Entre desconfianzas y preocupaciones

Todo el sector gubernamental está entre las instituciones que dan menos confianza a los michoacanos, mientras que sus calles están entre los sitios en los que menos seguro se sienten. Así lo detallan encuestas den Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), y es posible que esta desconfianza esté fundada.

LOS CERCANOS, CON MAYOR CONFIANZA

La encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental del Inegi, que se dio a conocer en marzo de este año, intenta aportar información sobre las experiencias y la percepción de la población con trámites y servicios públicos que proporcionan los diferentes niveles de gobierno, incluyendo servicios de seguridad pública y justicia, que aporte elementos para la toma de decisiones de política pública.

Dentro de esta se califica la confianza a las diversas instituciones y sectores que componen la sociedad, y no hay duda de que los círculos cercanos a los michoacanos son a los que más les tiene confianza.

Los encuestados por el Inegi señalaron que los familiares, los compañeros de trabajo y los vecinos, son a quienes más confianza le tienen, pues a la familia la calificación de confianza que le dieron los michoacanos es de 8.0, mientras que a los compañeros de trabajo les dieron un 7.5 y a los vecinos el 6.9.

En este punto se debe subrayar que son cifras que destacan a nivel nacional, pues en las calificaciones nacionales los mexicanos dijeron confiar más en las universidades que en sus compañeros de trabajo, y las escuelas públicas de nivel básico y universidades tienen más confianza de los mexicanos que sus vecinos.

Queda comprobado entonces la solidaridad de los michoacanos con sus más cercanos, con los que forman parte de sus circulas cercanos, probablemente es por esto que las autodefensas llegaron a tener mucho más confianza entre los michoacanos que las autoridades, o también se puede mencionar el caso de Cherán, donde los propios habitantes se encargan de la seguridad y decisiones de gobierno, lo que ha mantenido la confianza entre ellos.

LA UNIVERSIDAD, SE SALVA

Los michoacanos calificaron con 6.7 la confianza que les inspiran las universidades públicas, a nivel nacional los mexicanos calificaron su confianza en las universidades con 7.4, y en algunas entidades es mayor la calificación de confianza otorgada.

La calificación que dio Michoacán es Igual que la que se dio en Tlaxcala y Tabasco, y sólo los estados de Guerrero, Chiapas y Oaxaca dieron calificaciones más bajas a sus universidades públicas.

En este contexto no está por demás recordar que la máxima representante de las universidades públicas en Michoacán es la Universidad Michoacana de san Nicolás de Hidalgo, una institución con graves problemas financieros, que incuso la tienen cerca de la quiebra, además de las problemáticas con sus sindicatos, que le dejan “mal parada” con la sociedad.

También los conflicto con grupos estudiantiles que constantemente han llevado a paros de labores, pueden ser otro factor por el que no se tiene tanta confianza en la UMSNH.

Muy probablemente un personaje que ha influido para esta desconfianza en la ciudadanía es Salvador Jara Guerrero, el ex rector de la UMSNH que fue gobernador interino y que terminó por ser aliado del “virrey” Alfredo Castillo.

El fenómeno es similar con las escuelas de nivel básico, pues los michoacanos incluso confían más en el ejército y la marina que en estas escuelas. Un factor que podría causar esta desconfianza son los constantes desencuentros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) con el gobierno michoacano, recientemente por la falta de pagos, y hace un par de años en medio de la vorágine por la Reforma Educativa.

DE LOS QUE MÁS DESCONFÍAN, ES DE SU POLICÍA

Pese a las modificaciones en imagen y nombres, además de formatos de operación, en las policías estatales y municipales de Michoacán, la desconfianza en sus policías permanece, vela también esta encuesta y es que la calificación de confianza de los pobladores del estado hacia las policías es de 3.5

Esta calificación es igual a la otorgada en el Estado de México, Quintana Roo y Veracruz, pero una calificación menor a esta, sólo se dio en el estado de Puebla y en la Ciudad de México.

Tanto policías municipales como estatales se han visto señalados en corrupción y abuso de autoridad, y el hecho de que en varios municipios permanezcan las guardas comunitarias con una confianza mayor, es signo de que los policías poca confianza le inspiran al ciudadano michoacano.

POLÍTICOS, LOS “APESTADOS”

En Michoacán, como en todo el país, los partidos políticos, además de las cámaras de diputados y senadores, así como congresos locales, son las instituciones de menos confianza.

Las razones, en Michoacán están por demás demostradas, pero no está mal dar un paso por los nombres, como Ernesto Núñez, Wilfrido Lázaro Medina, Fausto Vallejo Figueroa, Alfonso Martínez Alcázar, Luisa María Calderón, Salvador Jara Guerrero, Jonathan Sanata González, Daniel Moncada, Juan Carlos Campos Ponce, entre otros que se han mencionado en este mismo espacio de El Despertar.

SE SIENTEN MÁS SEGUROS EN ESCUELAS

También en junio de este año, el mismo Inegi dio a conocer los resultados de su Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana, en la cual aborda entre otros temas, la sensación de seguridad que le dan diferentes espacios.

En esta, los michoacanos de las tres principales ciudades del estado, que son Morelia, Uruapan y Lázaro Cárdenas, indicaron que las escuela son el sitio donde más seguros se sienten, pues un 76.6% se siente más seguro ahí, incluso se sienten más seguros en las escuelas que ni siquiera en sus casas.

Un caso singular es el de las carreteras, pues mientras el 48.5% de los morelianos indicaron que se sienten seguros en las carreteras, en Uruapan sólo el 19.8% indicaron eso, y en Lázaro Cárdenas fue el 22% de los habitantes.

En el particular caso de la calles, apenas el 32% de los michoacanos encuestados dijeron sentirse seguros en las calles que habitualmente usan.

También la encuesta revela sobre cambios en hábitos que han tenido los habitantes y el 53.5% de los michoacanos han tenido que dejar de llevar cosas de valor consigo ante la situación de inseguridad que prevalece en el estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *