El razonamiento puro (Despertar Poético)

El razonamiento puro

Un día cualquiera, paseando por el parque, caminando a la orilla del río, sentado en la cima de alguna montaña, o en pleno ajetreo de una ciudad cualesquiera, te llega una idea, y sientes la necesidad de externarla, pero junto a ella te llega una imagen negativa a la mente, una imagen de violencia. Debido a lo revolucionario de la idea, sientes que no es el tiempo correcto de externarla, las mentes arcaicas no están preparadas para recibirla, y tu mente grita que es día y hora de sacarla a la luz, y gritaras “Eureka”, que significa ¡lo he descubierto!, frase atribuida a Arquímedes de Siracusa, cuando por fin resolvió el dilema del rey Hierón II, y no era más que un simple razonamiento que lo hizo avanzar en la línea de la vida.

Así, en cualquier momento te llega la idea esclarecedora, y razonas, y ese razonamiento pronto se verá opacado por otro razonamiento más elevado o complejo. Mientras tanto, tu habrás llegado a fijar la idea primigenia de tu pensamiento elevado, al nivel de conciencia que has trabajado, así logras formar un manifiesto, logras formar un arquetipo que no es bueno ni malo, es sólo la conformación de una idea más grande. Eso nos pasa con todo lo que experimentamos mediante el razonamiento, toda la subjetividad del hombre son sólo ideas más o menos razonadas y se convierten en verdades más o menos aceptadas por el vulgo, y cuando este las lee interesantes y profundas sólo las acepta, no las razona.

 Conforme el hombre va modificando su nivel socio-cultural va aumentando si nivel de conciencia, todo ello derivado de su capacidad de análisis y razonamiento, que le llaman civilización, va acercándose al superhombre, o al hombre universal. Un ejemplo bastante simple de estos cambios de ideas o modernización de ideas, podemos ejemplificarlo con los derechos de los hombres, que se habían promulgado en 1789 en Francia, y que fueron permeando en todo el mundo. En Estados Unidos hasta antes de 1863, los hombres que ostentaban el poder podían presumirse dueños de las vidas de los más desprotegidos, eran tiempos en donde la esclavitud era parte de la normalidad.

 La idea de libertad de aquella época se centraba, en los paupérrimos, en dejar de ser esclavo físico de un amo. Posteriormente la idea de libertad se modificó en libertad física, este movimiento ya había sido superado en Europa por los progresistas, más no los colonialistas. Esa idea de libertad, en nuestros días ha sido modificada, ahora la libertad que busca la muchedumbre es la libertad interior, la esclavitud física ha sido superada, la esclavitud del espíritu aún no. La esclavitud del hombre es más sugestiva ahora, lo mantienen cautivo mediante el uso de la sicología, la idea de libertad ha ido cambiando.

 Las ideas religiosas y políticas también han evolucionado junto con la conciencia colectiva, la idea de dios es distinta hoy a la del dios del renacimiento, la idea política es distinta a la de la conquista, todo esto derivado del razonamiento colectivo. El razonamiento es una facultad inherente a los humanos, al menos hasta hoy, dicha facultad nos permite resolver problemas mediante el análisis y la argumentación, y con ello se aprende, pues se crean conexiones causales y lógicas de las líneas de argumentación.

Decíamos que el hombre ha evolucionado conforme evoluciona su razonamiento, y el razonamiento es la causa de que el hombre evolucione, es un proceso meramente intelectual. Eso quiere decir que nunca encontraremos un punto final a la evolución del pensamiento, pues el razonamiento puro es el infinito acordar, o la infinita conclusión, será encontrado cuando el hombre sea un solo ser consigo mismo, cuando la congruencia entre el ser, el estar y el pensar sea uno solo. En nuestros días, la forma de razonar aun no encuentra la pureza del pensamiento, las ideas están contaminadas por las pasiones, las ideas aún no son puras, son producto aún de la mendaz manipulación, inducida o autoinducida.

 La mendacidad es el manejo irresponsable de los dueños del poder de la información para manejar al hombre como simple cliente, el razonamiento moderno está cercado por algunos vicios propios de la evolución actual, no es razonamiento puro, es un razonamiento basado en intereses. El que la sociedad moderna de más importancia al poseer bienes o recursos de mercado, está basado en una lógica de mercado, en una lógica de consumo, y el hombre razona basado en esas premisas, vive para tener, trabaja para tener, vive para poseer, trabaja para poseer, por la lógica o razonamiento que ese estatus le dará poder sobre otros hombres que no le son iguales, y efectivamente, no somos iguales en cuanto a la evolución del pensamiento y razonamiento, aunque en las leyes naturales y del hombre si lo seamos.

 Dentro de la lógica del poseer materia trae como consecuencia obtener poder, es simple deducir la línea de pensamiento y de acción de la humanidad, esta enfocará todos los esfuerzos a poseer materia para obtener poder, mientras su razonamiento no le permita enfocar los esfuerzos hacía otro derrotero, quizá porque no existe aún una nueva corriente que los dirija hacía ese nuevo destino, como si lo está haciendo el mercado de la electrónica, que sigue enfocando sus esfuerzos a manipular la idea de progreso del común, dándoles un derrotero, llamado estatus.

Los librepensadores se han librado de razonamientos viciados, debido a la pureza de los suyos, que buscan las respuestas fuera de la corriente del común, ellos ven a los simples mortales desfilar entre la pasión y el deseo lanzando ideas para poder sacarlos del bache, pero si en la mente del hombre común no entra un poco de razón, es complicado sacarlo del fango, ¿Cómo poder hacer entender a un hombre de este día que el consumo le embota los sentidos sin lastimar su ego? Parece tarea imposible, tendrás que esperar a que la vida lo golpeé y esté vulnerable y predispuesto a escuchar ideas distintas que le muestren una nueva forma de razonar y que sus conclusiones sean más sensatas, apegadas más a la naturaleza humana, ese momento de vulnerabilidad debe ser aprovechado, es cuando se desconecta de la muchedumbre, cuando su mente se aleja de los grandes conglomerados morales basados en modas.

 Lo hemos visto en personas que sufren daños fuertes en su salud, cuando la muerte les enseña la guadaña, en ese momento empiezan a apreciar la vida, empiezan a apreciar su cuerpo, empiezan a ver la importancia del dinero de una manera distinta, empiezan a ver a la humanidad de otra forma, empiezan a ser hombres, sólo los librepensadores están fuera del común por motu propio, sin necesidad de que la vida los arrastre por el fango de la experiencia propia. Ellos están más cerca del razonamiento puro, pues su razonamiento es el encuentro con la verdad más excelsa, con la que tiene menos tintes de mentira, la que se ha equilibrado entre lo malo y lo bueno, una verdad justa.

La razón pura tiene la obligación de argumentar el destino del hombre y señalarle su rúa, tiene la obligación de quitarle prejuicios, de hacerlo llegar al superhombre, tiene la obligación de manejarse con verdades, con justicia, con la razón. La razón pura es la razón desnuda de subjetividades, es la mente misma del universo expresada en el lenguaje del hombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *