Ilegal construir en la zona de manantiales de La Carolina

Quienes se dicen dueños son personas ‘vivales’ que no tienen necesidad de un predio.

Zitácuaro, Mich., a 22 de febrero de 2017.- No solamente en Zitácuaro, sino en toda la región Oriente existen asentamientos humanos irregulares, que se forman luego de una serie de anomalías y omisiones, hechas por gente aprovechada, por algunos políticos que han comprado tierras muy baratas para posteriormente venderlas, incluso han hecho de las tierras botines políticos, dejándole y aventándole el arpa a la autoridad municipal para que dote de servicios, como es el agua, la luz, el drenaje y las calles, a esos asentamientos. Ellos obtienen una ganancia y el problema después le queda a toda la población, porque los servicios se pagan con los impuestos de todas las personas del municipio.

Tal es el caso de un predio que se ubica en La Carolina. La zona de manantiales en fechas recientes comenzó hacer invadida por personas, quienes comenzaron a realizar construcciones de madera. Ejidatarios de varias localidades han intentado frenar esta situación; sin embargo, al igual que los individuos que se dicen propietarios, buscan el beneficio personal, dejando de lado la conservación de las áreas naturales.

En entrevista para El Despertar, un ciudadano que en el pasado fue autoridad en la comunidad, señaló que es muy compleja la situación en la zona. “Las personas que se dicen dueños compraron los terrenos en un precio muy barato, gente que no tiene necesidad, si tuvieran necesidad de un predio ya se hubieran venido a vivir desde hace mucho tiempo. Compraron carniceros, comerciantes, políticos, gente que tiene casas en Cuernavaca y otros estados de la República”.

“Es gente vivales, que adquirió los terrenos porque vio una oportunidad de oro y compró con la intención de revender, pero no se fijaron en el daño que le pueden ocasionar a los manantiales al construir sus viviendas. Por su ubicación geográfica, la zona carece de opciones para poder brindar los servicios básicos, principalmente el drenaje. No se puede permitir el daño a los ríos o manantiales que están en la zona”, dijo el entrevistado.

“La gente es ignorante, inculta y como consecuencia de ambas, es cochina. Entonces van a crear un basurero tremendo si no hay los servicios, si no hay la capacidad para generarlos”, consideró.

El habitante de la comunidad explicó que las personas que se dicen propietarios, “son dueños de un terreno, tienen escrituras que se les otorgaron con testimonios falsos, pero no tienen licencia de construcción, por lo tanto es ilegal cualquier construcción que se realice, incluso es causal de una multa por construir sin la licencia correspondiente, ahí la autoridad municipal debe intervenir y aplicar multas”.

Respecto a los comuneros que defienden el predio, explicó que, “me da mucho gusto que la localidad de Los Ailes defienda los manantiales, que un buen hombre como Moisés Quiroz este abanderando esta causa, pero tampoco la autoridad o el municipio puede erogar una cantidad fuerte del erario municipal para la compra de estos terrenos y dárselos a este núcleo de población, no es lo correcto”.

“El municipio lo debe de administrar o hacer un patronato representado por todos los sectores sociales de Zitácuaro, pero no se puede expropiar para dárselo a un grupo de ciudadanos, quienes lo están reclamando. Que se siga respetando a los dueños, pero que se les impida construir. Que planten cedros, pinos y todos los fines de semana pueden estar ahí. No podemos quitar este pulmón que queda en la ciudad de Zitácuaro”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *