SINOPSIS POLITICA 1088

                                                    PERIODISTAS COMPLICES DE DELINCUENTES

Ningún zitacuarense emancipado, digno, valeroso y honesto pudo hacer por Zitácuaro lo que una ciudadana ajena a este municipio logró. La profesionista moreliana, Verónica Loaiza Servín, no sólo evidenció a nivel nacional la podredumbre del gobierno municipal priista, encabezado por Juan Carlos Campos Ponce, también consiguió que dicho mandatario aceptara públicamente que es corrupto y socio de criminales.

Algunos aún recordamos aquél episodio vergonzoso para los zitacuarenses, cuando en la prensa nacional nuestro entonces alcalde confesó que se beneficiaba del “moche”, mismo que compartía con todo diputado que le ayudara a gestionar recursos…menos con el acaudalado empresario y político de Sahuayo, Alfredo Anaya Gudiño, por que éste le pedía mucho, “quería más del 50 por ciento…”

Juan Carlos Campos Ponce, también públicamente aceptó que con recursos destinados a la realización de obras en el municipio contribuyó con el crimen organizado, proporcionándoles dinero (el “diezmo”), que a la fecha se ignora de donde fue sustraído. Tampoco se ha transparentado en el “Nuevo Comienzo” el destino de dicho capital financiero, ni se ha castigado a los responsables de su desviación o robo.

Todas las funestas conductas antisociales antes descritas, fueron descubiertas, aceptadas y confesadas por los propios transgresores, gracias a Verónica Loaiza Servín; a quien, desde mi personal opinión, considero que los zitacuarenses bien nacidos, le debemos mucho.

Ahora bien, la semana antepasada, la también promotora cultural convocó a los periodistas zitacuarenses a conferencia de prensa, para dar a conocer que, gracias a su gestión, consiguió apoyos para la realización en nuestro municipio de un festival cultural; que pudo escoger para dichos eventos cualquier otro lugar, pero ella prefirió Zitácuaro.

En la rueda de prensa algunos comunicadores se incomodaron; porque, claridosa como es, a pregunta expresa Verónica Loaiza informó que no disponía de dinero para contratar espacios en los medios de comunicación, para difundir el programa de actividades culturales del festival, lo que irritó a ciertos integrantes del gremio periodístico, quienes se molestaron y decidieron, la mayoría, no publicar las convocatorias, ni nada relacionado con el festival.

No satisfechos con negarle el apoyo de difusión, en lo cual les asiste todo el derecho, ciertos “periodistas” trataron de denostarla en las redes sociales de manera satírica, posiblemente “indignados” por que la dama les dijo que publicara la información (que proporcionó) quien quisiera, pues ella no pagaría para ello. “Indignación” que no entiendo en algunos de ellos, que sin ningún recato se postraron y sometieron a un gobierno sin escrúpulos, integrado por una gavilla de delincuentes saqueadores.

Estos “periodistas” siempre guardaron silencio ante los abusos y latrocinios en el mandato de Campos Ponce, por migajas olvidaron el honor y la responsabilidad social; pero hoy, frente a una dama, que en ese tiempo se expuso exhibiendo a delincuentes, y hoy pretende traernos actividades culturales para disuadir y alejar a los jóvenes de futuras conductas delictivas, ahora si se “indignan” y de repente les brota el coraje, que jamás mostraron con el peligroso criminal que tuvimos por gobernante.

Si un poco de pudor existiera en sus personas, estarían avergonzados con la mujer que hizo lo que a los zitacuarense corresponde, en lugar de estarla descalificando.  Además se trata de promocionar actividades culturales, entendiendo la cultura como una estrategia exitosa de prevención de la violencia.

COMO PODRÍA EL PRI RECUPERAR ZITÁCUARO Y MICHOACÁN

Conocido priista, con presencia estatal, me preguntó ¿Qué necesita hacer el PRI para recuperar Zitácuaro? Tomando en consideración la importancia política de esta ciudad del oriente michoacano, la que durante décadas fue el lugar de donde emanaba el poder del tricolor estatal. Pero en la actualidad se ha convertido en bastión perredista.

Le sugerí a mi interlocutor que, lo primero que el PRI debe hacer, es desagraviarse con la ciudadanía, lo cual resulta utópico o como diría un estimado amigo: “sería como darse un balazo en el pie”.

Aunque es del dominio público la causa del desastre tricolor, así como la identidad de los culpables, el trabajo de reivindicación con la sociedad debe ser impulsado por el propio Revolucionario Institucional, antes que por las autoridades correspondientes. Es el PRI, sus líderes o militantes, quienes tendrán que reunir las pruebas, presentarlas y exigir castigo a los gobernantes y funcionarios que, para satisfacer su voracidad, saquearon y dejaron en ruinas las finanzas e infraestructura del estado y municipios, así como destrozada la reputación y credibilidad del partido que los llevó al poder.

Pero donde el tricolor debe ser más implacable, es con aquellos ex mandatarios, surgidos de sus filas, que se asociaron con el crimen organizado para amedrentar, someter y vejar a los pobladores que debieron proteger y defender, cuyas conductas criminales siguen impunes, ante la complacencia y complicidad de las cúpulas estatales y nacionales del propio partido, así como la protección de los gobernantes y personajes presuntamente “honorables” que influyen en las decisiones de ambos poderes (público y partidista).

Ser testigo impotente del saqueo ofende, lo mismo que la impunidad que cobija a los bandidos que se escudan en el servicio público; pero lo que más irrita, es el cinismo con el que se conducen, tanto los ladrones como sus protectores.

El libertinaje, despotismo, la arbitrariedad y los excesos en que incurrió Juan Carlos Campos Ponce, Salvador Jara Guerrero, Alfredo Castillo Cervantes, por mencionar algunos, deben ser revisados por el PRI y motivar sean sancionados, para disminuir la presión social y reivindicar al tricolor, en este periodo previo al proceso electoral del 2018; pues, de no hacerlo, los partidos opositores, como el PAN y MORENA, podrían esperar el momento electoral oportuno para emplear las pruebas y argumentos como estrategia para demeritar tanto al PRI como al propio PRD, al primero por cómplice y protector y al segundo por omiso como gobierno.

Esa falta de castigo a los criminales les permite actuar con mayor arrogancia, conscientes de que la justicia jamás los alcanzará y si esto llegase a suceder, nunca los tocará; pues disponen de dinero más que suficiente, que no les costó acumular, para prostituir a cualquier funcionario que intente llevarlos a juicio. Por eso Juan Carlos Campos ha pretendido comprar a la líder sindical Rocío Esther Vargas, preocupado porque con pruebas documentales la dama lo denunció por peculado, al apoderarse el ex edil de las cuotas sindicales aportadas por los trabajadores para pagar al ISSSTE y otras prácticas ilícitas.

Pero al no lograr convencerla “por las buenas”, lo intentó “por las malas”, amenazándola, diciéndole que se arrepentiría y una retahíla de improperios, que lo describen cual es, un sujeto que se ha caracterizado por faltar a su palabra, sin honor, que no cumple sus compromisos, pero si las amenazas. Me consta.

SILVANO Y SU AFECTO POR ZITÁCUARO

Los resentidos por las derrotas y aquellos que se han visto despojados del poder y de los privilegios que la política les ha permitido disfrutar, así como los negocios que a través del servicio púbico habían realizado, seguramente no coincidirán con estas líneas que hoy escribo y hasta se molestaran. A ellos los invito a que se ahorren problemas biliares y no me lean, pues sinceramente mi intención nunca ha sido agradar, para eso están los políticos y las participantes en certámenes de belleza. Yo disfruto plasmando lo que siento y creo, aceptando desde luego que no soy poseedor de la verdad absoluta, ni infalibles mis razonamientos.

Bueno, lo cierto es que la realización de la kermes anual que organiza el DIF estatal, que dirige Rocío Beamonte Romero, fue un éxito. Primero, por la organización, la solidaridad mostrada por la totalidad de las Secretarias de Estado y los ayuntamientos de Michoacán; quienes, sin importar la filiación partidista, se unieron a esta noble causa, que también sirvió para estrechar lazos de fraternidad entre los mandatarios y funcionarios de todos los órdenes de gobierno.

Segundo, se cambió de lugar la sede de dicho evento que, tradicionalmente se organizaba en el zoológico de Morelia, ocasionando estrés entre las especies que ahí tienen su morada; tercero, se superó la meta de un millón y medio de pesos, lográndose recabar alrededor de dos millones y lo más importante: todo lo logrado será destinado para convertir en realidad la tan anhelada Casa del Adulto Mayor de Zitácuaro; es decir, todos los presidentes municipales de Michoacán y funcionarios estatales cooperaron contrabajo y otros recursos para ayudar a nuestro municipio, gracias a la sensibilidad de la presidenta del DIF, Rocío Beamonte y al apego que el gobernador le tiene a este municipio.

Lo negativo, es que mientras  en eventos de lucimiento, hasta a codazos se abren paso los integrantes del cabildo de Zitácuaro, en esta kermés del DIF, salvo la regidora Teresa Ruiz Valencia, ningún otro regidor, ni el sindico, estuvieron presentes.

Otra muestra del afecto que el gobernador siente por Zitácuaro, se reflejó ayer viernes, al enterarse que el fenómeno meteorológico de los últimos días damnificó a pobladores del municipio, personalmente se trasladó a supervisar las zonas afectadas, para apoyar a las familias que perdieron parte de su patrimonio y algunas todo lo que poseían, comprometiéndose el mandatario a construir de mejor material las viviendas dañadas y hacer de Zitácuaro un modelo de desarrollo y seguridad.

Los pronósticos para Zitácuaro y Michoacán resultan alentadores, ojalá el poder que hoy ostentan nuestros gobernantes y funcionarios no los trastorne, les haga perder el equilibrio y despegar los pies de la tierra, sería lo único que podría obstruir concretar los proyectos de desarrollo colectivo, seguridad y gobernabilidad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *