Se va uno de los más grandes entrenadores de futbol americano y pionero en Zitácuaro.

-Dejando un legado en el deporte y en la formación de vida de sus alumnos.

Por:  Marina Vilchis Herrera.

Fallece el Arquitecto Miguel Ángel Rosales del Valle, entrenador del club “Caciques” de Zitácuaro. Para Miguel Rosales el futbol americano representó “diciplina, compañerismo, trabajo, buena convivencia y vio crecer a muchas generaciones de personas, llevando adelante su vida con la diciplina que tiene el fútbol americano”, estas palabras las dio a conocer en una entrevista para un medio local.

“La inquietud nace gracias a un amigo al que llamamos el gordo, en un campamento, con todos los sobrinos e hijos pequeños.  Esto nace gracias a la inquietud de José Luis Vásquez y todos los sobrinos e hijos pequeños, les empezó a manejar lo que es el balón de futbol americano y comenzamos a formar un equipo denominado “Armadillos de Zitácuaro”, que desgraciadamente por intereses contrarios al futbol americano se deshizo y comenzamos a formar una Asociación Civil que se llamó Caciques de Zitácuaro, eso fue a partir de 2002-2003”.

Ahora sólo falta que sigan con el nuevo proyecto de los “Búhos”, el nuevo nombre que tiene este equipo de fútbol americano y que mantengan viva la imagen de Coach Miguel Rosales del Valle y que José Luis Velázquez siga siendo un pilar, como hasta ahora en este bonito deporte.

Diego García Hernández: “Mi pérdida es bastante significativa, él para mí fue un padre, mi mejor amigo, un tío, me dejó muchas experiencias a nivel deportivo, control de actitudes, diciplina y muchas satisfacciones personales”, posición Lb line blaker.

Manlio Adad Barajas Baca: “Para mí fue un gran maestro, mi coraje, una persona con mucha sabiduría, a la cual le podía confiar mis problemas. Siempre me dio los mejores consejos. Un gran ser humano en toda la extensión de la palabra, mi posición en el equipo tacke”.

Demian Orihuela Ledezma: “De él aprendí diciplina, compromiso, siempre me dijo que me quitara esa mentalidad mediocre, me impulso a seguir adelante, mi posición en el equipo guardia ofensivo a la derecha y veces cambiaba a la izquierda”.

Alfredo Guillen Viveros: “Aprendí mucho de él, gracias a él y a José Luis Vázquez que me inculcaron el amor por el futbol americano, siempre con valores de fortaleza, coraje, diciplina, actitud positiva y siempre dar el máximo en todo y dentro del futbol americano me enseñaron la hermandad, que es muy diferente en todos los demás deportes, hice grandes amistades, me formó como persona, mi puesto dentro de mi equipo incie como receptor y corner”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *