de un presidencialismo imperial que se niega éste rotundamente por dejar de vestir y actuar como monarcas y cobijarse con el manto de la democracia, no siendo así y a pesar del enorme y grotesco gasto que se eroga año con año en mantener sendas instituciones que supuestamente la custodia y aplican. Miles de ciudadanos mexicanos al igual que Mireles, sufren el castigo de una justicia rota, corrupta y servil.
¿Cuántos jueces fallan por evitar conducirse conforme a los principios por los cuales deben caminar? Recordemos y recordemosle a esos garantes de la justicia, “que la justicia deja de ser justicia si se administra arbitrariamente, sin garantías o transgrediendo los derechos de los justiciables” Juez Baltazar Garzón.
Me entero que algunos diputados de la actual Legislatura LXXIII conscientes del enorme daño que repetidamente año con año se viene haciendo con la entrega de “La Presea Melchor Ocampo” decidieron “blindarla” o sea aunque se escuche así de increíble, van a ser más exigentes, acuciosos, meticulosos y extremadamente desconfiados con las propuestas para recibirla.
Hoy y aunque no guste, dicha condecoración se encuentra ultrajada y hasta prostituida por sucios, absurdos, torpes y estúpidos compromisos que en cada Legislatura, se pagaban con la misma. Pensar y promover que se le otorgue a Mireles y demás autodefensas la Presea Morelos, es en verdad un acto republicano de gratitud y reconocimiento a un auténtico amor por Michoacán.
Mireles, se la jugó por Michoacán, porque estaba harto de la incontenible ola de violencia que azotaba la región de tierra caliente, su desesperación era la misma de miles de ciudadanos que frustrados por la sordera, ceguera y mudez de los políticos, decidieron tomar las armas y hacer causa justa.
Otro factor que determinó la creación de los “autodefensas” fue que visualizaron una muy preocupante complicidad entre narcos con políticos, militares, policías estatales, autoridades municipales, y federales.
La respuesta federal desafortunadamente fue la peor, cada día que pasa el gobernador Silvano, se ve enfrentado al desastre que por su paso dejo Alfredo Castillo, los esfuerzos son notorios para devolver la tranquilidad a la convulsa región caliente, pero es muy frágil todo avance pues la delincuencia se mantiene firme según los expertos en el tema. En materia de justicia el horizonte se ve incierto, la polémica designación del Senador Raúl Cervantes, como titular de la PGR y quizá logre ser el Fiscal por nueve años, es un claro ultraje a la Nación, en verdad “es joder a México” A nadie en el Senado se le ocurrió llamar a cuentas a la gris ex procuradora Arely Gómez, quien salió por la cocina y tranquilamente se sentó a ocupar la SFP sin méritos más que los que da esa red de complicidades políticas, clericales y empresariales que joden al país.
Mireles, es víctima por dos lados, por un lado de un pueblo cobarde e ingrato hacia quien como el Dr. Se levantó en armas para combatir al narco y evidenciar los nexos de éste con el poder político y lamentablemente un pueblo también servil y convenenciero al poder; y por el otro al de una justicia corrupta y servil que rompe desde sus cimientos a la sociedad.
La sociedad ya no debe ni puede seguir fingiendo que puede soportar la ausencia de justicia ni la corrupción en la misma.

DECRETAZO
1.- “Rey del chayote” así llamó y calificó el ex Gobernador Fausto Vallejo, al periodista Paco G. Davish, Director de Quadratín. 2.- Y éste le reviró “Fausto es un político despreciado por todos los priístas” “tengo testimonios y pruebas que en poco daré a conocer, en torno a quienes piden la expulsión de Fausto del PRI” 3.- “Dudo mucho que el Presidente de mi Partido, se preste a twittear con Davish, sobre mi persona” Fausto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: