En Zitácuaro existen más cantinas que bibliotecas

Es incierto el futuro de la biblioteca Francisco J. Múgica

Zitácuaro, Mich., a 06 de febrero de 2017.- En el municipio de Zitácuaro, únicamente existen dos bibliotecas públicas, la ubicada en el Jardín Constitución y otra más en la tenencia Nicolás Romero. El futuro de la Biblioteca Francisco J. Múgica es incierto, ya que no se cuenta con un espacio para reinstalarla, luego de que el pasado año fue retirada del Centro de la Mujer, donde funcionó por varios años.

En entrevista con Gregorio García Torres, Coordinador Regional de los Servicios Bibliotecarios en el Oriente de Michoacán, lamentó que en Zitácuaro existan más cantinas que bibliotecas. Resaltando que lo ideal sería que exista un espacio por lo menos en cada tenencia del municipio.

Sobre el estado en que se encuentra la Biblioteca Francisco J. Múgica, García Torres comentó que “a partir del día jueves los libros se resguardaron en un espacio que corresponde a la Dirección de Servicios Regionales de la SEE, que encabeza Crispín Duarte Soto, quien tuvo a bien prestar el espacio a la encargada de la biblioteca, María Elena Herrera Orihuela”.

Sobre el futuro de dicha biblioteca, con pesar externó que “depende del Ayuntamiento, de los proyectos, de la toma de decisiones que tengan, contar con un edificio propio para la biblioteca; pero dadas las condiciones económicas en el estado y el municipio, va ser complicado tener un espacio en la ciudad para seguir apoyando a los jóvenes”.

El Coordinador Regional de Bibliotecas señaló que a pesar de los traslados del material, los libros se encuentran en buen estado. “Obvio, los traslados han generado algún deterioro, el material está en buenas condiciones dentro de lo que cabe, es un material que tiene ya muchos años, pero está en buenas condiciones”.

García Torres manifestó que varios funcionarios municipales han insistido para que la Biblioteca Francisco J. Múgica sea instalada en una tenencia del municipio, pero refirió que se quiere que permanezca en la zona urbana de Zitácuaro.

Para finalizar, agradeció el apoyo de las autoridades municipales, por su sensibilidad, por su apoyo y por la confianza depositada en la encargada de la biblioteca, para resguardar los libros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: