Se niega Ministerio Público a recibir denuncia

Zitácuaro. – Una agente del Ministerio Público se negó a recibir una denuncia que pretendía interponer una fémina para su protección, luego de que en varias ocasiones ha sido violentada por su ex pareja, quien ha llegado al grado de golpearla y abusarla sexualmente en varias ocasiones.

Entrevistada al respecto, la mujer (de la que se omite su nombre por razones obvias), explicó el martirio que ha padecido por más de un año, luego de la separación con su ex pareja, a la que decidió dejar debido a los malos tratos de que era víctima.

Madre de dos hijos, la agraviada explica que hace unos días fue agredida físicamente por su ex esposo, mismo que le dejó lesiones visibles en diferentes partes del cuerpo. La mujer acudió al doctor para su atención, por lo que el galeno le extendió un certificado médico para los trámites legales a los que hubiera lugar.

Tras haber sido agredida, la víctima acudió a las instalaciones del DIF, donde la canalizaron a la Fiscalía Regional de Justicia en Zitácuaro. Una vez ahí, la mandaron con una fémina agente del Ministerio Público, de nombre Heidi, la cual, en lugar de recibir la denuncia, se dedicó a regañarla.

La afectada explicó que todo empezó derivado de un problema familiar con una de sus hijas, aclarando que, aunque está separada de su ex pareja, viven en el mismo terreno, pero en diferentes casas; sin embargo, la propiedad pertenece a su ex suegra, por lo tanto, es que fue agredida por su ex cónyuge, así como por la madre y la hermana de este.

Al explicarle esto a la M.P. la funcionaria le llamó la atención y la increpó por vivir en ese lugar, refiriendo que los golpes que había recibido eran porque ella (la afectada), los había provocado y permitido. Además de que el abuso sexual del que ha sido víctima, era parte de “el karma”. Argumentando la servidora pública que en todos los aspectos la afectada tenía la culpa, “ya que si sabía como era, para que se había ido a vivir con él”.

En todo momento la mujer fue agredida y regañada por la Ministerio Público, incluso llegó al grado de que le dijo que era su obligación seguir trabajando para sacar a los hijos adelante; ya que, si el papá no quería hacerlo nada se podía hacer y que sí los niños se querían quedar con su ex pareja, que se los dejara.

Finalmente, sólo le dio un citatorio para que lo entregara la misma afectada a su agresor. Así lo hizo, pero una vez en la Fiscalía, la acusación se hizo estando presentes todas las partes; aun así, la denuncia no se levantó y dejaron ir al agresor, pero bajo la advertencia de que si un Juez decidía que los niños se quedaran con su papá así sería, aunque la afectada se pregunta, que si no hay una denuncia previa ¿Cómo es que un Juez pueda decidir quien tendrá la custodia de los menores?

De estos hechos la denunciante manifiesta que buscará la ayuda de un abogado, ya que ha sido revictimizada por alguien que se supone también es mujer y está para apoyarla “¿Dónde está la equidad de género?” Expresó.

De acuerdo con la ley, se conoce como revictimización, victimización secundaria o doble victimización, el proceso mediante el cual se produce un sufrimiento añadido por parte de instituciones y profesionales encargados de prestar atención a la víctima (ya sea de malos tratos o violencia de género, secuestros, abusos sexuales, etc.), a la hora de investigar el delito o instruir las diligencias oportunas en el esclarecimiento de lo ocurrido: Jueces, policías o abogados, entre muchos otros.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: