Urge frenar contaminación de aguas y rescatar la Presa del Bosque

Urge frenar contaminación de aguas y rescatar la Presa del Bosque

-El Rastro Municipal sigue siendo un riesgo sanitario al desechar sangre al río San Juan.

-Crescencio Morales cuenta con manantiales y yacimientos, pero en el trayecto son contaminados.

H. Zitácuaro, Mich. – Para el ambientalista Javier Jaramillo Serrato es urgente frenar la contaminación de los ríos y la Presa del Bosque, por ello es necesario realizar un proyecto para poder resarcir los daños, debido al impacto ambiental que genera la contaminación de aguas. La alteración de la calidad del líquido de la Presa del Bosque ha sido por los residuos orgánicos que se generan en Zitácuaro.

Un ejemplo es el Rastro Municipal, del cual se vierten desechos, como sangre, que van a parar al fondo del puente de Fierro. Cuando en otros tiempos era agua cristalina lo que fluía, y no sangre.

Jaramillo Serrato informó que, desde Crescencio Morales, lugar donde hay importantes yacimientos, inicia la contaminación de aguas; es decir, de donde nace el vital líquido, también da principio el deterioro del mismo. Subrayó que todo esto tiene que ver con aguas residuales, que no van todas hacia la planta de tratamiento, y resaltó sus dudas sobre el proceso de purificación.

Citó como ejemplo a Valle de Bravo, que tiene una planta de tratamiento de aguas residuales que ha sido auspiciada por la Comisión Nacional del Agua. Cuenta también con un consejo o comité de cuenca. Ya que, como es del conocimiento de la opinión pública, Zitácuaro y la región aportan un buen caudal de agua con destino a la Ciudad de México y parte del Estado de México, a través del Sistema Cutzamala.

Razón por la cual los tres niveles de gobierno, particularmente, deberían de poner su atención a Zitácuaro, para dotarlo de recursos y se lleve agua de calidad a la Presa del Bosque. Incluso, a la Presa del Bosque darle otro trato diferente, para que no sea el receptor de todo tipo de desechos, que son arrastrados por las fuertes lluvias.

Explicó que se tiene que atender de manera seria esta problemática, además de que en estos tiempos las plantaciones de aguacate han tenido mucho auge y a los ríos se arrojan desechos de fertilizantes, lo que genera un volumen alto de contaminación.

Los tres órdenes de gobierno deben de formar un frente común para darle tratamiento a las aguas que llegan a la Presa del Bosque, la cual fue construida entre 1951 a 1954, por la Comisión Federal de Electricidad y la Conagua. Su estimación es de 50 años de vida, pero en la actualidad tiene en promedio 70 años.

Expresó que han compartido algunas actividades con grupos ambientalistas para realizar la recolección de desechos en este lugar y se ha rescatado una cantidad importante de basura, lo que evidencia el impacto ecológico de manera negativa.

Agregó que es necesario tener algunas “trampas” para detener los desechos sólidos, hablando concretamente de plásticos y otros materiales que van a parar a la Presa del Bosque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *