Armas utilizadas en la Independencia y Revolución en exhibición

Zitácuaro, Mich. – En los patios de La Casona de la Estación fue abierta al público una exposición de armamento de utilería, similar al utilizado durante la guerra de Independencia y al de la Revolución Mexicana.

Un par de cañones, una ametralladora y algunos fusiles, son parte del armamento que es exhibido en La Casona de la Estación, para dar cuenta de la artillería utilizada a partir de 1810 y 1910, donde Zitácuaro fue partícipe de estos dos grandes movimientos.

En lo que se refiere a las armas utilizadas en la Revolución Mexicana, el armamento era proveniente de Francia, Inglaterra y Estados Unidos y a partir del año 1970 se adquirieron para el ejército un gran número de revólveres Smith & Wesson, así como revólveres belgas Pieper M1893 de 8mm., Colt M1878 y Remington 1875.

Las armas presentadas en esta sala han sido reproducidas por el maestro Francisco Bustos Duarte. Quien, antes de realizar su elaboración, buscó primeramente documentarse y luego hacer este armamento de utilería.

Durante esta exposición se ofrecieron algunos datos, como el hecho de que en la época Revolucionaria el General Joaquín Amaro atacó la Heroica Zitácuaro, derrotando al ejército Huertista.

Después de este acontecimiento, 13 soldados Huertistas o también llamados “pelones”, sobrevivieron y luego fueron fusilados en el Cerrito de la Independencia.

Cabe señalar que después de realizado un pequeño acto, con la participación de regidores del ayuntamiento y alumnos de la escuela “Amado Nervo”, se dio paso a la inauguración de esta exposición, teniendo también en exhibición una de las armas más mortíferas de la infantería, como es la ametralladora.

De acuerdo a datos proporcionados en la sala de exhibición, esta arma se utilizaba a la defensiva durante la época de la Revolución, misma que era colocada en campanarios, bóvedas de templos o techos de edificios altos, haciendo perder al arma sus características principales: arma ofensiva de tiro rasante.

En México se emplearon la Madsen proveniente de Dinamarca, la Lewis y la Colt de Estados Unidos, la Vickers de Inglaterra y la Hotchkiss de Francia. Por sus características balísticas y por sus condiciones físico-mecánicas, se dio preferencia a la francesa.

Un defecto que tenían estos artefactos, es que a la altura en que estaba ubicado el tirador también no tenía protección y quedaba en posición de estar descubierto.

Los sirvientes de esta arma quedaban expuestos, por lo que muchos morían sobre el arma. El valor suicida hacia que algún jinete tratara de lazar estos artefactos, algunos eran considerados heroísmos estériles, pero ciertos. En aquellos tiempos las ametralladoras se transportaban a brazo, o bien a lomo de caballo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *