SINOPSIS POLITICA

                                                                                 SINOPSIS POLITICA

                                                                     Por: J. Salatiel Arroyo Zamora

EL MICHOACÁN COMPLACIENTE CON LA CORRUPCIÓN e INTOLERANTE CON MANIFESTACIONES PACIFICAS

 En Zitácuaro y la región la semana inició con inusual incremento de la temperatura, no sólo ambiental, como consecuencia del calentamiento global, la deforestación para plantar aguacate y los incendios forestales con el mismo propósito. Sino que, el territorio se ha calentado también por la inseguridad, las ejecuciones en pleno centro de la ciudad (Zitácuaro) y las extorsiones. Lo que, a su vez, provoca el rechazo ciudadano a través de manifestaciones pacíficas, que son violentadas por gobernantes ofuscados por la desesperación, al ver que sus proyectos electorales no están resultando. En lugar de aceptar que se han perdido, el poder los ha tocado y extraviado, para así reencontrase consigo mismo, rectificar e intentar reivindicarse, en lugar de obsesionarse y hundirse más.

 El primer golpe de la semana, que cimbró a las estructuras del gobierno michoacano, se dio el domingo, con un reportaje periodístico publicado en el diario de circulación nacional El Universal. Ahí se desglosa lo que es del dominio público en la región y que en este medio de comunicación tenemos meses informando: las denuncias de las comunidades indígenas, que acusan colusión de la Fiscalía Regional de Justicia con grupos armados, lo que ha ocasionado la pérdida de más de 15 vidas.

 Dicho trabajo de investigación da cuenta de cómo las comunidades indígenas del municipio de Zitácuaro se han levantado en armas para defenderse de los embates de las organizaciones delictivas, ante la incapacidad y complicidad de los distintos órdenes de gobierno, que son acusados de intentar obligar a los pobladores del medio rural a incorporarse (pertenecer) a una organización criminal.

Insisto, en el “calentamiento” del municipio ha influido sobre todo la inseguridad, y el día domingo, en la colonia La Joya, cuatro personas fueron acribilladas. El saldo fue de dos muerto y dos heridos. Uno murió en el lugar de los hechos y otro cuando recibía atención médica.  

 Al día siguiente, a plena luz del día (una de la tarde) y en el centro de la ciudad, un joven fue ejecutado, presuntamente por dos sujetos que viajaban en motocicleta. Dicho homicidio fue la causa para que se violentaran las garantías individuales de dos jóvenes, por parte de las autoridades policiacas y de la Fiscalía Regional de Justicia.

                      LOS DETIENEN, LES INVENTAN DELITOS, LES QUITAN DINERO y LOS DEJAN IR

 En la Fiscalía Regional de Justicia se ha vuelta una práctica común cobrar por todo: Sí eres víctima de un delito y acudes en busca de justicia, para que se te atienda te cobran, así seas una dama, objeto de violación sexual. Pues, quien tiene la obligación y, se supone, la sensibilidad humana para apoyarte… por tratarse también de una mujer… se conduce como si la persona necesitada de socorro es la criminal. Además, te cobran por vejarte, por recibirte la denuncia y darle trámite. Así mismo, te fijan multas y hasta “fianzas”, aunque estas últimas sean competencia exclusiva del poder judicial.

 El día lunes, minutos después de la ejecución de un joven en el centro de la ciudad (en la base de las combis que van a San Andrés), algunas corporaciones policiacas anunciaron que se había detenido a los presuntos autores materiales del asesinato, cuando, a bordo de una motocicleta fueron ubicados en localidad de La Encarnación. Al respecto, la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno del estado emitió un boletín sobre la detención de dos hombres, en La Encarnación, a bordo de una motocicleta, a quienes, al ser revisados, se les encontró en posesión de envoltorios con droga.

 Más tarde, al acudir El Despertar a la Fiscalía Regional, se pudo corroborar la puesta a disposición de dos hombres, a quiénes, de acuerdo a la versión de familiares y abogado pretendían incriminar por la ejecución del joven asesinado en el centro de Zitácuaro y, para lograrlo, las autoridades policiacas les habían “sembrado” droga y se les presionaba para que aceptaran su responsabilidad en el crimen. O bien, para dejarlos en libertad, tendría que pagar una “fianza” de 40 mil pesos, que les había impuesto la Ministerio Público.

 Más tarde trascendió que uno de los detenidos logró su liberación, luego de ser despojado de 8 mil pesos. Inicialmente les requerían la cantidad de 40 mil a cada uno.

 El otro imputado sería excarcelado el día miércoles, pues aguantó el termino de las 48 horas y como no tuvieron capacidad las autoridades ministeriales de acreditar la responsabilidad penal, se vieron obligados a dejarlo en libertad de manera “gratuita”.

                                        INCENDIOS PROVOCADOS PARA PLANTAR AGUACATE

 El tercer evento que está calentando el ambiente, son los incendios forestales. La mayoría de ellos provocados intencionalmente por manos criminales, que traen la consigna de establecer plantaciones de aguacate, provocando destrucción y muerte, ante la cómplice satisfacción de los tres órdenes de gobierno, que no logran sensibilizarse, a pesar del evidente y brutal cambio climático que se está padeciendo y de las muertes por carbonización de personas de las comunidades afectadas, que dejan la vida combatiendo las quemas que los ambiciosos provocan. Como sucedió en el incendio en Las Peras y Lechuguillas, donde perdió la vida un joven de Aputzio de Juárez y las autoridades guardaron “secrecía” al respecto.

Entre los “sospechosos” de las deflagraciones se encuentran supuestos prestanombres de altos funcionarios del gobierno estatal y municipal, quienes llegan a las comunidades y ejidos a deforestar e incinerar áreas arboladas para establecer huertas de aguacate y amagan a los pobladores ostentándose como enviados de los más altos funcionarios del gobierno de Michoacán. Algunos de esos ecocidas figuran como acaudalados empresarios aguacateros, que han depredado decenas y hasta cientos de hectáreas boscosas en todos los parajes rurales de Zitácuaro y la región, particularmente en la zona de Aputzio de Juárez, San Miguel Chichimequillas, La Loma de San Miguel o de Coatepec de Morelos, entre muchas otras localidades con vocación forestal.

                                                            REPRESOR DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

 Hace más de un siglo, un periodista mexicano, patriota de a deveras, decía que: llegando al poder un redentor, se hace tirano (y no se refería a AMLO, pues este todavía no había nacido). El hombre es libertador cuando está abajo, opresor cuando está arriba. Por lo que, si se quiere corromper a un hombre bueno, hay que darle poder, convertirlo en jefe. Pues el ser humano deja de ser bueno, desde el momento en el que aspira a gobernar a los demás.

 Por eso, bien merecidos tienen sus fracasos los individuos y los pueblos que han andado o andan en busca de quien los libere de la miseria y de la tiranía. Pues no se debe buscar a un sujeto que nos redima, sino hombres que se rediman. No podemos creer en un hombre que conceda la libertad, sino en hombres que la tomen por su cuenta. La emancipación de los oprimidos debe ser obra de los oprimidos mismos, no de vividores aprovechados que utilizan ese pretexto para engatusar a ingenuos y desesperados.

 En la actualidad los conceptos de Ricardo Flores Magón adquieren mayor fortaleza, cuando somos testigos de los embustes y simulaciones de un presidente de la república que manipula, sin misericordia alguna, a las masas. Dando paliativos y promesas de aligerar la miseria material. Mientras empobrece a los emprendedores, que generan la riqueza que se distribuye para entregar limosnas a los pobres.

 Pues electoralmente conviene que todos los gobernados vivamos en la miseria, que seamos parte de los votos cautivos que, con migajas, se convierten en defensores incondicionales de quien los mantiene en la penuria, y sin herramientas ni ánimos para rebelarse. Resultando cómodo ser mantenidos del gobierno, parásitos de los que sí producen y con sus impuestos se nos (medio) sustenta. Aunque, siguiendo las instrucciones mesiánicas, los critiquemos y condenemos.

 Otra muestra de cómo el poder embrutece y envilece, se confirmó en Aguililla, cuando un ciudadano, de oficio profesor, se manifestaba de manera pacífica en contra de la abolición de facto de las libertades en su municipio, a manos de organizaciones criminales que mantienen el control en dicha jurisdicción, como sucede en todo el territorio estatal, donde los pobladores prácticamente nos encontramos secuestrados en nuestras ciudades y comunidades.

 El hombre exigía el cumplimiento de sus derechos constitucionales, principalmente de seguridad y libre tránsito e invitaba al gobernador de Michoacán a transitar por tierra las carreteras de la región, para que se enterará de la realidad que los azota. Eso incomodó al mandatario, quien lo empujó, mientras sus escoltas, fuertemente armados, arrebataban las cartulinas que exigían respeto a la vida, a la libertar e integridad.

 Más tarde, a manera de justificación, el gobernante acusaría a su victima de ser “Alcón”, trabajar para el crimen organizado. Agravando aun más su imagen y credibilidad, pues quien acusa esta obligado a demostrar, principalmente tratándose de una autoridad, más aún del titular del poder ejecutivo estatal, pues está poniendo en entredicho no solo el honor de su palabra, sino su investidura de mandatario. Ya hasta parece AMLO, acusando a medio mundo involucrado en política de corruptos y a nadie ha metido a la cárcel.

Nada justifica una acción de esa magnitud contra la libertar de expresión, menos contra la exigencia de auxilio, ante una manifiesta ineptitud del gobierno para cumplir sus obligaciones.

 Esas omisiones, de combatir la inseguridad y violencia, así como las acciones de insensibilidad, abuso y prepotencia, tendrán su costo político electoral seguramente. Serán los candidatos de los partidos políticos que postulen a los socios y aliados de esos mezquinos gobernantes los paguen las facturas. Flaco favor están haciendo los jefes y líderes a sus esbirros, convertidos en proyectos electorales.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *