90 % de despedidos por alcaldías lograron acuerdos favorables

Zitácuaro, Mich.- El presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, Juan Carlos Negrete Ruiz, señaló que con el cambio de gobierno en las alcaldías, empleados de confianza se quedaron sin trabajo. Ante ello acudieron a la Junta Local para reclamar sus derechos y en un 90 por ciento de los casos las partes en conflicto llegaron a acuerdos favorables.

En el periodo de un año y medio que iniciaron sus actividades los ayuntamientos de la región oriente, a estas alturas la relación obrero patronal, que deriva de ese cambio de administraciones, se encuentran en relativa calma y únicamente quedaron algunos asuntos pendientes.

En lo que se refiere a estos últimos, decidieron las partes continuar con su demanda laboral correspondiente, al no llegar a una solución pronta; ya sea porque la parte patronal no ofertó cantidades que debieron ser cubiertas en favor del trabajador o que el trabajador haya pretendido cantidades mayores.

Negrete Ruiz indicó que en general la gran mayoría se ha resuelto a través de la vía del diálogo y en forma amistosa, lo que representa un porcentaje del 85 a 90 por ciento.

En el tema del reparto de utilidades, agregó el titular de oficina de Conciliación, que la Ley Federal del Trabajo contempla la fecha límite del último día de mayo para que los patrones den cumplimiento puntual con esta obligación. Esto representa que se les hace participes de las ganancias generadas en sus fuentes de empleo.

Añadió el entrevistado que la parte que les corresponde, es la generada del primero de enero al 31 de diciembre del 2016 y que se basa en la declaración anual que presentó la empresa o microempresa ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

El funcionario indicó que los trabajadores tienen derecho a un diez por ciento de las utilidades generadas y que hasta el día 30 de mayo todavía no se tenía ninguna queja o inconformidad respecto a esta prestación.

Añadió que tradicionalmente los trabajadores se quejan ante el incumplimiento de este derecho, pero se han quejado fuera de tiempo, por lo que es importante conocer que la Ley Federal del Trabajo contempla un procedimiento.

En el mes de marzo el patrón está obligado con sus trabajadores a otorgar una copia de la misma. Posteriormente los empleados podrán disponer de un plazo de 15 días para analizar dicho documento y después tienen otro plazo de 15 días para inconformarse y esto lo tendrían que hacer en las oficinas del SAT.

Ante ello, si alguien presenta una queja en el mes de mayo, ya está fuera de los tiempos legales, explicó el titular de la Junta. “La recomendación que he hecho año tras año, es que los trabajadores a inicio del próximo año soliciten por escrito al patrón copia de la declaración, para que estén en condiciones de analizarla y en su caso se inconformen, si ven irregularidades, ante el SAT y la misma determine una auditoria para ver si la declaración es verídica o se falsearon datos”, puntualizó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: