Política en lo oscurito



Autor: Don filosofo de Cedano

Somos la vergüenza del mundo
Don Cedano está preocupado, y preocupado en serio, el estado de Michoacán
se ha convertido en un cementerio, de los grandes, de los de a deveras, ha
alcanzado fama mundial y no necesariamente por lo que nos sentimos
orgullosos… bueno, sí, también por violentos algunos se sienten orgullosos y
lo presumen. Pero no nosotros los “buenos”, nosotros no nos sentimos
orgullosos de que nuestros hermanos se mueran. Yo no me siento orgulloso
porqué los malos presuman que en Michoacán somos bien “machos” y nos
morimos cuando queremos y nos topamos con quien sea.
Algunas historias andan regadas por ahí sobre ese tipo de fama y de valor,
repito, Don Cedano no se siente orgulloso de ese tipo de fama. Se siente
orgulloso de aquello bueno que ofrece el estado a todos los seres vivos del
mundo, orgulloso: de la comida, del arte, de la arquitectura, del cine, de la
naturaleza, de las personas que se esfuerzan todos los días por ser mejores. De
eso sí… pero eso como que ya no tiene presencia en medios, como que ya está
pasando a un segundo término, no se replica. Ahora lo que vende, lo que se
ve, lo que se escucha, son noticias negativas, de muerte y dolor.
Tan buenos somos en matarnos entre nosotros, que nos halagan en todo el
mundo mundial, y nos premian con tener en nuestro estado a una ciudad que
lidera a todas las del mundo… ¡Yess! somo primeros en algo, aunque no en
algo positivo, sí en algo negativo. Hasta parece broma la frase de Salvador
Dalí, esa que dice: “No importa que hablen de ti, aunque sea mal” … bueno,
ya estamos en las estadísticas mundiales, gracias al trabajo del Consejo
Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, que clasificó a
Zamora como la ciudad más violenta del mundo, con 196.63 homicidios por
cada 100,000 habitantes.
Algo que ni Obama tiene, bueno, tampoco Colombia, tampoco Siria, ni Irak,
ni Irán, creo que ni siquiera Ucrania a pesar de la guerra. Bueno, a lo mejor
ahorita allá sí, pero están en “guerra” por lo mismo que nosotros, por defender

intereses económicos de personas anónimas, que no sabemos quién se
beneficie realmente de esas guerras, mientras los simples soldados mueren
recibiendo ordenes, tanto aquí en nuestro país, como allá en Ucrania,
decíamos que saltamos a la fama gracia a ese estudio que se hizo en varias
ciudades en el mundo, pero en las que sus países no están en guerra, estos
estudiosos, no han leído a Don Cedano al parecer, porqué este viejito ha dicho
muchas veces que el país está en guerra, y no le creen, y les reitero, no
hablamos de la guerra de palabrerías que manejan los políticos y sus huestes,
hablamos de una guerra que está matando a nuestros hermanos, una guerra
que nos está aniquilando internamente.
Vean toda la muerte que está pasando en el país, sin estar en “guerra” ¿O sin
declaración de guerra? o ¿Será una revolución intestina? Donde todos quieren
tener el poder, el que sea, aunque sea una muestra pequeña, para dominar a
sus adversarios, y el poder puede ser de cualquier tipo, todos los poderes dejan
esa sensación de dominio y una vez ganado ese poder, lo quieres mantener a
cualquier costo, incluyendo el más alto: “la vida.
La supremacía muy en alto hace daño a las mentes pequeñas, vean nada más
cómo se comportan en el poder algunos personajes, al ganar una presidencia
municipal, al ganar dinero, al ganar prestigio con las armas, todas esas mentes
pequeñas están acabando con su propia vida y se llevan entre las patas a
muchos.
Si no me creen, hagan lo que Don Cedano, él abre muchos portales de noticias
de todos los estados, y no hay uno, ni uno si quiera que se salve de contar
muertos, y muertos, y muertos, mientras el presidente de la República justifica
su mala administración con decir que el estado no los ha matado, y podrá tener
razón, que directamente, con uniforme y toda la cosa el estado no haya matado
a ninguno, pero no podemos asegurar que no haya sido algún elemento del
estado el que participara.
Lo bueno, dicen en tierra caliente, que los soldados se distinguen entre los
oficiales y no oficiales por las botas, aunque parezca chiste, al rato terminarán
clonando hasta eso. Pero bueno, el prejidente, dice que no es el estado quien
participa de la violencia, Don Cedano dice, que se peca por omisión, no ha
podido el estado mantener el orden y es que dentro del sospechosísmo que
Don Cedano maneja, tiene la ligera impresión de que el estado y los malos se
están homogenizando, como que se están volviendo uno. Hemos visto que las
mañas del estado las tienen los malos y las mañas de los malos la tienen los
del estado, nada más falta que el ilustre señor máximo de Macuspana diga “El
estado soy yo”, entonces sí, ya nos fregamos.

¿Cómo qué más? ¡Ah, sí es cierto! Fregados ya estábamos, ja, ja, ja… bueno,
es un decir, pero para allá pintan las cosas, se quejaban los seguidores del
mesías tropical de que no se parecía en nada nuestro país a Venezuela, porqué
aquí si hay libertad, y se respeta al adversario, algo que está en duda; primero,
porqué se están muriendo sospechosamente muchos políticos y
comunicadores, alguna razón habrá, la culpa no siempre la tendrán sus
amistades con los malos, no siempre, y eso de volvernos Venezuela, no creo
que se pueda, somos culturas distintas. Lo que sí se puede, es que el régimen
político siga los pasos de la dictadura que existe allá.
El video ese que circula en redes donde se aprecian las similitudes entre el
discurso de Nicolás Maduro y el de San Péjele, nos hace “sospechar” que para
allá va la línea, el paso que faltaba era hacer la revocación de mandato y
después la propuesta de reelección, por el “amor” que le tiene el pueblo bueno
y sabio al mandatario. Evidentemente, el mandatario se tiene más amor a sí
mismo y mucho más al poder que ostenta. El camino para convertirnos en un
émulo de Venezuela ya está chapeado, en mi rancho dicen chaponeado, el fin
es el mismo, los secuaces o adláteres del prejidente están limpiando la vía,
para que el presidente camine tranquilo.
Decíamos que, según el video que circula de Nicolás Maduro, cuando
propone que cada tres años el gobierno debe ser escrutado en las urnas para
saber si el pueblo quiere que siga en el poder o no, ya está en marcha, el 10 de
abril se termina esa fase que, si votas o no, no le importa al gobierno, tiene a
sus huestes trabajando duro, usando recursos del estado para promover la
figura presidencial… ¿Qué? ¡Ah, tienen razón! No son recursos del estado,
son recursos de las personas que trabajan y pagan impuestos para ver crecer el
país y no deberían ver despilfarrados sus dineros en propaganda de una
persona ansiosa de poder.
Bueno, pues el paso de la revocación de mandato ya está dado y siguiendo el
libreto de Maduro, el siguiente paso es la reelección, tiene un par de años para
plancharla, pero ya inició la carrera. Este fin de semana, un personaje que no
debería de existir en la política por su calidad moral y falta de lenguaje pulcro,
llamado Salgado Macedonio, está “proponiendo” la reelección, es el siguiente
paso y nos convertimos en la Venezuela que tanto detestamos, en la
Venezuela del abuso del poder, en la manipulación de datos, en la coerción de
los medios y el miedo de los adversarios que son asesinados o reducidos con
cárcel, “ya mejor llévanos diosito”, dice Don Cedano, pero luego se desdice,
luego diosito si me lleva.

Mejor sería buscar otras opciones ¿Más corruptas? A lo mejor nos sentaría
bien un gobierno más corrupto, pero que empujara al país a mejorar, a tener
mejores satisfactores, con uno menos corrupto no estamos mejorando, ya la
tortilla anda en 20 pesos, la leche envasada en 27 pesos, ¿A dónde vamos a
parar? Diría Marco Antonio Solís, así como pintan las cosas, no solamente
seremos lideres mundiales en muertes violentas, seremos líderes mundiales en
tener gobiernos insulsos y faltos de acción correctiva o preventiva, porqué “se
matan entre ellos”, a mí solo me toca ver, dirán los gobiernos, pero para votar,
para exigir impuestos, para eso si está el pueblo, en ese momento si existimos,
para impartirnos seguridad, no, en esas responsabilidades batean bonito.
¡Ah, ya entendí! El batear las responsabilidades es la especialidad de San
Péjele, bendito Base Ball, ja, ja, ja, así vemos a nuestro gober, que no ve lo
duro, sino lo tupido, nos están matando a muchos michoacanos y tampoco
sabe si le corresponde a él, al municipio y a la federación, y como en el
gobierno el solucionar problemas es problema burocrático, van a firmar la
instrucción de atender zonas violentas, cuando ya no haya zona, o no haya
personas que atender, el mes pasada señor gobernador fue el más violento del
siglo, 480 asesinatos, abril empieza duro, así, seguro acabamos con los pobres,
en Michoacán la muerte tiene permiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *