SINOPSIS POLITICA 29/08/2020

SE NOS VA LA VIDA

 Acababa de dejar la presidencia municipal de Los Reyes cuando lo conocí, hace más de dos décadas. Desde entonces, mi querido hermano, Francisco Lunar Vargas, se convirtió en mi consejero, aliado y colaborador cercano, pero sobre todo en un respaldo inconmensurable en mi vida personal, profesional y de este proyecto informativo.

 Hombre franco y directo, rudo y generoso, solidario, amante de la verdad, la razón y la justicia. Repudiaba la mentira, la falsedad e hipocresía y combatía sin descanso la ignorancia, la enfermedad y corrupción, no se despegaba de los libros ni para dormir (en ocasiones los usaba de almohada). Jamás negó auxilio al enfermo, fueron decenas de amigos y conocidos, sin posibilidades económicas, canalizados para su atención gratuita y el Dr. Lunar los proveía sin costo alguno. Aun cuando se requería de cirugía, él buscaba la manera de que las personas sin dinero no desembolsaran, lo que no tenía. Era un héroe, en toda la acepción. No dormía si tenía que salvar o rescatar una vida de las garras de la muerte.

 La enfermedad, del cuerpo, de la mente y del espíritu era su peor enemiga, contra ella siempre luchó en el campo de la medicina, la literatura y el deporte, previniendo y combatiendo padecimientos, luchando contra los vicios y fortaleciendo las virtudes. Su columna en El Despertar se llamó “El Dedo en la Llaga”, porque ese era su propósito: Poner el dedo donde se encontraba el mal y extraer la purulencia, lo podrido, que contamina a la sociedad. Porque su objetivo en la vida fue liberar a los demás de la ignorancia, el fanatismo, el sometimiento y el dolor.

 Paco Lunar, además de combatiente de primera línea en la batalla, en el Hospital Civil “Dr Miguel Silva” de Morelia (pues se encargaba del área de urgencia), era el médico de cabecera de los diputados en el Congreso Local y atleta de alto rendimiento, participante de maratones en todo el país, así como amante de la literatura, historiador y poeta.

 Por ello resulta extraño que una persona fuerte, sana y disciplinada como él, antes de tiempo haya perdido la batalla contra la muerte, a la que se había dedicado a derrotar, arrebatándole cientos, tal vez miles, de vidas ajenas. Es verdad, cuando se afirma, que Francisco Lunar Vargas dio su vida para que otros vivieran, peleando contra el Coronavirus fue contagiado, perdiendo los michoacanos a un gran hombre y yo a uno de mis mejores amigos, aliado y columna de apoyo.

 Pero no es el único ser extraordinario que me honró con su amistad que se va, semanas antes nos abandonó mi entrañable amigo, Arquitecto Miguel Ángel Rosales del Valle, hombre también fuerte y sano, de cuerpo y espíritu, fue Coach de futbol americano, empresario hotelero, ex director de promoción deportiva y excelente ser humano.

 También se fue un gran aliado en la lucha social, con quién siempre coincidimos, por ser un hombre de convicciones, de valores y precipicios, un auténtico izquierdista, fundador del Movimiento Magisterial e incorporado últimamente al movimiento del Dr José Manuel Mireles Valverde, me refiero a mi gran y siempre querido amigo, el profesor Gustavo Adolfo Delgado Trejo.

                                             OBRAS INECESARIAS HECHAS PARA LUCRAR

 Ódienme más e intensifiquen sus prácticas infamatorias, no vivo de la reputación, ni trato de agradar (más que a mi conciencia), mucho menos aspiro a convertirme en candidato o funcionario público y a lo que me dedico no pueden despedirme, soy mi propio jefe y así ha sido toda la vida… pero, lo que sí puedo asegurar a quiénes me leen, es que los aspirantes que pagan para llegar al poder (o al servicio público), llegarán para robar, “recuperar lo invertido”.

 Cuando alguien gasta millones de pesos en su campaña, no es un candidato, se trata de un empresario y como inversionista, cuando se convierte en alcalde, sólo pensará en lucrar, en sacar provecho económico y en lo que menos se enfocará, será en los gobernados.

Por eso resulta lógica la desconfianza de los zitacuarenses cuando se anuncia la monumental obra de construcción de la segunda etapa de la avenida Revolución.  Máxime que la mayoría de las calles de la ciudad están destrozadas y cada año, al finalizar las lluvias, se les da “mantenimiento” con re encarpetado asfáltico a costos excesivos para los contribuyentes; ya que, al hacerlo con concreto hidráulico se eliminaría la posibilidad de ese negocio, al menos por diez años.  

 No obstante, más urgente que la segunda etapa de Revolución, es atender el problema de corrupción en el gobierno, que es la causa principal de la inseguridad y violencia, que ahuyenta e inhibe inversiones. Otra demanda prioritaria y urgente, es la generación de empleos, para mitigar los estragos financieros de la pandemia. 

 Es verdad que la presentación de la obra, a través de vídeos y fotografías del proyecto arquitectónico, la muestran grandiosa, digna de un pueblo como el de Zitácuaro. Refleja la realización de una edificación magnánima, de primer mundo, que comprendería desde la calle Leandro Valle (a un costado de Garis), hasta la salida a Toluca, a la altura de la agencia Nissan, e incluirá alumbrado público, carriles, colectores pluviales, alcantarillado, drenajes, ciclovia, andadores, un carril para estacionarse, pasos a desnivel “y una imagen vanguardista”. Se prometió que la obra quedará concluida totalmente ¡en 10 meses! Tiempo que resulta increíble.

 Durante la presentación del proyecto se informó que esta edificación representa una inversión importante en materia de infraestructura. Pero no se especificó el costo de la misma, ni las empresas constructoras que participarán en la licitación o sí ya se realizó dicho concurso y que compañía resultó ganadora y por qué.

 Sin embargo, sí se pretende lograr el objetivo primordial de dicha obra, que es, sin lugar a dudas, de tipo electoral, se tendrá que sacrificar el fin económico de los “gestores”, para simular que el objetivo es efectivamente el que se publicita, y para conseguirlo, deberán conducirse con total transparencia en cada uno de sus actos.

 Pero, como se señala líneas arriba, hay otras prioridades que resultan vitales para la subsistencia. No obstante, los trabajos se llevarán a cabo, porque no interesa el bienestar de la colectividad, tampoco sí está o no de acuerdo, sino el agandalle de los dineros públicos, para invertir una parte en las campañas políticas futuras y seguir afianzados al poder, lucrando con él.

                                                  SILVANO RUMBO A LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA

 Revuelo causó, ayer viernes, la publicación en el diario EL HERALDO, la declaración del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, al afirmar que su siguiente objetivo es la presidencia de la república.

 Algunos lo tomaron como guasa, para mofarse, al constatar las condiciones de crisis (en todas las áreas) en que se encuentra el estado y afirman que bien le iría al gobernador si no va dar a prisión, por las acusaciones mediáticas de “enriquecimiento inexplicable o excesivo” y traer sobre sí la mirada inquisidora del presidente de la república. Otros lo analizan con preocupación y duda, les resulta difícil que un mandatario, al que la mayoría de sondeos de opinión o encuestas lo colocan en los últimos lugares de aceptación y con altos índices de reprobación, pueda ser respaldado para ocupar el cargo de mayor confianza, responsabilidad y honor en el país.

 Al respecto, lo que, en lo personal puedo asegurar, es que sí ese es el propósito de Aureoles Conejo, lo logrará. Al menos conseguirá ser candidato. Y le digo porqué.

 Primero, es falso que sea la ciudadanía la que decida quién es, o no, candidato y presidente. El grueso de la población, además de estar desinformada es irreflexiva y manipulable. Así mismo, la política y la democracia son temas que no le interesan. Mientras que, los aspectos negativos en las personalidades públicas son pasajeros, pronto se olvidan. Máxime sí se hacen acompañar de alguna migaja que “favorezca” en lo personal.

 Los que deciden, son los que realmente mandan en el país, y no somos nosotros, los ciudadanos de a pie. Con López Obrador y con todos los anteriores se nos ha hecho creer eso, por eso ahora muchos no se explican por qué la incorporación de Manuel Bartlet, de Napoleón Gómez Urrutia, Esteban Moctezuma Barragán, la defensa de Elba Esther, los nuevos convenios educativos con Televisa y Tv Azteca y la tolerancia protectora a los hijos y familiares de cierto capo. Sin incluir las “aportaciones económicas del pueblo”, representado por un cacicazgo priista, camuflado de verde ecologista, en Chiapas.

 Esos son algunos de los que mandan o sus representantes. Nosotros, nada más avalamos las decisiones de ellos. Y así sucede en todos los niveles, desde el municipio, estado y país, principalmente. Y Silvano tiene aceptación en demasía en esas cupulas. Tanto, que es el interlocutor con las dirigencias nacionales del PRI y PAN para la posible coalición o alianza por la gubernatura de Michoacán. Los dueños del PRI le deben el favor de haberse pronunciado en pro del candidato de su partido a la presidencia de la república, a pesar de los daños infringidos a los propios abanderados del PRD (incluyendo a su hermano, como contendiente a Senador) y confrontarse con el actual mandatario nacional, a quién todas las encuestas lo ubicaban como ganador indiscutible. No obstante Silvano se le enfrentó.

 Aureoles también ha respetado el acuerdo de sostener a “los chilangos y tolucos” dentro de la estructura de poder en Michoacán, a costa de su propio desgaste y la animadversión ciudadana. Esas facturas y las muestras de lealtad las hará valer. Y la ruta que seguirá para lograr su cometido, no es difícil de pronosticar: una vez dejando la gubernatura se convertirá en diputado federal y seguramente líder de los grupos opositores en la Cámara de Diputados, donde brillará, pues se mueve como pez en el agua en el poder legislativo federal y desde ahí “trabajará” en el proyecto que ha manifestado perseguirá: la presidencia de la república. Al tiempo.

                                                                          FE DE ERRATAS

 En la edición pasada se informó, en este espacio, el caso de un zitacuarense que fue asaltado y asesinado en Tijuana, ciudad a la que partió en busca de trabajo, frente a la escasez de oportunidades en su tierra natal. También se reprochó la omisión del gobierno municipal para apoyar a la familia con asesoría jurídica para recuperar el cuerpo y alguna cooperación económica para respaldar los gastos de traslado del cadáver, ya que se trata de personas con dificultades financieras.

 Pero, aunque el ayuntamiento y ninguno de sus integrantes tuvo la sensibilidad humana para solidarizarse con la familia en desgracia, sí lo hizo el gobierno del estado, a través de la Secretaría de Gobierno, quiénes contribuyeron con más del 50 por ciento del costo del traslado. A ellos nuestro reconocimiento. Pues, así como se cuestiona lo negativo de las acciones y omisiones, es válido resaltar los aciertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *