Política en lo oscurito

Política en lo oscurito

¡El Gas y lo que se avecina!

Don Cedano apoltronado en su enorme poltrona cavila, con cara circunspecta, todo acción y circunstancia se repantiga. Cruza la pierna a medio muslo, coloca su brazo bajo la cabeza, instala un puro en la mano del otro brazo… no supe si izquierdo o derecho, por eso solo puse “su brazo”, que a la postre es indiferente, y el puro es pura parafernalia, no crean que me gusta, por más que me vena cara de vicioso, no, la cara así me salió de fábrica. Les dije del puro, porqué se ve con clase, no sé de cual, pero se ve con presencia, ya ven que los puros se hicieron famosos en aquellos días cuando el Che Guevara era el líder indiscutible de la revolución cubana, y figura emblemática en los movimientos políticos posteriores, y Fidel Castro su sosia, los exportó por millones.

 Ellos fumaban puro y se nos hacían importantes y divertidos al verlos, parecía que de eso estaban hechos los hombres, de barba y puro, bien machotes pues. Así que a Don Cedano se le hizo divertido usarlos también, para sentirse machote, aunque no sepa fumarlos ni reconocerlos por las marcas.

 Bueno, pues así estaba Don Cedano, repantigado, pensando en la inmortalidad del cangrejo, con diez libros sobre las mesitas al lado de su poltrona, esperando a ser leídos, esperando a sacar toda la sabiduría de los poetas muertos, aquellos que decían sentencias desde su ansiedad o desde su depresión auto infringida, solo por querer morirse antes, para poder figurar en la historia de la poesía, no saben que a la sociedad les importa un carajo que se mueran poetas muertos, al final, con el solo nombre del grupo lo dan por hecho, y tampoco le importa a la sociedad que se mueran jóvenes, eso solo hará que sea romántica su muerte, pero dejan huérfanos a sus lectores de esa fértil imaginación usada de manera equivocada.

 De hecho, a la sociedad le importa un comino la poesía existencial o vaciada de romanticismo, le gusta la poesía facilona, que llegue al tuétano de las emociones que la sociedad tiene a flor de piel. Esas emociones que mueven la moral de aquellos que no la tienen; como, por ejemplo, es mejor leer a Rubén Darío que dice “juventud, divino tesoro, ya te vas para no volver, cuando quiero llorar no lloro… Y a veces lloro sin querer”.

 Eso pega más que una de Cioran, que decía: “La tristeza es un don, como la embriaguez, la fe, la existencia, como todo cuanto es grande, doloroso e irresistible” … a nadie le gusta el don de la tristeza, aunque la vida que llevemos sea triste a fuerza de forzarla a serlo. La sociedad es triste y lo demuestra haciendo miles de fiestas, asegurándose por un instante en no querer serlo. Generalmente las fiestas en nuestro pueblo terminan en tragedias y llantos, algo inadmisible para aquel buscador de tristezas, porque es feliz, por ello no me gustan los trabajos de los poetas muertos, ni tampoco les envidio su “valor” para el suicidio, tanto mental como físico.

 No, no me gustan las personas nocivas de sí mismo, me gustan las propositivas. Sí, ya sé, dedujeron por qué no me gusta la filosofía de San Péjele, como que no termina de cuajar, que al igual que la de los poetas muertos, tiene a sus seguidores que la adoran y le rinden pleitesía. Son estos la que la hacen grande.

 Cioran decía a su vez, que a los enemigos habrá que adularlos, a fuerza de que se crean importantes e infalibles, con ello dejarán de criticarte. No sabrán como, si te creerán uno más de ellos, cosa que no ha podido cuajar San Péjele, ja, ja, ja.

 Ya que estamos encarrilados, que cree inútilmente que la mayoría adora sus mensajes y su ideología. Cuan errado está y todo se debe a que no lee a los poetas muertos, ni la literatura de Don Cedano, fuentes inagotables de sabiduría que lo llenaran de ínfulas de placer verbal. Quizá sea tiempo de hacerle llegar algunos ejemplares y se ilustre. Esa nube, en la que está metido nuestro insigne presidente está llegando a los mil metros de altura, de donde se cayó Cornelio Reyna, y es probable que se borre y se caiga el señor presidente, porqué está calentando el caldero de manera innecesaria, el horno no está para bollos e insiste en elaborarlos.

 Ahora el pleito es con las gaseras, insiste en que hay corrupción, pero en el discurso dice que no la hay, pero después cuando salen casos emblemáticos, recula y dice que no hay en la cabeza del gobierno, pero al final sí hay. Es evidente que las gaseras tienen un problema de corrupción grave y que el costo del combustible es muy alto, como todos los bienes de consumo, que han elevado sus precios indiscriminadamente, y si hacer una gasera del bienestar y volver a estatizar todos los recursos energéticos y de comunicación es la solución, Don Cedano lo apoyaría. Pero sabe Don Cedano que San Péjele no se maneja así, sí de todo quiere sacar raja política.

 No quiere solucionar los problemas de manera justa y tácita, sabemos que el guachicol de la gasolina y Diesel no se ha terminado, a pesar de que los tanques de arrastre de combustible los administra la Sedena, el triángulo dorado sigue funcionando, de manera más discreta pero allí está. Digo, Pemex sigue reportando pérdidas y localizando tomas clandestinas, eso quiere decir que no se ha acabado, y ni se acabará mientras no se acabe el sistema y los corruptos sean castigados. Pero eso no va a ser en esta administración, muchos de los corruptos están dentro de ella y participan de sus beneficios, así que por más que el preciso grite “el gaaaassss” y le ponga mote de Gas del Bienestar, no logrará terminar con la corrupción en este medio.

 La competencia es lo que debería de cuidar, el precio justo es lo que debería de cuidar, no permitir que se ensañen con la población, como el sistema se ensaña, que sean menos mañosos, digo el sistema, porque Pemex a pesar de todos los esfuerzos realizados no tiene precios más económicos de sus productos que la competencia.

La CFE tampoco ha alcanzado el equilibrio económico ni el estatus de empresa de clase mundial que tanto cacarean, CFE y Pemex han subido el costo de sus productos más allá de la inflación. Es más, CFE siendo paraestatal, ni siquiera ha logrado dar el servicio de calidad que el usuario requiere, aun tienes tú como usuario que pagar las obras que necesita CFE hacer para darte un servicio y regalarles la obra y los materiales, y ellos la autorizarán, supervisarán y darán el visto bueno en el tiempo que ellos quieran, no en el que tú la necesites. Así que cuando escuchen que CFE ha invertido en modernizar su infraestructura, no les creas, todas las obras en donde veas que las líneas se han convertido en subterráneas, en prácticamente ninguna ha invertido un peso CFE.

 Así que no se dejen engañar, como no nos va a engañar San Péjele que con el gas del bienestar logrará el equilibrio. Sí logrará de alguna manera detener algo a los manos largas, eso es importante, pero tiene mucho camino por andar, a ver si no se le empieza a acedar el atole. Ya ven que, con eso de la consulta, se le quedó la olla llena, votaron solamente los que tienen compromisos con él, o sea todos los que trabajan como servidores públicos y que tiene algún puesto en el gobierno, y que están bajos las siglas de La Prieta.

 La gente ya no se engaña tan fácilmente, la gente sigue a líderes, sí, con la esperanza de que modifiquen las condiciones sociales de manera fuerte. Aun no se da. La gente busca bienestar. Las dadivas, si ayudan, pero no te dan riqueza ni estabilidad, pues no sabes si en tres años más te quedas sin ellas con la llegada de otro gobierno, aunque San Péjele diga que está en la constitución, los que sigan en el gobierno, si no gana La Prieta pueden hacer lo mismo que hizo él: modificar la Constitución, y se acabó el asunto… como aún no se acaba el de las gaseras… que pinta para algo más fuerte.

 Y pintaba para una pequeña revolución, que se gesta en el descontento de la población contra los servidores públicos que no han modificado sus conductas lesivas contra la sociedad. En el bajo mundo o submundo, donde la influencia de San Péjele no es tan marcada, los actos de corrupción e injusticia se siguen dando y están apareciendo grupos de poder que los están combatiendo desde sus trincheras, y no hablamos de las autodefensas, que tiene que aguantar vara y presiones de grupos criminales para poder subsistir y defender su patrimonio.

 No, hablamos de otros grupos que están peleando contra la corrupción in situ, uno de esos grupos se llama Resistencia Civil Pacífica, que lucha junto con el Sindicato de Conductores en el Estado de México contra una de las policías más corruptas del país, defendiéndose con presión aprendida de las mañas de los sindicatos charro, como CTM, Libertad, CNTE o Pemex, el gobierno debería de cuidarse, la casa se le puede caer, no todo es política, y menos ahora que los políticos están devaluados, no te salvará ni “el gaaasss”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *