Política en lo oscurito


Nombre del artículo: ¡El envés político a veces

funciona!

Autor: Don filosofo de Cedano

¡El envés político a veces funciona!
Estaba una vez Don Cedano sentadito en su enorme poltrona leyendo al
Capulinita, entre carcajada y carcajada se le salía una lagrima ¡Que tristeza,
tan triste! Los que entiendan esto, es que ya están viejos como Don Cedano, y
es que la edad nos alcanzó… bueno, les voy a explicar el porqué de la lágrima:
resulta que, entre bromas, sustos y casualidades casuales, Capulina se
convertía en el héroe de la pequeña revista. Me reía, cuando hacía gestos
cómicos, como cuando le daba miedo y decía “me hache achí”, mostrando los
dedos juntos de la mano, palma arriba y moviéndolos ansiosamente, ese gesto
lo usábamos cuando éramos niños y nos queríamos hacer los valientes, como
cuando nos retábamos para pasar por el panteón una vez oscureciendo el día.
De esa manera nos retábamos, era divertido.
Ahora nos da más tranquilidad pasar frente al panteón que frente a las
barricadas que el pueblo bueno y sabio colocó nuevamente en El Tejaban,
entrando al municipio de Nuevo Urecho, a escasos dos kilómetros de la
autopista… que no es autopista, pero así la llaman para cobrarte el uso como
tal… Siglo XXI, y es que, en esas barricadas, que ahora no entiendo para que
sirven… bueno, si entiendo, que a mí para nada me sirven, ellos dicen que es
para nuestra propia seguridad. Así como cuando te paran los policías a hacerte
una “revisión de rutina”, por tu propia seguridad pues, no vaya a ser que lleves
dinero y te lo gastes en cosas superfluas, mejor te lo quitan y así evitan caigas
en tentaciones, ja, ja, ja…
Bueno, uno u otro es indiferente cuando te dejan sin nada. Lo que, si no nos
es indiferente, es la apatía que tiene el gobierno federal, estatal o municipal
para hacerse cargo de la seguridad y tranquilidad de los Michoacanos, los de
otros estados que se rasquen con sus propias uñas… ¿Qué? ¿Por eso estamos
como estamos, por personajes como yo, que solo ven por los intereses
personales? ¡Charros! Tiene razón, debemos ser muchos, porqué en todo el

país hay inseguridad y no nos hemos unido contra el gobierno, para que nos
asegure el libre tránsito y nos de seguridad, para eso fueron elegidos y no para
que sientan que son elegidos para pelearse entre ellos, robándose entre ellos,
haciendo su circo entre ellos.
Por eso les decía pues, que cuando veo el Capulinita, no solo me rio de las
ocurrencias, también lloro de las coincidencias que tiene con el actual
gobierno; por ejemplo, cuando Capulinita dice: “Lo que diga mi dedito”, me
acuerdo no solo de San Péjele, sino de toda la sarta de empleados que tenemos
que se sienten patrones y la ley andando, o sea nuestros gobernantes venidos a
más, con más ganas de joder que de ayudar, como el circo mañanero pues, que
se molesta contra todos aquellos que están en su contra.
Tendría razón si fuese una dictadura, pero en democracia es lo más sano, aun
y que estuvieran mal todos los contrarios, la democracia es la voluntad de las
mayorías, así que, si no le aprueban la reforma eléctrica, debe atener a la
voluntad de la mayoría, que no tardará en que sea la mayoría del pueblo bueno
y sabio la que lo elija, ja, ja, ja, bueno, es un decir, y no es que le de ideas,
esas ya las trae, solo falta que encuentren el mecanismo para llevarlas a cabo.
El discurso ya está bien sobado, tanto que todos aquellos que están en contra,
ahora son considerados vende patrias y puede que tengan razón, pero ya no es
suficiente hablar, hay que actuar.
Todos aquellos legisladores venidos a marrulleros, como el clásico Lloroña, y
demás testaferros que se comportan como se comportaban los anteriores, con
harta rabia y harto resentimiento, sabemos, los que investigamos un poco la
historia, que los patrones de conducta de los políticos no cambia mucho, como
dice el clásico, cambiarán los actores, pero no cambia el escenario, ni la obra
de teatro, el dedito hace exactamente lo mismo que antes hacía, y hay quienes
lo festejan, porque ahora es diferente. Por eso llora Don Cedano. Puede que
ahora sea un dedo de izquierda, como lo fue antes de derecha, al final sigue
señalando con la misma mano y el mismo dedo lo que deben hacer sus
huestes, quienes lo deben hacer y cómo lo deben hacer.
Ya deberíamos parar en seco todas esas acciones llamadas de gobierno,
deberíamos empezar a ser más exigentes con la calidad de personas que
metemos a administrar nuestros recursos, no a gobernarnos. Los funcionarios
se comportan despóticamente, como si fuesen un rey totalitario al que todos
debemos obedecer, a todos los niveles. Al menos así se comportan, lo
podemos ver en las sencillas policías municipales, y de allí para arriba. Lo
vemos en los presidentes municipales y de allí para arriba, todos cuando
tienen un cargo, con poquito poder, se inflan. Nuestro prejidente se infló el

mismo día que fue elegido y todavía tiene gas para seguir inflándose y seguir
influyendo en los demás.
Cierto que hay vividores a los que hay que ir quitándoles poder y formas de
robar, pero no enquistando el odio, de eso ya tenemos bastante con nosotros
mismos, que nos seguimos matando, por todo y por nada. Vemos como en
Zamora siguen desatados los violentos y las muertes se siguen acumulando.
Lo bueno, es que ya tenemos tianguis artesanal en Uruapan, ya hacía falta, al
rato ni de la pandemia se van a acordar, cuando las cosas se nivelen, cuando el
curso de la vida de los demás sea el mismo que hace dos años, cuando salgas
sin miedo al coronavirus, porque miedo a los violentos parece más complicado
de erradicar, aunque existe una vacuna y se llama “hacer respetar la ley”, cosa
que no quiere hacer ni nuestro presidente, mucho menos aquel que la trae
fajada al cinto o con cinco carrilleras montadas al pecho.
Esta última ley, es la más socorrida en muchas regiones del país, donde
gobierna el violento, volteen a la Huacana, donde no podemos pasar, los
violentos taparon por completo la carretera entre Ario y La Huacana, vean
Nuevo Urecho, que ya colocaron nuevamente las barricadas, vean Taretan,
que no se han retirado desde hace más de un año, vean Lombardía que
también sufre de esos males, vean a Zitácuaro, que la violencia no para, pero
ganamos la consulta, ja, ja, allá votaron prácticamente todos los del padrón a
favor de que se quede nuejtro prejidente.
Bueno, según la ley, debería ser el pueblo el que la promoviera, y como fue el
mismo gobierno quien la hizo, quiere decir que hay algo más de trasfondo.
Esta jugada trae jiribilla… vamos a sentarnos a analizar la jugada y a esperar
el siguiente golpe, que no creo sea simple, va a ser un buen Madrazo, y no
como aquel gris candidato del Prit, cuando demostraba su declive, sino
verdadero, que hasta nos va a sangrar la boca, esos del gobierno, se cuecen
aparte, nada bueno puede predecir Don Cedano de esa jugada.
Como nada bueno está viendo que haga el gobierno aún con el dinero
recaudado del reemplacamiento, de eso no me extraña que digan que aún no
empiezan con las obras, la burocracia que traen es lenta, como lo era antes…
pero más ahora… porque en lugar de dedicarse a chambear duro, se dedican a
buscar hilos negros y según a hacer denuncias penales contra funcionarios del
sexenio anterior, ya me imagino a Silvano bien nervioso y preocupado,
silbando en una hamaca, bajo un frondoso árbol de aguacate, ja, ja, ja…
Sería interesante ver esas jugadas magistrales que demuestren que hay
justicia, el cobrar impuestos no lo es, eso se llama robo en despoblado, para

mantener a un aparato que no sabemos si va a funcionar o no, porque lo más
sencillo es imponerse que administrar. Así me gustaría que llegaran y les
dijeran a los malandros (que hay muchos), espero que no estén despachando
de manera oficial en alguna dependencia, pues, y les dijeran “les impongo una
cuota llamada impuesto que les impedirá delinquir”, al que no lo haga, les
mando a hacienda, y el que no traiga su calcomanía, les embargamos, algo así
podría ser, y no solo al contribuyente cautivo, que tiene que pagar por todo, ya
casi regresamos a la época de Santa Ana, cuando deberías pagar por tener
ventanas en tu casa, ahora debes pagar por tener auto, y si no te lo embargan,
o te lo quitan, o te multan, o te piden mordida, alías moche.
Y no se diga por usar autopistas, que muchas ni lo son, son simples carreteras
que algún gobierno dio en concesión y sigue generando dinero para no
sabemos quién, o quizá para ya sabes quién, porque han estado subiendo las
tarifas año tras año, hasta dos veces, solo basta que quieran viajar por el país,
y verán cuanto les toca pagar, y este gobierno no ha hablado nada de los
recursos que salen del cobro de casetas ¿Estarán sus amigos operando las
concesiones? ¿O será la caja chica de este gobierno, como señalaban del
anterior?, algo debe de haber, solo esperemos que la oposición ahora sí se faje
los pantalones y con crítica constructiva haga revivir la democracia, antes de
que lleguemos a una dictadura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *