Error “garrafal” el cierre guarderías


-Esas instituciones eran manejadas por profesionales y a los niños
se les otorgaba alimentos y ayudaban a la economía familiar.
Por: Gabriel Gómez Rodríguez
H. Zitácuaro, Mich. – Para el médico José Luis Campos Pahua, la decisión que tomó el gobierno
federal de haber quitado las guarderías, fue un error “garrafal”. Hasta un 85 por ciento de las
estancias infantiles en el país cerraron sus puertas, debido a que les fueron quitados los apoyos
económicos.
Subrayó que dichas estancias infantiles eran apoyadas por profesionales, quienes se esmeraban en
atender a la niñez. Además de que se les proporcionaba alimentos y ello ayudaba a la economía
familiar.
Destacó que muchas madres de familia llevaban a sus hijos, para que ellas pudieran irse a trabajar,
ya que en la actualidad es necesario que tanto el padre como la madre trabajen, para que puedan
sostener la familia. Ya que, para la manutención de una familia de cuatro integrantes: padre,
madre y dos hijos, se requieren al menos 12 mil pesos mensuales, de lo contrario hay muchas
limitaciones.
Esto es, considerando una alimentación balanceada, así como el pago de servicios, como internet,
agua potable, energía eléctrica y transporte, por citar algunos ejemplos.
Indicó que en los últimos tiempos la pandemia ha dejado en la quiebra a muchas familias y un
reflejo de lo anterior son los incrementos en los productos de la canasta básica y pago de servicios.
Que, a más de dos años de la aparición de la pandemia por Covid 19, es necesario hacer un
análisis, ya que la economía ha sido afectada de manera considerable.
Sostuvo que la economía no ha crecido, por el contrario, se vive una devaluación severa, de hasta
el 7 por ciento. Quienes llegan al mercado a hacer sus compras, pueden confirmar alzas
constantes en los productos. Entre ellos limón, jitomate, aguacate y otros de la canasta básica,
como el maíz, frijol, arroz, aceite y azúcar, que han tenido incrementos constantes.
Manifestó que un factor que viene a generar más crisis, es la guerra que se vive en Ucrania, tanto
las tortillas como las carnes han sufrido alzas económicas. Prevalecen cada año las cuestas de
enero, pero en esta ocasión se ha prolongado.

Resaltó que, por ejemplo, la clase trabajadora en Zitácuaro no percibe ni siquiera dos salarios
mínimos, aunado a que tampoco están asegurados por el Seguro Social.
Finalmente, consideró como crítico el hecho de que ya no puedan venir personas a realizar sus
actividades de otros municipios, como Altamirano, Tuzantla, Benito Juárez, entre otros, debido a
que si no tienen transporte propio no pueden llegar a Zitácuaro. Esto es por las razones ya
conocidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: