Salas de emergencia han recibido a menores fracturados en sus costillas o cráneo

*Los responsables han sido sus mismos cuidadores, mayores de edad.

H. Zitácuaro, Mich.- Hasta las salas de los hospitales de urgencias llegan menores de 5 años severamente dañados y lastimados, inclusive hasta con fracturas en costillas o hasta en el  cráneo, producidas por sus mismos cuidadores.

Lo anterior se desprende de una investigación hecha por “El Despertar” al consultar a algunos especialistas en temas de violencia intrafamiliar, sus testimonios están basados entre más de tres décadas de trabajo y observación.

En una simple exploración de una infección respiratoria, han detectado médicos o enfermeras fracturas antiguas de costillas o inclusive en algunas de sus extremidades.

Coinciden los médicos consultados, quienes ofrecieron su testimonio de manera confidencial, que a propósito del tema de violencia contra mujeres, también está presente de manera continua el problema del maltrato infantil.

El maltrato infantil tiene que ver con cuidadores de menores de 5 años que pueden sus mismos familiares, padres o madres de familia, que pueden ser los mismos educadores, conserjes o hasta niñeras.

Este maltrato puede consistir en maltrato psicológico o físico, y las agresiones van desde los golpes, que los avientan, los queman con cigarrillos, los ahorcan o provocan otro tipo de lesiones como quemaduras.

Estos fenómenos se dan cuando los menores están conviviendo a diario con sus mayores y en la actualidad se ha convertido en un problema de salud pública. Mientras que organizaciones como la Unicef lo estipula como un atentado a los derechos básicos de los niños.

En México, en promedio, cada año 3 mil 600 menores de edad han ingresado a un hospital debido a heridas ocasionadas por algún familiar. Las lesiones van desde fracturas, quemaduras, golpes, ahorcamiento e incluso hasta enfermedades de transmisión sexual.

Muchas de estas ocasiones se les dejan muchas secuelas que cuando ya son adolescentes todavía permanece el daño, señalaron los médicos entrevistados.

Los lugares donde los menores de edad han sido lesionados comprenden aulas escolares, asilos, orfanatos, guarderías, pero principalmente se da en el hogar.

A los menores se les da un trato agresivo, con lo cual las personas de mayor edad siempre van a tener mayor ventaja, como fuerza física en comparación con un menor.

Se han detectado casos en que los educadores han incurrido también en faltas o violaciones de los menores, ya que al tener niños o alumnos inquietos los amarran incluso en sus mismas butacas o los agreden física y mentalmente.

Recientemente la agrupación Bomberos de Zitácuaro atendió el reporte de tres menores; uno de ellos se refiere a un niño encontrado en la colonia El Moral, donde el pequeño se encontraba tirado en el piso y en estado de abandono, además estaba encerrado en ese domicilio.

De igual manera esta corporación brindó el apoyo para atender el caso de dos menores de edad que vivían en estado de abandono, sin la atención de sus padres. El DIF municipal tuvo conocimiento del caso y tomó cartas en el tema para liberarlos del ambiente de violencia en que vivian.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *