Pásele, pásele, bara, bara (Política en lo oscurito)

Pásele, pásele, bara, bara.

En el tianguis podemos regatear y sacar una ventaja que el vendedor tiene calculada, eso quiere decir que el vendedor sabe el precio de lo que vende, y cuando negocia, sabe hasta dónde puede estirar la liga. Así el comparador se va contento, creyendo que compra algo de oferta y oportunidad y el vendedor sale ganando siempre. Esto es algo que en el tianguis de la presidencia lo saben, no necesitan unas clases, son unos maestrazos, imagínense ya pagamos su renta y mantenimiento por años, no es de nosotros, es de Boeing, esta arrendado y San Péjele te puede hacer que lo pagues, negocio redondo.

 Ya justificó que su palabra no siempre es ley, menos porque las leyes de otros países y de las grandes industrias no lo dejan decir mentiras. Así que esos chairos que andan felices, queriendo pagar dos veces un avión que no es propiedad de la nación y en el que sólo gracias a un contrato se tiene que estar pagando su renta, creyendo que con eso se es dueño, quieren pagarlo subjetivamente dos veces; quiere decir que, si fuese de la nación, ya estaría pagado mediante impuestos, y si lo rifan, lo pagaríamos una segunda vez, para que ese dinero se vaya a la partida secreta y discrecional de San Péjele.

 Don Cedano hoy no está dispuesto a invertir su tiempo en darles clases de subastas o de rifas, para eso tienen a Fidel Herrera, ese si era un buenazo, así que no cuenten con Don Cedano, él no sabe de rifas, ni regateos, pero pueden ir a cualquier tianguis en la Ciudad de México o en cualquier feria, o de perdiz a una iglesia cristiana o evangélica, donde los merolicos tienen unas habilidades que el común no tiene, la lengua es su mejor herramienta y pueden convencer a cualquiera. Digo, San Péjele no parece merolico, pero convenció a muchos con su discurso y logró tanto amor, que sus seguidores lo defienden con singular alegría.

 Les comentaba eso del tianguis, eso de los merolicos, porque Don Cedano cree que ahora si los vamos a necesitar, queremos vender pues un avión en lo que nos costó y hay más de uno que cree esa patraña, habrá que aprovecharlos, si sacamos con boletos vendidos el costo de la inversión, más el mantenimiento de un avión parado, porque lleva un año sin ser usado, y ¿A quién podríamos vendérselo?

La tarea parece más sencilla de lo que parece, podríamos pensar en algún jeque, pero esos los compran nuevos y personalizados; podría ser a un político, pero la regateada sería muy ruda y es capaz de que se lo lleva y nos cobra por el honor de hacerlo; podría ser a alguna aerolínea, pero se requiere mucha inversión para convertirlo en comercial, mucho tiempo perdido en eso, así que la idea del prejidente es más simple: se vendería al mismo que lo pago, para que lo pague dos veces. Don Cedano sabe que sería buen negocio para el desmantelamiento que sigue haciendo la 4T, porque si los chairos se ilusionan con una torta y un frutsi, imagínense con un avión, que ya pagaron o pagamos. Don Cedano sentiría tristeza que se fuese a gasto corriente de los gobiernos el dinero de sus impuestos, después de recuperar algo con la venta del avión.

Bueno, si alguien lo quiere, lo tenemos bara, bara, para que se lo lleven, y envuelto en papel periódico, por eso de la ecología, cosa que no respetan los guachicoleros que siguen poniéndole zancadillas a la 4T,  deben ser Prianistas, ¿Quién más? El pueblo bueno y sabio no creo, deben ser de la mafia del poder, y hasta dicen que no les alcanza el dinero, ni la vida, con todo y apoyos siguen en el negocio del Guachicol y es tan visible, pues hasta el mismo prejidente menciona que sigue el Guachicol en Hidalgo y Estado de México, no igual, pero sigue, y si le busca, verá que también en Puebla, Jalisco, Michoacán, Ciudad de México, Tlaxcala, Veracruz, Tabasco, donde mismo pues.

 Lo que hizo sólo fue encarecerle la gasolina a los que compraban barato, los guachicoleros seguirán ganando prácticamente lo mismo. Debería mandarles a la Guardia Nacional para que los neutralizara, así le llaman cuando les colocan cuidadosamente una capsula de plomo en el cuerpo a los maleantes, pero sabemos de buena fuente que la Guardia Nacional no está destinada a atacar la violencia, así que los malosos pueden matarse a gusto en Tamaulipas, en Veracruz, en Michoacán, en Guerrero, en Quintana Roo o Oaxaca.

 La Guardia Nacional fue creada y adiestrada como el brazo armado de la milicia estadounidense para evitar que entre a su territorio, allí si son buenos, eficientes, eficaces y leales, el día 15 de enero de 2020 venía una caravana de migrantes a la cual retuvieron con eficacia. Estados Unidos debe estar tranquilo, de aquí no pasarán, para eso les pagan, y de la lana que nos queda después de pagar a la Guardia Nacional, nos queda para generar empleos en Guatemala, para que vean, que sí se puede.

 ¿Qué no hable mal de la GN, es pago por la firma del TMEC? ¡Ah! Ya decía yo que algo extraño sucedía, la Guardia Nacional es parte del TMEC, con eso hasta el asquillo de ver la foto de Noroña en toalla se me quitó, ja, ja, casi, casi, digo, no quiero adular ni a San Péjele, ni a Noroña, por tooodooo lo bueno que han aportado a la nación, todo porque Tatiana Clouthier me quitó la intención, pues para ella “adular es hacerse pendejo”. Sí, eso dijo, sólo que San Milenio me engañe. Ese lenguaje tiene una dama, una mujer.

 ¿Qué ya hay igualdad hasta en palabrejas e improperios entre hombre y mujeres? ¡Con razón! Don Cedano se quedó en aquella época cuando las mujeres eran respetuosas del lenguaje, y de la moral ¡Maldito progreso y evolución, nos has quitado el romanticismo! Ahora entiendo por qué ya no puede Don Cedano conquistar a ninguna mujer ¡Snif! Ellas hablan de “wey” para arriba y Don Cedano que quiere lanzar frases poéticas, como lo hacía Mario Benedetti, con Corazón Coraza, por ejemplo, decía:

Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí.

Y así, Don Cedano puede protestar por esa ideología que hace perder lo bonito que habíamos ganado, imagínense nuevamente no a Benedetti, sino a Sabines, un maestro del romanticismo, en Te quiero a las diez de la mañana decía:

Te quiero a las diez de la mañana, y a las once,
y a las doce del día. Te quiero con toda mi alma y
con todo mi cuerpo, a veces, en las tardes de lluvia.
Pero a las dos de la tarde, o a las tres, cuando me
pongo a pensar en nosotros dos, y tú piensas en la
comida o en el trabajo diario, o en las diversiones
que no tienes, me pongo a odiarte sordamente, con
la mitad del odio que guardo para mí.

Quizá la ideología de género es una idea de la 4T, nomás para llevarle la contraria a las ideologías de la mafia del poder, eso hace que Don Cedano llore, pues ya no puede usar las frases de Bécquer, como las de “Amor eterno”:

Podrá nublarse el sol eternamente;
Podrá secarse en un instante el mar;
Podrá romperse el eje de la Tierra
Como un débil cristal.
¡Todo sucederá! Podrá la muerte
Cubrirme con su fúnebre crespón;
Pero jamás en mí podrá apagarse
La llama de tu amor.

Así que señoritas, si son seguidoras de la igualdad de género, podrán verse así de hermosas, como Tatiana Clouthier; o sea, casi casi, como verdulera de la Merced… ja, ja, sí, ya sé, las verduleras son decentes. Mejor busquen el punto medio, ni tanto que queme al santo, ni poco que lo ahúme. Dejen un espacio para que los espíritus viejos, que aman la conquista paciente las conquiste. No sean como la 4T, que buscan ser mesiánicos, destruyen para construir, inclusive lo que no necesita ser destruido.

 No sean como los políticos, que todos son honrados, lo que sucede es que no han tenido tiempo de demostrarlo. Así ustedes, sean seguidoras del romanticismo y demuéstrenlo, exíjanlo, no se traten como albañiles entre pareja, se pierde el respeto y si se pierde el respeto, la sociedad decae, no sigan a Clouthier, ella siente que por ser figura pública tiene libertades hasta en el lenguaje, y como decía mi abuelo, no es lo mejor, pero es lo que hay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *