Leandro Ruiz Pérez

H. Zitácuaro, Mich. – Leandro Ruiz Pérez, es de nacionalidad española, pero de corazón mexicano. Vive en Zitácuaro, en el oriente de la ciudad. Rebasa los 80 años de edad. Tiene en su casa un jardín que es embellecido por flores y algunos árboles frutales.

Entrevistado por “El Despertar”, Ruiz Pérez indicó que participó en el maratón masculino de los Juegos Olímpicos,de verano de 1968, en la ciudad de México. No terminó la competencia, se quedó a mitad del camino, únicamente le dieron medalla de participante. A pesar de ello, tiene el mérito de haber participado en Juegos Olímpicos.

Recuerda que en su juventud jugaba domingo y mus. Éste último, quizás el juego más popular de entre los que se juegan con baraja española. Llegando a obtener algunas copas, en su país natal, España.

Se casó con Almeida Arizmendi Orozco, tuvo dos hijos, uno de nombre Omel y otro Sacramento, ambos terminaron sus estudios profesionales, laborando algún tiempo en empresas como Adidas y Coca Cola.

Su esposa es hija de quien fuera presidente municipal de Zitácuaro, por el año de 1949, el señor J. Sacramento Arizmendi Salazar, quien realizó mejoras materiales al municipio, entre ellas al Jardín de la Mora del Cañonazo.

Ella estudió enfermería y estuvo trabajando alrededor de 8 años en hospitales de la Ciudad de México. La conoció en 1968, fecha en que asistió a los Juegos Olímpicos. En un restaurante estaba ella con dos amigas, en determinado momento charlaron y se presentaron, quizás fue amor a primera vista.

Cuando llevó a su entonces prometida a España, para que conociera a su madre, recuerda que su progenitora le aconsejó que no se casara, porque con el tiempo no iba a tener quien la cuidara. Pero fue más fuerte el amor y finalmente se casó.

Actualmente su hogar es una especie de museo, conserva muchas fotografías de sus familiares. Más adentro hayalgunos carteles taurinos de Pablo Hermoso de Mendoza y Eloy Cavazos, el primero, figura del rejoneo mundial y el segundo un matador de toros, en la actualidad retirado.

En el patio trasero se pueden encontrar algunas frutas que fueron cultivadas hace tiempo, entre ellas guayaba de Jerusalén, guayaba japonesa, pitaya, aguacate, mandarina, míspero, entre otros.

Mientras cumplía su servicio militar en España, una caceta de pólvora se incendió y fue atrapado por el fuego él y su hermano Alfredo.

Hechos ocurridos en el año de 1955, en la ciudad de Burgos.En ese tiempo se exigía a la población dos años de servicio.

Recuerda que precisamente en tiempos de cuaresma, en Jueves Santo, había en ese lugar una especie de bodega, municiones y pólvora.

Se les ocurrió a Leandro y Alfredo hacer un poco de fuego en la puerta, debido al frío. No pensaron en el peligro y se produjo una explosión, lo que los llevó al hospital por una temporada corta.

Al señor Leandro le tocaba también la comisión de poner bajo arresto a las personas que llegaran en estado inconveniente, cuando se les permitía salir por la tarde a los soldados.

En tiempos de su juventud, solía tener sus ratos de esparcimiento, había un lugar al que concurría mucho turismo, tuvo contacto visual con una mujer holandesa, quien le quería “echar lazo”. Como él menciona a manera de anécdota, pero nada ocurrió.

Una de las peculiaridades del señor Leandro es que le gusta conservar documentos y fotografías de la historia de Zitácuaro.

Tiene una imagen del avión Pinocho, de su primer vuelo. El cual fue realizado en 1936, mismo acontecimiento que coincide con su fecha de nacimiento. 

Tiene otra donde está en el monumento del Quijote y Sancho Panza, en la ciudad de Madrid, otras más con Pablo Hermoso y Eloy Cavazos, y muchas más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: