Bandera Nacional luce en pésimas condiciones en Zitácuaro

Por:  Marina Vilchis Herrera.

La Bandera Nacional, en el municipio de Zitácuaro, está colocada en su asta en condiciones deplorables, rota, descolorida y nadie la cambia. Se considera una irresponsabilidad de parte de las autoridades mantenerla en esas circunstancias, es su obligación remplazarla y mantener el orgullo a nuestra patria.

En la escuela y en el país se fomenta el respeto a nuestros símbolos patrios y es una vergüenza que no se le dé el respeto y se valore.

 La Bandera de México es considerada la más bella del mundo, es uno de los grandes símbolos nacionales y por lo mismo debería ser protegida por las leyes de nuestro país.

De acuerdo a las autoridades, existe una bandera de repuesto para este tipo de situaciones que, en su mayoría, ocurren por los fuertes vientos o las lluvias.

La Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno nacionales rige las disposiciones para el uso de los símbolos, y en el caso de la bandera su uso y cuidado en ceremonias, principalmente. En cuanto a implicaciones para el ciudadano común, sólo destaca que las banderas que usan particulares no pueden tener el escudo a colores, debe ir en blanco y negro.

  • Artículo 3. La Bandera Nacional consiste en un rectángulo dividido en tres franjas verticales de medidas idénticas, con los colores en el siguiente orden a partir de la asta: verde, blanco y rojo. En la franja blanca y al centro, tiene el Escudo Nacional, con un diámetro de tres cuartas partes del ancho de dicha franja. La proporción entre anchura y longitud de la bandera es de cuatro a siete. Podrá llevar un lazo o corbata de los mismos colores, al pie de la moharra.
  • Un modelo de la Bandera Nacional, autenticado por los tres poderes de la Unión, permanecerá depositado en el Archivo General de la Nación y otro en el Museo Nacional de Historia.
  • Artículo 7. Previa autorización de la Segob, las autoridades, las instituciones o agrupaciones y los planteles educativos, podrán inscribir en la Bandera Nacional sus denominaciones, siempre que esto contribuya al culto del Símbolo Patrio. Queda prohibido hacer cualquiera otra inscripción en la Bandera Nacional
  • Artículo 9. En festividades cívicas o ceremonias oficiales en que esté presente la Bandera Nacional, deberán rendírsele los honores que le corresponden en los términos previstos en esta Ley y los Reglamentos aplicables; honores que, cuando menos, consistirán en el saludo civil simultáneo de todos los presentes, de acuerdo con el Artículo 14 de esta misma Ley.
  • Artículo 10. El 24 de febrero se establece solemnemente como Día de la Bandera. En este día se deberán transmitir programas especiales de radio y televisión destinados a difundir la historia y significación de la Bandera Nacional. En esta fecha, los poderes de los tres órdenes de gobierno realizarán jornadas cívicas en conmemoración, veneración y exaltación de la Bandera Nacional.
  • Artículo 11. En las instituciones de las dependencias y entidades civiles de la Administración Pública Federal, de los gobiernos de los Estados y de los Municipios se rendirán honores a la Bandera Nacional en los términos de esta Ley y con carácter obligatorio los días 24 de febrero, 15 y 16 de septiembre y 20 de noviembre de cada año, independientemente del izamiento del lábaro patrio que marca el calendario del artículo 18, acto que podrá hacerse sin honores.
  • Artículo 12. Los honores a la Bandera Nacional se harán siempre con antelación a los que deban rendirse a personas.
  • Artículo 13. La Bandera Nacional saludará, mediante ligera inclinación, sin tocar el suelo, solamente a otra Bandera, nacional o extranjera; en ceremonia especial, a los restos o símbolos de los héroes de la Patria; y para corresponder el saludo del Presidente de la República o de un Jefe de Estado extranjero en caso de reciprocidad internacional. Fuera de estos casos, no saludará a personas o símbolo alguno.
  • Artículo 14. El saludo civil a la Bandera Nacional se hará en posición de firme, colocando la mano derecha extendida sobre el pecho, con la palma hacia abajo, a la altura del corazón. Los varones saludarán, además con la cabeza descubierta. El Presidente de la República, como jefe supremo de las fuerzas armadas, la saludará militarmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *