Causa daños construcción de canchas de futbol

Zitácuaro. – La construcción de un par de canchas de futbol, en la comunidad de El Naranjo, ha ocasionado daños al subsuelo y a una propiedad privada, por lo mal planeado de los trabajos. Ahora, de no corregirse esta mala obra, el agua que se filtra al subsuelo amenaza con ocasionar derrumbes, que afectarían al rio Chiquito y una propiedad más.

Los trabajos para iniciar la construcción de dos canchas de futbol rápido, comenzaron desde el año pasado y de acuerdo a la versión de los vecinos, este predio pertenece a Ricardo Beamonte, hijo de la Directora del DIF Estatal, Roció Beamonte Romero. El problema con esta edificación, es que las tuberías quedaron al aire libre; por lo que ahora, en esta temporada de lluvias, el agua que se junta en la parte de alta se canaliza a los tubos de desagüe, que salen a un terreno privado.

El miércoles, tras una fuerte lluvia, toda el agua buscó una salida y terminó por reventar el subsuelo, arrastrando una cantidad considerable de tierra que fue suficiente para que se llevara una cerca de malla ciclónica. De acuerdo con los vecinos, indicaron que el riesgo de que el problema crezca es latente, ya que en el lugar se ha ido acumulando una gran cantidad de agua que en algún momento podría salir hacia la parte inferior.

En un recorrido por la zona, El Despertar pudo constatar que hay una porción de terreno donde el suelo ya se siente reblandecido, debido al aumento de agua que se está juntando, misma que está a unos metros de donde reventó el subsuelo. Al entrevistar al encargado de las obras, Arquitecto José Ramón Rodríguez, informó que la empresa para la que labora apenas comenzó a realizar trabajos en el lugar, pero el error -expuso- fue de la constructora anterior, que no tuvo visión para no perjudicar a los vecinos.

Se debió de ver la forma de encaminar los servicios a un desagüe o aun lugar donde no ocasionaran daños. A pregunta expresa, señaló que no sabía cuál o de quien era la constructora que realizó las labores de construcción, pero de manera extraoficial se conoció que pertenecía a un familiar del Secretario de Gobierno, Carlos Herrera Tello.

Aseguró que la empresa para la que trabaja sólo venía a poner la malla perimetral que deslinde a las canchas de futbol, pero finalmente se quedaron para solucionar el problema del entubamiento del agua y evitar mayores problemas. En ese contexto, aseguró que los desperfectos que ocasionó este mal trabajo serán corregidos a la brevedad.

Hasta el momento el jefe de tenencia del lugar desconoce si esta construcción cuenta con las autorizaciones correspondientes para realizar los trabajos, así como los permisos de cambio de uso de suelo, entre otros. En una próxima entrega se dará a conocer como pretenden solucionar el problema, ya que en esa zona no hay drenaje, por ello se teme que el agua residual la quieran encausar al rio Chiquito, que es uno de los pocos mantos acuíferos que no están contaminados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *