Ya tiene un año San Péjele (Política en lo oscurito)

Ya tiene un año San Péjele

Que rápido se va el tiempo, se terminó el año 2019 y no alcancé a hacer ejercicio, sigo sin estar en forma, bueno, en forma sí estoy, solo que no me la encuentro y no sé de qué. Ahora que ya se acabó enero y ni chance me dio de hacer mi listado de nuevos propósitos para este año, se me hace que esos ¡jijos de la jijurria! Llamados la mafia del poder me robaron hasta el tiempo y hasta las ganas de trabajar, porque no traigo nadita.

Se está yendo tan rápido el tiempo, que ya lleva más de un año San Péjele y no le ha alcanzado un año para empezar a gobernar… es más, ni cuenta se ha dado de que tiene que gobernar… ya ven que sigue con su discurso ese de que la culpa la tiene el que hace compadre al indio ¿Esa no es? ¿Lo hicieron compadre muchos? ¡Ah! Esos dichos como cambian tan rápido también, yo quería decir que la culpa no la tiene el indio, sino quien lo hace compadre pues, pero las cosas cambian radicalmente…

Pero para estar a tono, más bien quiero decir que la culpa es de los gobiernos anteriores, hasta de que no sepa gobernar San Péjele tienen la culpa, sus años en el Prit y sus años en el Perderé no sirvieron de mucho, ahora, a un año luz de su ascensión al trono, fiel al discurso del insigne líder, ese prístino de que salvamos a un lago de la corrupción, Don Cedano odioso como el solo, busca y busca por todos lados el lago que salvamos con eso de la cancelación del NAIM, digo, para ir a darse una vueltecita y nadar en sus límpidas y cristalinas aguas de ese hermoso lago, de aguas ahítas de vida, rebosantes de febril ánimo, los patos nadando felizmente, confiados en el decreto de que nadie los molestará, ahora que sí tenemos presidente no ingaderas.

 ¿Pero…? ¿Qué creen? Sigo sin encontrar ese hermoso lago que salvó mi cabecita de algodón, a costa de todas las criticas fifis, ¡Snif, snif! Algún día te habré de encontrar divino lago, nadaré como un delfín en tus aguas y mis penas ahogaré sumido en la tranquilidad de tu mar, me regocijaré en los atardeceres, viendo en lontananza los volcanes, veré con amor en toda esa flora de brillante verdor, con sus gotas de rocío descendiendo armoniosas, refrescando los estíos de mayo… así me lo imagino, a un año de haberlo rescatado San Péjele, así que agarren sus maletas, vayamos a disfrutar lo disfrutable, el lago hierve de vida, que bueno que lo salvamos, con eso salvamos nuestras conciencias ecológicas ¿Ya me calmo? ¡Úchale!

 Está bien, no hay lago, ya me calmo pues… pero se supone que salvamos uno, no vayan a salir que sólo combatimos la corrupción, porque ahora si me encabrito. Bueno dejemos el lago en paz, al fin que es como el sancho, todos sabemos que existe, pero ninguno lo hemos visto, jaja, hablemos de puras cosas buenas, esas de que a un año de gobiernos la prensa chaira diga que es el mejor presidente que ha tenido México, y vaya que lo es, ha sido el mejor, desde luego sólo lo comparamos con Santa Ana y Pedro Domingo de la Calzada Manuel Lascuráin Paredes, ya saben, él se quiere comparar con Benito Juárez, pero se me hace que ha de tener algunas pesadillas, tan feas que hasta inventa opositores donde no hay, o debió vivir en el siglo XIX, cuando las traiciones y las oposiciones a un gobierno en formación estaban de a peso, tal y como están los pleitos entre él y sus otros datos. Ya ven que, en eso del desabasto de medicinas, él dice que no hay, los padres de familia que sí, luego que ya no, porque lo dice el día que ya llegaron, después dice que la culpa es de Pisa, porque monopolizan el suministro de medicinas y los chairos todo le creen.

Dicen en los bajos fondos, que los chairos si su líder les da de comer mierda, hasta propiedades curativas le encuentran.

 Decíamos esto debido al desabasto de medicamentos, a un año de estar en el gobierno sigue siendo de la corrupción, y la cifra brutal de asesinatos sigue siendo de lo mal que le dejaron el país. No sé hasta donde se pueda estirar la liga, al menos yo no he visto ligas tan largas, y que nadie exija hacer el trabajo para el que fue contratado. A un año de su unción lo menos que esperamos es que siga culpando a todos y nada sea su responsabilidad. Lo único loable es que le está haciendo bien la chamba a Trump con cuidarle el patio trasero, en esa chamba tiene un diez, esperemos que lo siga sacando, porque a como pinta el año, no la tiene fácil, la presente epidemia aparecida en China nos puede poner a parir chayotes si se sigue peleando con la industria farmacéutica, imagínense que el desabasto siguiera en ese tono cuando llegue la pandemia, culparía a las administraciones anteriores de dejar un cochinero y los virus proliferan en la mugre, pues con un poco de asepsia se mueren, y como hay un cochinero que no se puede limpiar en un año, la pandemia puede ser mortal.

 Como mortal está siendo el crecimiento del termómetro regulador de la economía y es la industria de la construcción, que está en su nivel más bajo en diez años, sin crecimiento. Eso le está afectando a todo el país, pues el Imss no reporta crecimiento en las aportaciones de los trabajadores, por lo tanto, se le dificultará pagar pensiones… del servicio ni hablamos, tiene muchas carencias. Don Cedano ha preferido no enfermarse, porque si lo hace y se atienden en el Imss, seguro se muere. Digo, de buena fuente sabe que puede ir con molestias enormes, pero si llega por su propio pie y no tiene sangre, es candidato a atenderse en un lapso no menor a seis meses, si sobrevives los seis meses es que no necesitabas ir al seguro, por lo tanto, mentías.

 Así que ¿Para qué ir? Como sí podemos ir a Estados Unidos, al cabo, el muro se cae con un vientecito, esos muros gringos no saben lo que es vivir un nortecito como los que pasan en Veracruz, que no lo tiran a uno porque es mañoso, en cuanto llegan nos resguardamos, como debería San Péjele resguardar la seguridad y la vida de los niños y no permitir que los abrigue la violencia como en Chilapa, Guerrero, que si bien puede justificarse moralmente el que se armen debido al clima de violencia en el que se desenvuelven y tienen que defenderse, como no pudieron hacerlo sus padres muertos.

Lo que no se ve bien moralmente, es que los gobiernos se culpen unos a otros por evadir responsabilidades. Sabemos que el gobierno federal es hábil para eso, para evadir responsabilidades y cacarear todos los huevos, hasta los que no, como eso de que rescatan 292 migrantes. De esos migrantes que no comen frijoles, pero que pagan 100 mil pesos por viaje hacia la frontera norte, pasando por lugares en donde el Insigne Instituto Nacional de Migración (INM) los rescata de sí mismos, porque no entienden la razón de su rescate, ya que pagan mucho para evitar ser rescatados, la mayoría en Chiapas. Ese rescate se llama proteger el trasero a Trump, tal y como se lo están protegiendo a San Péjele, ya ven que critica fuerte en los contrarios lo que hace en casa, como eso del nepotismo, que ahora practica con Ramírez Cuellar.

 ¿No es nepotismo? ¿No es el pior es nada de la señora Gutiérrez? ¡Ah! Fue en el pasado, lo de ahora no cuenta. Es que las redes sociales son malvadas, dicen que la que manda es la señora Beatriz, tiene a su sugar dady en la presidencia y a su querido en la otra presidencia, ja, ja, ja, ya ríanse, bueno, ya sé que no aplauden, así que me aplaudiré yo solito, ¡Snif!, ¡snif!, como extrañamos a Peña, tanto que ahora no podemos hacer chistes de corruptos, antes si eran políticos de a deveras, aguantaban vara, hablando de Peña me acordé de un chiste:

 Dicen… dicen… que Trump lanzó una licitación para poder pintar dos kilómetros de muro, ese muro nuevecito, el que tira el simple viento pues, y solicitó cotización a tres empresas, una China, una inglesa y una mexicana, la china cotizó 3 millones de dólares; la inglesa cotizó 6 millones de dólares; y la mexicana, 9 millones de dólares. Trump intrigado por la enorme diferencia entre las tres empresas, les pidió desglosar los importes por partidas, a lo que el chino dijo: son, un millón por el material, un millón por mano de obra y un millón de ganancia; el inglés dijo, son dos millones de material premium, dos millones de mano de obra y dos millones de ganancia; y mexicano dijo: -acá entre nos, son tres millones de dólares para ti, tres millones para mí y tres millones para el Chino para que haga la chamba.

 Así de emocionantes eran los tiempos de Peñabot, lástima que se haya acabado, y quien más debe sentirse mal es la Gaviota, que ahora se promueve como vacante por si algún presidente la quiere de primera dama, ya tiene experiencia, batallará menos… bueno, Don Cedano se va a batallar al rancho, porque los frijoles no se cosen solos, ¿o quise decir cuecen? ¿O quise decir cocen? Debo atender al diccionario de sinónimos, porque esta mente ya no ayuda mucho, algunos dicen que es la edad, yo digo que es la falta de cultura, o de agricultura dirían los viejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *